deNoticias

Lo que aceptas, sin saber, al usar Clubhouse

Lo que aceptas, sin saber, al usar Clubhouse

Ser un usuario activo, cobrar 100$ si mueres, ceder tu contenido, revelar secretos, no dar información falsa...

Entre el 90% y hasta el 99% de los usuarios (según ProPrivacy.com) no lee las condiciones de servicio ni la política de privacidad de datos de las apps y servicios digitales que se descargan y utilizan. Con dos millones de descargas, recién llegada a España y sólo disponible de momento para iOS, Clubhouse se ha convertido en la última app de moda. Y cómo toda app de moda, ya ha tenido que revisar y actualizar su política de privacidad y condiciones de servicio por las dudas que generaban la forma y el lugar en el que se almacenaban los datos y conversaciones de los usuarios.

Más allá del interés geopolítico por la ubicación de los servidores donde se almacenan los datos de los usuarios de estas aplicaciones, desde la consultora de desarrollo digital española Syntonize recuerdan que es importante conocer las implicaciones legales que uno acepta cada vez que se descarga una app.

“Ya no es que los usuarios no lean las condiciones de servicio, sino que, aunque lo hagan, muchos no las entienden, pero eso no les exime de asumir las implicaciones legales que aceptan”, advierte Juan Quintanilla, CEO de Syntonize. “Se suele poner el foco en la protección de datos, pero el mero hecho de tener que acudir a un tribunal en California o Miami porque has aceptado litigar ahí, ya puede suponer un gasto enorme para una persona o una empresa sólo en alojamiento y traslado”.

Desde la consultora repasan algunas de las curiosidades legales que aceptan los usuarios que conversan en Clubhouse, propiedad de Alpha Exploration Co:

1) Aceptar nuevas condiciones sin que se te notifiquen. Desde el pasado 2 de noviembre cuando se actualizaron las condiciones de servicio, los usuarios consienten la grabación temporal de sus audios como mínimo durante el tiempo que dure la conversación. Una actualización que sólo se comunica en la web y que los usuarios aceptan por el mero hecho de seguir usando el servicio, aunque no sean conscientes de los cambios. Lo mismo ocurre con un posible cambio de tarifas, que la app puede comunicar en la web o al email del usuario con 15 de días de antelación. En caso de seguir usando la app se dará por consentida la nueva tarifa.

2) Sólo para mayores de 18 años y que sean activos. Como ocurre con la mayoría de los servicios digitales aunque no se cumpla, Clubhouse sólo puede ser usada por personas mayores de 18 años. Y podrá paralizar o suspender el servicio sin necesidad de comunicárselo al abonado o cancelar las cuentas de aquellos usuarios que estén inactivas por un periodo prolongado de tiempo, sin especificar cuánto.

3) No usarás Clubhouse para dar información falsa o hacer concursos. Los usuarios no pueden utilizar la app para enviar virus, spam, cadenas de mensajes, propuestas de negocio piramidal, encuestas, concursos o loterías, entre otras cosas. Tampoco pueden usar lenguaje que sea dañino, amenazante, abusivo, acosador, delictivo, excesivamente violento, difamatorio, vulgar, obsceno, pornográfico, calumnioso, invasivo de la privacidad de otra persona o que evoque odio racial o étnico. Y, para evitar bulos y fake news, no se puede dar información falsa.

4) No puedes contar los “off the record”. Contar secretos a desconocidos no parece una buena idea. Pero por si acaso, se necesita un consentimiento escrito de todos los miembros de la conversación para grabar parte de ésta y no se puede compartir información fuera de Clubhouse cuando el orador haya dicho explícitamente que esa conversación es “off the record”. En la Guía de Uso de la Comunidad, señalan que no se puede transcribir, grabar, reproducir o compartir la información obtenida en Clubhouse sin el correspondiente permiso.

5) Clubhouse sí puede usar libremente tus contenidos. Al cargar cualquier contenido a Clubhouse el usuario otorga a la compañía y a las empresas afiliadas una licencia mundial, libre de derechos, transferible, sublicenciable, perpetua e irrevocable para hacer cualquier uso del contenido subido a la red sin necesidad de tener que pagar por ello y de forma perpetua para la promoción, publicidad o marketing del servicio en cualquier forma, medio o tecnología actual o que se desarrolle en el futuro. Curiosamente, la compañía pide a los usuarios velar por la protección de la propiedad intelectual.

6) Indemnización de 100 dólares, incluso si mueres. El usuario exonera a la compañía y a sus afiliados de los daños, gastos, acciones de cualquier tipo y lesiones, incluida la muerte, derivadas del uso del servicio o por la violación de las condiciones del servicio. Y advierte de que, en caso de indemnización, no pagará más de lo que el usuario haya abonado por los últimos seis meses de servicio o, a mayores, 100 dólares.

7) Autorizas a analizar tus conversaciones. No debería coger a nadie por sorpresa, pero la compañía se reserva el derecho a recopilar información sobre cómo utiliza el servicio un usuario, los tipos de conversaciones en las que participa, el contenido que comparte, las funciones que utiliza, las acciones que realiza, las personas o cuentas con las que interactúa y el tiempo, la frecuencia y la duración de su uso.

8) Demandas telefónicas vía corte de arbitraje. La compañía deriva cualquier litigio asociado a los términos del servicio y las condiciones de privacidad al arbitraje de la Asociación Americana de Arbitraje y a los tribunales de San Francisco para cualquier otra demanda legal. Aunque accede a acordar una corte de arbitraje que venga bien a ambas partes y a que, en el caso de reclamaciones menores a 10.000 dólares, la vista sea telefónica o presencial, según prefiera el usuario. Eso sí, la reclamación y su posible reparación (incluida una compensación monetaria, por mandato judicial y declaratoria) sólo podrá ser a título individual.

Como con el resto de las aplicaciones más utilizadas, desconocer la “letra pequeña” de los términos de uso no permite su incumplimiento, pero en general las reglas en todas son similares, por lo que desde Syntonize se recomienda hacer un uso sensato de cualquier aplicación y se recuerda que la información que compartimos en ellas suele convertirse en propiedad del fabricante por lo que se apela a la responsabilidad de los usuarios para no publicar datos sensibles o personales.

Sobre Syntonize

Syntonize nació en 2009 con la marca Funciona. En este tiempo ha llevado a cabo más de 500 proyectos en 12 países y tiene presencia en todo el mundo. Es una compañía tecnológica formada por expertos en transformación digital y contribuye a la creación de valor en organizaciones de cualquier sector y tamaño ofreciendo servicios de Digital Strategy, User Experience, Agile Development y Data Analytics. Syntonize crea soluciones digitales a medida que integran pensamiento estratégico, creatividad, usabilidad y tecnología y apuesta por el talento trabajando en equipos transversales comprometidos con la calidad, el servicio dedicado, la confianza y la honestidad. Si quieres saber más sobre Syntonize, visita https://www.syntonize.com/.

Deja un comentario

Marketplace