La evolución del GDPR un año después

Ignacio de Pedro, director de preventa de Veritas Technologies España analiza la evolución en España

0

Un año después de la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (conocido como GDPR, por sus siglas en inglés) la realidad es que la mayoría de las organizaciones no han puesto mucho énfasis en lo que respecta a la gestión y almacenamiento de los datos.

Generalmente las empresas se han centrado en eliminar posibles riesgos de dos maneras: eliminando datos antiguos que ya no son necesarios y tomando decisiones para evitar el riesgo de litigios. Todo a través de formularios de consentimiento en la web donde se pide al usuario que permita usar sus datos o a través de correos informativos sobre las nuevas reglas del reglamento. En lugar de corregir los desafíos subyacentes que presenta la gestión de datos, las empresas han preferido hacer lo más sencillo para evitar problemas legales de una manera rápida.

Este enfoque tan relajado de la protección de datos es producto de la falta de multas y sanciones en materia de GDPR para las empresas que no cumplen con la nueva regulación. Sin embargo, solo hay un camino mediante el cual poner en marcha la GDPR: mejorando la transparencia.

Las infracciones de datos de alto nivel han hecho que los consumidores sean cada vez más cautelosos sobre qué datos comparten, dónde se almacenan y a quién acceden.

Nuestras investigaciones han revelado que una protección de datos insuficiente puede tener un grave impacto comercial en las empresas: el 56% de los consumidores abandonaría una empresa que no protege sus datos y un 47% recurriría a un competidor.

Durante el último año, muchas de las organizaciones que han cometido alguna infracción, han tomado medidas correctas para alertar al usuario, permitiendo que estos puedan actualizar sus contraseñas y sentirse más seguros, por ejemplo.

En la era de las noticias falsas y las continuas sospechas hacia las grandes corporaciones, es importante aplicar un enfoque honesto que beneficie al consumidor y que le permita estar protegido.

Sin embargo, únicamente la transparencia no es suficiente. En un futuro próximo, es probable que el sector jurídico comience a monetizar con el nuevo reglamento GDPR, alentando a los consumidores cuya información ha sido mal utilizado a buscar una compensación contra aquellas empresas que hayan tomado ciertos atajos en materia de gestión y protección de datos.

Para prepararse para esto, las compañías deben asegurarse de tener una visibilidad y control total de los datos que manejan. Es fundamental que utilicen tecnologías que pueda ayudarlos a localizar, proteger y administrar sus datos, antes de que sea demasiado tarde.

Sobre Veritas

Veritas Technologies es el líder mundial en gestión de datos empresariales. Nuestro software y soluciones ayudan a las compañías a proteger sus datos más críticos. Decenas de miles de empresas, incluido el 97% de las compañías del Fortune 100, confían en nosotros todos los días para realizar copias de seguridad y recuperar sus datos para mantenerlos seguros y disponibles en todo momento, para evitar posibles fallos y asegurar el cumplimiento de la regulación vigente. En la economía digital de hoy en día, Veritas ofrece soluciones para ayudar a las organizaciones a reducir riesgos y capitalizar su activo digital más importante: sus datos.  Obtenga más información en https://www.veritas.com/ o síganos en Twitter en @veritastechllc.

Deja un comentario