deNoticias

Menamobel explica cómo diseñar el espacio perfecto para estudiar en casa

La clave está en apostar por delimitar espacios y contar con un mobiliario cómodo que favorezca el clima de estudio y la organización

Trabajar y estudiar desde el hogar se ha convertido en una costumbre a raíz de la pandemia, aunque aún hay familias que siguen sin disponer del espacio adecuado para ello. En muchas casas, la mesa del salón o de la cocina hace las veces de zona de estudio lo que provoca un caos organizacional y afecta al rendimiento escolar de los niños.

Desde Menamobel señalan que el problema está en la falta de espacio, “son muchos los padres que acuden a nuestra tienda buscando una solución para no tener que utilizar la mesa del comedor como zona de estudio y en este sentido hay muchas opciones para conseguir un espacio extra para hacer los deberes. En cualquier rincón de la casa es posible habilitar un escritorio abatible para delimitar una zona de trabajo” explica Ivana González Mena, directora de Menamobel.

Primer paso: crear y delimitar el espacio Los niños deben disponer de su propio espacio para estudiar y éste debe estar ubicado en una zona tranquila y bien iluminada. Si la zona de trabajo es cálida, agradable y organizada, los pequeños se sentirán más cómodos a la hora de hacer los deberes y podrán desarrollar toda su creatividad.

Segundo paso: mobiliario cómodo y ergonómico La comodidad es fundamental para que los niños desarrollen todo su potencial. Trabajar en ambientes poco adecuados contribuye a la distracción, por ese motivo, si se dispone de espacio en la habitación lo ideal es ubicar ahí la zona de estudio. Existen multitud de opciones para aprovechar al máximo los metros cuadrados pero lo más importante es que la solución elegida sea lo más cómoda posible ya que son muchas horas a la semana las que se dedican a estudiar.

Un escritorio amplio, con almacenaje y estanterías es ideal para un adolescente que necesita más espacio para su día a día. Se trata de diseños que buscan la funcionalidad y la organización.

A la hora de elegir el asiento, hay que pensar en la edad de los niños y en el tiempo que pasan estudiando. Apostar por muebles ergonómicos contribuirá a que mantengan una mejor postura mientras hacen su tarea diaria y eviten dolores de espalda.

Tercer paso: almacenaje y organización Dependiendo de la edad del niño, la zona de estudio deberá tener más o menos almacenaje. Sin duda a medida que vayan creciendo necesitarán más espacio para todo el material escolar. Por eso es importante que la zona de trabajo cuente con estanterías, cajones y cubos para guardar el material. A la hora del estudio, tener todo el material a mano y organizado hará más fácil la concentración.

Soluciones sencillas y creativas para crear diferentes zonas de trabajo que motiven a los chicos para que saquen el máximo partido a sus horas de estudio.

Sobre Menamobel Menamobel es una empresa familiar que lleva 40 años amueblando hogares. La compañía, con base en Fuenlabrada, cuenta con una exposición de 1000 metros cuadrados y es, hoy en día, toda una referencia en la zona sur de Madrid. Sus muebles convertibles han revolucionado el sector. Desde 2009 venden a toda España a través de su web www.menamobel.es.

Deja un comentario

Marketplace