Viajamos a Tanzania

Entre mis viajes favoritos quiero destacar Tanzania, hacía dos años que había podido disfrutar de un safari por Kenia y me quedé completamente enamorada de África, nuca había visto un atardecer más bonito.

Volé con Ethiopian Airlines haciendo escala en Etiopia y sin ningún problema, el aeropuerto no es muy grande, está un poco masificado, en mi vida había visto tanta variedad cultural gente con turbantes, velos, túnicas, vestidos de colores, hijab… todos caminando de un sitio a otro la mayoría haciendo escala. Hay un par de cafeterías y algunas tiendas con souvenirs y productos típicos como el café o las prendas de algodón. Única pega, que la cerveza típica de allí es bastante mala para mi gusto (siempre intento probar las cervezas locales).

Al sobrevolar Tanzania ya tuve mi primer momento de euforia viajera, al ver el Kilimanjaro, impresionante. Aterrizamos en Arusha y allí nos fueron a recoger para ir al hotel, tan solo pasaríamos una noche, a la mañana siguiente nos recogían para iniciar la ruta de los safaris por los parques nacionales. El hotel Four Points by Sheraton Arusha esta bastante bien, muy agradable poder cenar en la terraza tiene zona de jardines y piscina, las habitaciones confortables y muy limpias para poder coger fuerzas antes de empezar la aventura de kilómetros y kilómetros descubriendo el país. Llegue bastante tarde y me aconsejaron mucha precaución si decidía salir a dar una vuelta por mi cuenta, así que al final me quede descansando.



Siguiente parada el Parque Nacional de Tarangire nos alojamos en el hotel Sopa Lodge Tarangire y me encantó!!! La única pena es que no me dio tiempo a disfrutar de todas las instalaciones la piscina, los jardines… son pequeños edificios de una planta, mi habitación estaba en el piso superior y desde la terraza no puedes imaginar que vistas… comimos una barbacoa en el jardín y todo fue perfecto.

En este parque vimos un montón de elefantes, cebras, ñus, gacelas… para los que amamos la naturaleza y la única forma que tenemos de ver animales es en libertad es un auténtico lujo. En este parque solo vimos herbívoros y aves. Entre ellas mi favorita La Carraca Lila, tiene unos colores preciosos viven en África y es el símbolo nacional de Kenia y Botswana. Por supuesto que mi árbol favorito también esta aquí, el baobab además ya había leído que de forma inexplicable los más longevos se están muriendo, así que necesitaba grabar en mi memoria su imagen.
Al sobrevolar Tanzania ya tuve mi primer momento de euforia viajera, al ver el Kilimanjaro, impresionante

Uno de los guías nos contó una leyenda africana, el baobab era considerado por todos los seres de tierra el árbol más hermoso del planeta y por eso los dioses decidieron hacerle el regalo de la extrema longevidad, podía vivir más años que cualquier otro ser vivo. El baobab lleno de orgullo, soberbia y vanidad por su nueva condición comenzó a crecer y crecer y con sus ramas ocultaba la luz del sol al resto de criaturas que vivían por debajo, incluso llego a retar a los dioses alardeando de que en breve les alcanzaría, estos enfadados decidieron darle una lección, le retiraron su bendición y fue condenado a vivir boca abajo con las raíces creciendo por fuera y las flores bajo tierra.

De vuelta al hotel una cerveza fresquita, esta si que estaba bien buena La Serengeti (esto es solo mi opinión) por los jardines que rodean las habitaciones puedes ver lagartos de color llamativo, la cabeza y mitad del cuerpo entre rojo y fucsia y el resto azul oscuro el Agama Rojo, los que tienen el color llamativo son los machos, como de costumbre intentando llamar la atención… sin comentarios.

Importante!! al atardecer no te olvides el antimosquitos yo siempre uso Relec Extra Fuerte, en estas zonas hay muchas moscas sobre todo si hay cerca un rebaño de ñus, cebras, búfalos… y también hay mosca tsé-tsé a mí por suerte nunca me ha picado pero dicen que duele mucho, estas moscas van a los colores azul oscuro y negro, en algunas sitios cuelgan telas de este color para atraerlas y alejarlas de otras zonas, para las moscas no hay repelente solo usar manga larga, calcetines… y vestirse con colores claros, en este punto también aviso que yo me puse la vacuna de la fiebre amarilla y cuando he viajado a África he tomado Malarone aunque conozco gente que decidió no tomarlo y no les ha pasado nada. El agua hasta para lavarte los dientes mineral, de las botellas que te dejan en la habitación. Pero en general creo que en ocasiones la gente lo ve más peligroso y molesto de lo que realmente es.

Sobre el autor
Let the World surprise you!! Una loca de los viajes y los animales, aficionada a la fotografía.
Ver todos los artículos

Deja un comentario