deNoticias

La artrosis en una enfermedad degenerativa que provoca mucho dolor pero que suele tener tratamientos que mejoran la calidad de vida del paciente

El Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF) o Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es una terapia biológica regenerativa que estimula la capacidad natural de curación y regeneración de los tejidos, amplificando la respuesta regenerativa fisiológica natural del organismo.

Cuando un tejido está sometido a una lesión tisular y en procesos crónicos degenerativos como la artrosis, las primeras células que acuden a reparar el tejido dañado son las plaquetas. Estas liberan unas moléculas biológicamente activas que son los factores de crecimiento. Estas moléculas se consideran señalizadores porque tienen la capacidad de atraer a otras células para que acudan a este tejido dañado, entre ellas las células madre. Otra de las acciones de las plaquetas es hacer que estas células madre se diferencien en células diferenciadas que a su vez se pondrán a producir y elaborar la denominada matriz extracelular que es la que se había perdido en la lesión.

Este mecanismo regenerativo tiene 3 fases: Fase inflamatoria (0-7 días) donde se produce la liberación de estas células señalizadoras. Fase proliferativa (3-30 días) donde se produce la proliferación celular. Fase remodelativa (20-365 días) donde se deposita colágeno para la formación de la matriz extracelular.

¿Cuál es la justificación de la utilización de la medicina regenerativa? El objetivo es amplificar la respuesta regenerativa fisiológica natural del organismo, sobre todo en tejidos con aporte vascular limitado como es el cartílago de las articulaciones.

¿Cómo se puede amplificar el mecanismo de reparación fisiológico? Aportando las células señalizadores que son moléculas biológicamente activas, denominadas Plasma Rico en Factores de Crecimiento o bien aportando células, denominadas células madre señalizadoras, que se diferenciaran para liberar moléculas biológicamente activas para sintetizar el material extracelular necesario para la reparación.

Tratamientos para mejorar la calidad de vida de los pacientes con artrosis y dolor osteoarticular La medicina regenerativa trata las causas de la lesión articular y regenera los tejidos, utilizando el plasma enriquecido con plaquetas del propio paciente obtenido a partir de una simple extracción de sangre venosa. Las plaquetas son una fuente importante de factores de crecimiento, las cuales estimulan los mecanismos de reparación de los tejidos y participan en la regulación de multitud de procesos regenerativos.

El Plasma Rico en Factores de Crecimiento disminuye la inflamación, mejora el proceso de cicatrización, reparación y regeneración del cartílago de las articulaciones. Para ello hay que respetar las 3 fases del proceso: respetar la fase 1 de inflamación, estimular la fase 2 de proliferación y favorecer la fase 3 de remodelación.

El Plasma Rico en Factores de Crecimiento está indicado en artrosis en fases iniciales y moderadas y también en lesiones del cartílago articular. Se realiza de forma ambulatoria o como coadyudante en cirugías, explica el famoso traumatólogo Raúl García Renedo.

Hay diversas técnicas para su aplicación. La elección de personalizada de tratamiento para cada paciente va a depender de la localización anatómica, dominio de la técnica, la experiencia y el tipo de lesión.

¿Combinación de la terapia biológica con técnicas de imagen? Es muy importante la técnica de aplicación bien sea mediante la ecografía o radioscopia para mejorar la precisión en la aplicación. \"Contamos con amplia experiencia y entrenamiento certificada en el uso de ecografía musculoesquelética\", explica el experto.

El tratamiento consiste en 3 sesiones de infiltraciones guiadas por técnicas complementarias de imagen. \"En nuestro caso utilizamos la ecografía, directamente en la zona de lesión, de plasma enriquecido con plaquetas del propio paciente obtenido a partir de una simple extracción de sangre venosa\", sostiene.

Se hacen tres sesiones porque los porque los estudios realizados con 3 infiltraciones espaciadas entre 8-14 días, demuestran una mayor eficacia y mejores resultados a largo plazo del plasma rico en factores de crecimiento tanto en la artrosis como en los tendones. Se aplica directamente el Plasma Rico en Factores de Crecimiento en el lugar afectado mediante técnica de ecografía, con el fin de promover su curación, o al menos mejorar la sintomatología, disminuir el dolor y mejorar la movilidad. Las plaquetas son las células transportadoras de los Factores de Crecimiento, por lo que es un tratamiento que permite regenerar los tejidos dañados en un tiempo menor, reduciendo el dolor y acelerando la curación, con la gran ventaja de que las plaquetas provienen del propio paciente, evitando el riesgo de incompatibilidades y contagio de enfermedades infecciosas.

¿Cuál es la conclusión? Son muchos los trabajos científicos que avalan el uso de esta terapia regenerativa. Las inyecciones de Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF) ofrecen un mejor alivio sintomático a los pacientes con cambios degenerativos en artrosis, y su uso debe ser considerado en pacientes con artrosis y lesiones tendinosas. Esta terapia regenerativa mejora la sintomatología y puede revertir el proceso degenerativo.

Tratamiento con Plasma Rico en Factores de Crecimiento El Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF) es una terapia mínimamente invasiva que consigue una rápida regeneración y cicatrización del tejido sin intervención quirúrgica ni ingreso hospitalario. En la especialidad de Cirugía Ortopédica y Traumatología las terapias biológicas se han convertido en una herramienta de tratamiento eficaz en los últimos años, especialmente en el campo de la traumatología deportiva y las enfermedades degenerativas, como la artrosis.

Marketplace