Notas

La digitalización y la conectividad son, ahora más que nunca, imprescindibles

13, mayo

Bajo el título “DNV GL te ayuda en la crisis del Covid-19”, el Clúster Marítimo Español (CME) celebra su segunda jornada online, de la mano del socio DNV GL, quien puso en valor el papel que juega la digitalización y la conectividad, especialmente en el actual contexto. Además, explicó los instrumentos que su compañía ha desarrollado para ayudar al sector marítimo a superar la actual coyuntura.

Federico Esteve, presidente de honor del CME, fue el encargado de inaugurar esta esta sesión, haciendo una introducción en la que destacó la difícil situación por la que atraviesa la industria marítima debido a la crisis generada por el Covid-19. Esteve hincapié en los principales segmentos afectados como los fletes, que ya venían experimentando una situación complicada, el transporte de pasajeros o la náutica, cuyas actividades se han visto limitadas, perjudicando las buenas cifras que estaban cosechando hasta entonces.

Dada esta situación atípica, el sector marítimo experimentará ciertos cambios en su modo de operar, dando lugar a un escenario en el que la digitalización y las nuevas tecnologías tendrán un gran protagonismo. En este sentido, José Allona, District Manager de DNV GL, dio a conocer las soluciones, aplicaciones o ayudas que la compañía ha estado desarrollando durante un tiempo y que están orientadas a ayudar a sus clientes, sobre todo, en estos momentos en los que están resultado especialmente útiles.

Comenzando con su intervención, Allona destacó los tres grandes factores que DNV GL considera que tienen una especial incidencia en la actividad marítima: el mercado, caracterizado por su volatilidad; el marco regulatorio, en continua actualización; y los avances tecnológicos, como la intercomunicación, la conectividad o la digitalización, que están transformando la vida. “Todos esos factores hace tiempo que obligaron a cambiar nuestro modelo de servicio de clase, apoyándonos muchísimo más en la digitalización y en la conectividad, algo que está demostrando ser, ahora más que nunca, una herramienta imprescindible”, indicó Allona.

Iniciativas implementadas por DNV GL
Tal y como explicó el representante de la sociedad de clasificación, la apuesta decidida por la digitalización como medio para la modernización de los servicios de clase ha sido resultado de una larga travesía emprendida hace años, durante la cual su objetivo ha tenido un triple punto de mira. Por un lado, mantener la calidad y el nivel de cumplimiento; por otra parte, acercar su competencia a los clientes en cualquier momento y lugar; y, por último, mejorar los niveles de calidad de su servicio mediante un uso eficiente de la tecnología. Para conseguir dicho objetivo, José Allona indicó algunos de los servicios que la sociedad de clasificación pone a disposición de la industria marítima.

El primero de ellos es Fleet Status a través de My Services, alojado dentro de la plataforma Veracity. “La plataforma Veracity ha sido diseñada para ayudar a nuestros clientes a mejorar la calidad y la gestión de la propiedad, de la seguridad y el uso de sus datos, a la vez que permite compartirlos de forma segura cuándo, dónde y con quién desee para sacar el máximo provecho de ellos. Los clientes que almacenan sus datos en Veracity, además de tener una serie empresas que les respaldan la seguridad y confidencialidad de sus datos, le permiten hacer un análisis, sacar provecho de ellos y, sobre todo, interrelacionarse entre ellos. Veracity actúa también como punto de encuentro de nuestros servicios digitales”, indicó José Allona.

Otro de los elementos que destacó fueron los certificados electrónicos, primera apuesta real de DNV GL por la digitalización, en la que se apoyan otros servicios como las inspecciones remotas. Hace unos años DNV GL implantó en el plazo de 15 meses este certificado, siendo una realidad en toda la flota, tanto para los certificados de clase común como para los certificados estatutarios. “Estos certificados son 100 % electrónicos, permitiendo su emisión y corrección inmediata una vez que finaliza la inspección. Se pueden consultar, descargar o compartir, eliminándose la gestión del papel y los costes de operación. Llevamos hasta la fecha 150.000 certificados electrónicos, con lo cual es una solución validad por completo”.

Otra de las iniciativas puesta en marcha por DNV GL es Smart Survey Booking (SSB), que, según Allona, supuso un nuevo paso adelante en la optimización en la intervención entre la clase y la operación de los barcos, ayudando a los clientes a programar la inspección de una forma eficiente. SSB ayuda a los clientes, mediante técnicas de inteligencia artificial, a tomar la mejor decisión sobre cuándo y dónde realizar la inspección de sus barcos, programándolas y combinándolas en función del tiempo necesario para realizarlas, así como de los servicios disponibles a continuación. Una vez confirmada la inspección, el sistema informa al cliente del tiempo estimado para realizar estas inspecciones. En base a eso, se informa si es la inspección es viable.

Las inspecciones remotas, fue otro de los servicios que el representando de DNV GL destacó. “Las inspecciones remotas son la estrella de los productos de clase en estos momentos de Covid-19. En DNV GL llevamos realizando inspecciones remotas desde hace más de un año. En total se han hecho ya más de 15.000 inspecciones remotas. Se contempla ampliar estas inspecciones a otras más complejas como las anuales o de bandera”. Tal y como especificó Allona, este tipo de inspecciones se realizan a través del portal de DNV GL. El cliente hace la solicitud de la inspección y si puede realizarse, el sistema informa al cliente de si quiere hacerla de forma remota o presencial.

Una vez que el cliente decide que quiere hacerlo de forma remota, esta solicitud se valora desde uno de los cinco centros de control distribuidos por el mundo y, si es viable, se confirma y el centro la coordina. Tras completar la inspección se emite de forma inmediata el informe de inspección y los certificados electrónicos correspondientes.

A continuación, José Allona dio a conocer DATE, el servicio implementado por la sociedad de clasificación para responder a las consultas de los clientes de la forma más rápida. Dicho servicio utiliza técnicas de inteligencia artificial para mejorar de forma continua, en base a los datos acumulados y a la experiencia adquirida. “DATE funciona desde el 2012 y tenemos una experiencia acumulada de más de 500.000 consultas realizadas”.

Por último, Allona hizo referencia al servicio Machinery Maintenance Connect (MMC), uno de los primeros servicios de DNV GL basado en los datos recibidos de los programas de mantenimiento preventivo de los buques de sus clientes. “MMC aporta a los clientes, mediante diagramas y gráficos una perspectiva del estado del PMS de toda su flota o de cada barco, en una fecha concreta o un periodo que interesa analizar. Permite hacer una comparativa entre los distintos buques aportando una información adicional a los clientes para seleccionar las mejores prácticas y luego compartirlas entre todos los buques de su flota”.

Temas relacionados

Comentarios