deNoticias

El aumento de aparatos y formas de comunicarse, así como la globalización y la velocidad en la que se mueve el mundo, ha hecho que a menudo surjan dudas y preguntas. Los tutoriales de internet pretenden despejar todas esas preguntas

Es frecuente pensar que en internet está toda la información, y en cierto modo así es. Sin embargo, existe un tipo de información muy concreta que, por su utilidad, es posiblemente la más demandada. Se trata de aquella que explica cómo saber ciertas cosas que pueden ser muy importantes o pueden facilitar mucho el día a día de las personas.

A menudo cuando se plantea la información sobre temas cotidianos y de utilidad para la mayor parte de internautas, se dice que se trata de ‘tutoriales’. A menudo los tutoriales se relacionan con el formato audiovisual, pero son también muchas las páginas que ofrecen compilaciones de tutoriales escritos en lenguaje ameno y asequible, con información útil y relevante, que deben considerarse dentro de la categoría de blogs de tutoriales.

Es el caso de webs como ‘comosaber.online’, en la que se dan respuesta a preguntas tan diversas como \'¿Cómo saber si me han aprobado la RAI?\', \'¿Cómo saber dónde está mi hijo por el móvil?\' o \'¿Cómo saber dónde vive una persona?\'; que recibe miles de consultas cada día.

El éxito de este tipo de tutoriales reside en la sencillez de sus explicaciones y en que dan respuesta a preguntas que muchas personas se formulan a diario y que difícilmente encuentran una respuesta clara en sitios oficiales. El mérito de este tipo de tutoriales reside precisamente en saber comprender las necesidades de los internautas y hablarles en su propio idioma.

La ventaja de acudir a un sitio web de tutoriales escritos por encima de visualizar un vídeo es que de un solo golpe de vista es posible para quien lo lee ver si realmente ese tutorial va a resolver la duda que se estaba planteando o no, mientras que con el vídeo es algo que se va desvelando a medida que lo va visualizando y a menudo se pierde un tiempo precioso en un tutorial inútil.

Los tutoriales en internet abundan, pero es importante asegurarse de la fiabilidad del lugar que se visita antes de llevarlos a la práctica, ya que no todos están hechos para ayudar de verdad. Confirmar siempre la información recibida por un tutorial nunca estará de más, especialmente si se trata de temas sensibles o delicados. Aún así, se trata de un buen modo de aprender y aprovechar todas las ventajas que ofrece la sabiduría colectiva.

Marketplace