Los paisajes irlandeses, protagonistas de la nueva superproducción de Ridley Scott

La épica historia de El Último Duelo transcurre fundamentalmente bajo el telón de fondo del castillo de Cahir.

Irlanda, protagonista de la nueva superproducción de Ridley Scott
Jorge Miranda | 2 minutos de lectura
Publicado el 9, noviembre |

El Último Duelo, la esperada película dirigida por Ridley Scott, ha llegado por fin a las salas de cine tras los largos retrasos causados por la pandemia. La película, estrenada el viernes 29 de octubre en España, es una historia de traición y venganza y está protagonizada por actores de peso como Jodie Comer, Adam Driver, Matt Damon y Ben Affleck.

Aunque  el filme está ambientado en la Francia del siglo XIV, la película se rodó en gran parte en Irlanda, y el castillo de Cahir, en el condado de Tipperary, tiene un papel protagonista. Este castillo del siglo XII es de hecho uno de los más grandes y mejor conservados de toda la isla. Construido sobre una isla rocosa en el río Suir, las robustas murallas, las torretas, el torreón y el foso del castillo de Cahir lo convierten en un modelo referente de diseño defensivo y en el escenario perfecto para las emocionantes escenas de batalla.   Los cinéfilos que deseen visitar el lugar de rodaje también disfrutarán del excelente espectáculo audiovisual disponible en el castillo, que ofrece un recorrido detallado por su larga historia y ocultos secretos.

En el rodaje de El último Duelo también se utilizaron varias localizaciones en Dublín y Wicklow, así como los restos medievales de la Abadía de Bective, en el condado de Meath.

Para el protagonista de la película, Matt Damon, el rodaje en Irlanda se convirtió en una estancia más larga de lo que esperaba. Una semana después de su llegada en marzo de 2020 para rodar El Último Duelo, el país tuvo que confinarse y durante varios meses no pudo alejarse más de 2 km de su lujosa residencia de Dalkey. Sin embargo, la estancia forzosa le permitió relajarse y disfrutar de los hermosos alrededores del pueblo y pronto se le vio haciendo footing en Killiney Hill y nadando en el Mar de Irlanda.

Entrevistado en su momento, Damon dijo: "Este es uno de los lugares más hermosos en los que hemos estado. Es absolutamente precioso. Incluso en un radio de 2 km, tenemos árboles, bosques y el océano. Y ahora que está floreciendo, es increíble, un poco como un cuento de hadas".

Dalkey tiene un rico patrimonio, ya que fue el principal puerto de Dublín en la Edad Media. El encantador pueblo tiene ahora un ambiente cosmopolita, con muchos y buenos restaurantes y acogedores pubs. Es el hogar de algunas de las estrellas irlandesas, como Enya, Bono y The Edge, de U2, y el director Neil Jordan.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será publicado. Se usará únicamente para validar tu identidad. Todos los campos son obligatorios.