Esta vez, los niños deberán quedarse a cargo del conejo de peluche de un señor que asegura que es de verdad. El conejo desaparecerá y los niños no podrán creerlo.

Deja un Comentario