El próximo miércoles 8 de marzo se celebra el Día Mundial de la Mujer Trabajadora y la asociación “Clave atención a la deficiencia auditiva” (www.fundacionoiresclave.org) quiere llamar la atención sobre el papel de las madres-cuidadoras a tiempo completo de niños con problemas de audición.

Un 58% de mujeres que aparca o ralentiza su carrera profesional tras tener hijos, este porcentaje alarmante se dispara cuando un hijo padece algún tipo de discapacidad.
El descubrimiento de la sordera de un hijo supone un gran impacto emocional al que además hay que añadir cambios en la organización familiar para incorporar nuevas actividades en las rutinas diarias: citas con especialistas hasta lograr un diagnóstico, búsqueda de profesionales para la adaptación protésica y tratamiento logopédico, más sesiones de evaluación, más citas con el audiólogo, las sesiones continuada de logopedia para atender las necesidades de un niño con problemas de audición.

En la mayor parte de los casos son las madres quienes asumen los cuidados, la asistencia las sesiones de tratamiento y la estimulación diaria y continuada. Para ello, muchas de ellas se ven obligadas a abandonar o aparcar su carrera profesional para poder ofrecerle la dedicación que implican las terapias que su hijo requiere.

Por todo ello, La Asociación Oír es Clave, reclama más y mejores medidas de conciliación que permitan a estas madres, y también a los padres involucrados, compatibilizar el desarrollo de su profesión con el tratamiento y desarrollo que requiere un hijo con problemas de audición.

¿Y qué se puede hacer para cambiar esta situación?
La Asociación Oír es Clave y el colectivo de familias con las que trabaja propone medidas gubernamentales como: aumentar el tiempo de baja por maternidad a las madres y padres de hijos con discapacidad auditiva; reducir la jornada laboral que permita atender las necesidades específicas de atención a sus hijos; ofrecer flexibilidad en las jornadas laborales de ambos progenitores; aumentar los periodos de excedencia con reserva del puesto de trabajo o considerar como cotizado a la seguridad social el tiempo de excedencia por el cuidado de sus hijos.
De esta forma las mujeres trabajadoras y madres de niños con discapacidad auditiva podrían continuar con su vida profesional sin que repercuta en el desarrollo y educación de sus hijos.
Acerca de la Fundación Oír Es Clave
La Fundación Oír es Clave tiene como objetivo ayudar a las familias para que lideren la educación de su hijo con sordera, aboguen por sus derechos y hagan posible que su hijo aprenda a escuchar y a hablar. Para ello cuenta con un centro de Atención Temprana en Discapacidad Auditiva que permite atender a las familias de los niños de 0 a 6 años con problemas de audición. http://www.fundacionoiresclave.org/

Contacto prensa:
María Aguilar – Marina Golpe
AGUILAR COMUNICACIÓN
Tel. + 34 91 541 68 46
equipo@aguilarcomunicacion.es

Deja un comentario