Los espejos TV de Oculting aportan valor al trabajo de los interioristas preservando la estética del hotel

0

Seguro que las expectativas de un viajero no son las mismas si acude a un hotel perdido al pie de una carretera secundaria o a uno “de diseño” en la zona más noble de la ciudad. Además de la diferencia obvia del precio, los servicios que se ofrecen y la estética del entorno tienen muy poco en común. Sin embargo, como resalta Manel Cisa, project manager de Oculting, hay un elemento que los homogeneiza, el televisor, que parece anclado en un pasado innecesario.

“Hoy en día el mercado ofrece soluciones que aportan valor al trabajo de arquitectos e interioristas sumando puntos en la experiencia del huésped, sin restar en ningún momento los servicios que espera recibir”. Así lo expresa Cisa para resaltar que ya no hay excusas para “poner una mancha negra en la pared” o “plantar un televisor en medio de la habitación” porque los espejos TV son la respuesta que demanda un sector cada vez más exigente y competitivo como el hotelero.

Armonizar colores, texturas, luces, mobiliario, decoración etc. es la misión de los interioristas que, muchas veces, off the record, muestran su frustración por ver cómo se va al traste el mimo que han puesto en su trabajo cuando llega el momento de instalar el televisor. “Por mucha tecnología de vanguardia que tenga -subraya Cisa-, sigue siendo un pegote en medio de un proyecto cuidado al detalle”.

Empresas sensibles a esta “imposición estética” como Oculting ya hace tiempo que trabajan codo con codo con arquitectos, diseñadores y responsables de proyectos hoteleros para poner a su disposición un amplio abanico de soluciones que incluyen espejos televisor de pared, espejos practicables y autoportantes con televisor y espejos televisor integrados.

En todos los casos, explica Cisa, “cada una de las propuestas dispone de múltiples posibilidades de personalización” y, desde luego, en Oculting también ofrecen soluciones completamente a la medida de los requerimientos del proyecto.

Cabe señalar que las soluciones estéticas aportadas, además de ir en consonancia con la estética del lugar de emplazamiento, incluyen, por supuesto, la más avanzada tecnología en televisores donde encontrar no solo entretenimiento, con programación de televisión estándar, a la carta y on demand, junto a la información que proporciona, y gestiona con facilidad de forma centralizada, el establecimiento hotelero.

Aunque a simple vista el huésped se encuentra ante un televisor sin pantalla, porque lo que tiene delante es un espejo, lo que hay integrado es una pantalla inteligente conectada a la red, con conectividad para dispositivos periféricos, que posibilita el acceso a internet sin cables (HDMI, bluetooth, wifi, en definitiva, una smart tv completamente al servicio del cliente que se convierte en un plus y da el cerrojazo definitivo a la tradicional “mancha en la pared”.

Deja un comentario