Tener un bebé en casa te da la oportunidad de hacer esas sesiones fotográficas de tu bebé que serán para toda la vida.

Te traigo algunos consejos para cuando decidas hacer esas sesiones fotográficas para bebés. Muchos de los consejos para hacer fotos a niños son aplicables en fotografías de bebés, pero la diferencia fundamental entre los recién nacidos y los niños a partir de un año de edad radica fundamentalmente en su movilidad. Así que te en cuenta estos consejos y los puedes aplicar a tus fotografías.

1º Tiene la cámara siempre a mano.
Teniendo la cámara a mano y con la batería bien cargada podrás hacer muchas más fotos que si tienes la cámara guardada y tienes que levantarte a por ella cuando quieras hacer fotos.

2º Haz muchas pero muchas fotos.
Con las cámaras digitales no hay problema por hacer muchísimas fotos, las puedes después guardarlas en un ordenador o disco duro externo. Muy frecuentemente es que hacemos muchas fotos en las primeras horas o días de vida de un bebé, y relajamos luego la práctica de la fotografía, dejando pasar meses sin fotografiar a los niños. Esta es la razón principal para que le hagas muchísimas fotos.

3º Acércate lo más que puedas
No tengas miedo de hacer primerísimos planos. Acércate todo lo que tu cámara te permita. Verás que chulas te quedarán.

4º Enfoca a los ojos.
Si estás sacando fotografías a la cara del bebé, no olvides, como en cualquier retrato, enfocar a los ojos. De nada sirve una buena composición o una iluminación maravillosa, si los ojos quedan desenfocados.

5º Usa luz indirecta.
Si no quieres usar flash, por si el bebé se asusta o se despierta si está dormido, prueba a utilizar la luz natural de forma indirecta. Puedes hacer fotos al bebé junto a una ventana de modo que la luz incida lateralmente sobre su rostro.

Y un último consejo que a mi en especial me gusta bastante:

Prueba fotografiar en blanco y negro. La fotografía en blanco y negro tiene un encanto especial. No dejes de trabajar el blanco y negro en tus fotos. También puedes fotografiar en color y posteriormente convertir tus fotografías a blanco y negro.

¿Y tú tienes algún consejo?

Deja un comentario