Sala de gabinete
1:49 p.m. est
EL PRESIDENTE: Muy bien, muchas gracias. El informe de IG acaba de salir, y me acaban de informar, y es una vergüenza lo que sucedió con respecto a las cosas que se hicieron a nuestro país. Nunca debería volver a pasarle a otro presidente. Es increíble. Mucho peor de lo que hubiera creído posible. Y es … es una vergüenza para nuestro país. Es deshonesto. Es todo lo que mucha gente pensó que sería, excepto mucho peor.
Así que voy a obtener información muy detallada, información. Pero lo son, es muy triste, es un día muy triste cuando veo eso; un día muy triste cuando mucha gente lo ve. No tenían nada. Fue inventado. Y dices lo que quieres, eso fue, probablemente algo que nunca sucedió en la historia de nuestro país.
Pam Bondi, creo que pudiste ver algunos de los informes y puedes abordar un poco muy bien, si pudieras decir algunas palabras. Me gustaría preguntarle a Kellyanne; Sé que también lo miraste. Por favor.
SRA. BONDI: Claro, presidente. Sabes, muchos de nosotros que hoy hacemos cumplir la ley de carrera estamos indignados. Y creo que el pueblo estadounidense realmente debería estar aterrorizado de que esto te pueda pasar a ti cuando se supone que debemos vivir en una sociedad de integridad y honestidad.
Y esto le sucedió al Presidente, no solo al Presidente. Sabes, este debería ser un buen día, pero no lo es. Es un día horrible para el país que esto podría haberle sucedido al presidente de los Estados Unidos, que podrían fabricar, falsificar correos electrónicos, mentir y omitir pruebas exculpatorias para continuar esta caza de brujas contra el presidente de los Estados Unidos. .
Y esto es solo la punta del iceberg. Ahora tenemos la investigación de Durham.
EL PRESIDENTE: Muchas gracias. Kellyanne, por favor?
SRA. CONWAY: Sr. Presidente, gracias. Fui el gerente de campaña durante ese tiempo, y haría una pregunta simple: ¿Por qué no hay información defensiva? ¿Por qué no contactar con la campaña de Trump? ¿Por qué no contactar al candidato Trump o al gobernador Pence, o al gobernador Christie, que en ese momento estaba organizando las sesiones de información de inteligencia para el candidato Trump y era un servidor público, un funcionario del gobierno en ese momento, como gobernador de Nueva Jersey, con una seguridad de inteligencia total autorización para recibir ese tipo de información.
Así que no puedes culpar a la gente por sentir que fue injusto y que la solución estaba en juego. Y pensar que tal vez la gente mintió y espió e intentó subvertir la democracia solo porque querían que alguien más ganara, o simplemente porque tenían una diferencia punto de vista político, esa no es la forma en que se ha formado la mayor democracia del mundo y puede sobrevivir en un momento como este.
Solo repetiré algo que el Procurador General Barr dijo hoy, señor presidente: que esta fue una investigación intrusiva de la campaña presidencial de los EE. UU. En la más leve de las sospechas. Y ese es un lenguaje escalofriante para cualquiera de nosotros que desee que nuestro gobierno trabaje para nosotros y no contra nosotros.
Solo desearía que hubieran venido a informarnos, señor presidente, y que hubiéramos podido tener el conocimiento y los medios para actuar en ese momento, y no haber sometido a los contribuyentes a más de dos años de tonterías prolongadas.
Gracias Señor.
EL PRESIDENTE: Bueno, fabricaron pruebas y mintieron a los tribunales, e hicieron todo tipo de cosas para que siguieran su camino. Y esto fue algo que nunca podremos permitir que vuelva a suceder.
El informe, en realidad, y especialmente cuando lo miras, y los detalles del informe, son mucho peores que cualquier cosa que hubiera imaginado. Lo que estaban haciendo y lo que habrían hecho si no hubiera hecho un movimiento determinado, un movimiento que fue muy importante porque hubiera sido aún peor, si eso fuera posible. Y podrían haber tenido éxito.
Este fue un derrocamiento del gobierno. Este fue un intento de derrocamiento. Y mucha gente que estaba involucrada, y fueron atrapados. Los atraparon con las manos en la masa. Y espero con interés el informe de Durham, que saldrá en un futuro no muy lejano. Tiene su propia información, que es esta información más, más, más.
Y sucedió algo increíble, y tenemos suerte de haberlos atrapado. Creo que voy a dejar esto como uno de nuestros grandes logros. Porque lo que encontramos y lo que vimos nunca, nunca debería volver a ocurrir en nuestro país.
Con eso, hoy nos reunimos para discutir la prioridad nacional urgente en la que hemos estado trabajando tanto y tan duro: expandir la libertad educativa a través de la elección de la escuela para que cada niño estadounidense pueda obtener una excelente educación.
Estamos agradecidos de estar acompañados por el vicepresidente Mike Pence, la secretaria Betsy DeVos, los senadores Ted Cruz y Mike Lee, el representante Bradley Byrne, el gobernador de Florida Ron DeSantis, el vicegobernador de Texas Dan Patrick, el presidente de la Cámara de Pensilvania Mike Turzai, el representante del estado de Tennessee John DeBerry , y estudiantes, padres y maestros de todo el país. Algunos estudiantes maravillosos y brillantes están con nosotros. Y vamos a tener una gran sesión en un rato.
Como presidente, lucho todos los días por el estadounidense olvidado. Estamos buscando (aprobar) la reforma de la justicia penal. Lo conseguimos: reforma de la justicia penal. Nunca podrían haberlo hecho sin mí. Fue hecho por nosotros. No fue hecho por nadie más. Ellos vinieron a mi. Han estado tratando de obtenerlo durante muchos años. El presidente Obama no lo hizo o no pudo hacerlo. Tal vez eso significa lo mismo.
Pero logré la reforma de la justicia penal, pero la prensa no quiere mencionar que lo hicimos. Y lo hicimos bien y bien. Y tuvimos mucha ayuda, incluso de Mike Lee. Mike, eso fue algo. Cuando escuché que Mike estaba a favor, dije: "Vaya, es bastante conservador". Eso es algo bonito. Pero funcionó. Está funcionando muy bien. Y es un gran paso, y estamos orgullosos de ello.
Y creo que cuando miras a la comunidad afroamericana en particular, son los mayores beneficiarios de la reforma de la justicia penal. Así que nos sentimos honrados de haber ayudado.
Aprobamos la reforma de la justicia penal y la legislación para destinar recursos a las comunidades en dificultades. Nuestra economía está levantando ciudadanos de todos los orígenes. Viste los nuevos informes sobre desempleo. Son los mejores del mundo, los mejores que hemos tenido. Lo mejor que ha tenido este país. Registros históricos
Tenemos el desempleo más bajo en la historia de nuestro país para afroamericanos, asiáticoamericanos, hispanoamericanos. Y, en general, estamos a punto de romper el récord de todos los tiempos. Estaban muy cerca.
Pero ahora es el momento de luchar por el niño olvidado, y eso es lo que estamos haciendo con respecto a la educación. Durante décadas, innumerables niños han quedado atrapados en escuelas públicas que no funcionan. En mi administración, estos niños ya no se olvidan. Justo como dije, lo haría para diferentes grupos de personas, y lo hicimos.
Tenemos la economía más fuerte probablemente en la historia de nuestro país. Los números salieron, como viste el viernes, con una cantidad de trabajos que nadie creía posible: 200-, más de 200,000. Estaban pensando en 50. Algunas personas pensaron que serían 50,000, 60,000. Viste lo mal que hizo Canadá. Teníamos 266,000. Canadá tuvo un período increíble y está pasando por algo. Y sin embargo, estamos justo ahí. Y el mundo entero no está bien. Y lo estamos haciendo fenomenalmente bien. Lo estamos haciendo mejor que: somos la economía más caliente del mundo. Lo estamos haciendo bien.
Y, francamente, es difícil de creer que incluso podamos hacerlo mejor. Pero si el mundo estuviera mejor, lo haríamos mejor. Así es como está configurado.
Hemos progresado enormemente en los últimos tres años, mucho más de lo que nadie creía posible. Por lo tanto, tenemos la economía más caliente del mundo, con diferencia. Nadie cerca Si miras a Europa, si miras a Asia, a China le está costando mucho. Lo estamos haciendo bien con China en nuestro acuerdo comercial. Pero están teniendo un momento tremendamente difícil. El peor momento que han tenido en al menos 57, fue 57 hace dos semanas; ahora es mucho más que eso: número de años. Cincuenta y siete años. Y sin embargo, hacemos números récord. Entonces eso es genial.
Rompimos el récord del mercado de valores: creo que es 132 veces, en el transcurso de menos de tres años como presidente. Entonces eso es algo.
Y, por cierto, estuviste genial en televisión este fin de semana. Lo admiré mucho, hiciste un trabajo fantástico. Todos también están hablando de una manera muy positiva. Entonces, felicidades, Ted. Él es un enemigo. Definitivamente es un enemigo. Eso salió alto y claro. Felicidades.
Los legisladores en 44 estados, Washington, D.C. y Puerto Rico han facultado a algunos padres para elegir un futuro mejor para sus hijos, para sus hijos. Pero las listas de espera de elección de escuela están creciendo y, lamentablemente, no todos quieren darles a estos estudiantes la educación y la libertad que se merecen. Están encerrados en un sistema escolar que es terrible, y estamos trabajando en eso muy duro. Betsy está trabajando en eso, a tiempo completo. Supongo que unas 30 horas al día, Betsy. ¿Correcto? Eso es lo que ella hace.
Pero las listas de espera para la elección de escuelas están creciendo, y eso es un factor increíble. Todos quieren elegir la escuela. Y tenemos ciertos grupos que están muy poderosamente en contra de eso, pero estamos avanzando muy fuertemente.
Este año, el gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, negó a 50,000 niños la promesa de una mejor escuela. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, por otro lado, sacó a 14,000 estudiantes de Florida de las listas de espera. Realmente grandioso. Las listas de espera eran simplemente ridículas, y aún lo son. Quiero decir, todavía son muy largos. Ahí es donde quieren ir, Ron, supongo. ¿Correcto? Así que felicidades a Ron DeSantis de Florida.
Creemos que cada padre debe tener libertad educativa para sus hijos. A principios de este año, le pedí al Congreso que aprobara un crédito fiscal federal para apoyar los programas de becas estatales para que podamos proporcionar a más de 1 millón de estudiantes más opciones escolares. La gente quiere elegir la escuela. Quieren que su hijo vaya a una escuela a la que quieren que vaya. Es muy sencillo.
Espero tener noticias de cada uno de ustedes hoy. Vamos a discutir muchas cosas que han sucedido en los últimos años. Algunos grandes éxitos. Y estamos en el proceso de obtener más. La educación es un tema muy difícil porque se ha fundamentado. Y ya sea que funcione o no, las áreas que no funcionan, la gente parece querer llegar a cierto grupo de personas. Y es un grupo de personas muy poderoso. Quieren que siga así. No queremos que siga así.
En todo el mundo, probablemente estamos en el puesto 36 y, sin embargo, gastamos más por alumno que cualquier otro país del mundo, mucho más por alumno. Y deberíamos estar en la parte superior de la lista, no atascados en el medio e incluso peor que eso.
Así que me gustaría pedirle a Mike Pence que diga algunas palabras. Y vamos a ir alrededor de la mesa, y tendremos una discusión. Gracias.
¿Micro?
EL VICEPRESIDENTE: Bueno, gracias, señor presidente. Gracias por su liderazgo en educación. Fue una de las primeras conversaciones que tuvimos cuando me consideró para el puesto que ahora tengo. Y me expresaste entonces, en el verano de 2016, tu creencia de que deberían ser los padres los que elijan a dónde van sus hijos a la escuela.
Quiero unirme a ustedes para agradecer al Gobernador DeSantis por su liderazgo, el Teniente Gobernador Patrick, y el liderazgo representado por el Senador Cruz, el Senador Lee, y especialmente para poder dar la bienvenida a los estudiantes, padres y maestros que están aquí con nosotros, en su invitación, para hablar sobre cómo avanzamos en su agenda.
Como mencionó, señor presidente, cuando era gobernador del estado de Indiana, estaba orgulloso de estar en casa, como lo está el gobernador DeSantis, en un estado que ha estado ampliando las opciones educativas para los estudiantes durante décadas. Y al igual que el gobernador DeSantis hizo cuando yo era gobernador del estado de Indiana, aumentamos la inscripción en nuestro programa de cupones de 4,000 a 32,000. De hecho, ampliamos las opciones escolares para pre-K para varios miles de niños desfavorecidos.
El pueblo estadounidense merece saber que este es un presidente que ha estado poniendo los recursos de los contribuyentes a trabajar para expandir las opciones educativas para las familias desfavorecidas. Ya ampliamos las cuentas de ahorro universitarias 521 (529) para permitir que los padres usen esos recursos para la educación K-12.
Y, señor presidente, la participación en el programa de cupones de DC, que ha sido un programa histórico que ha cambiado vidas, ha cambiado la capital de nuestra nación, ya ha aumentado en más del 50 por ciento.
Pero hoy, realmente esperamos escuchar del Secretario y de todos los que se reunieron aquí sobre su propuesta para un programa de Becas de Libertad Educativa de $ 5 mil millones, como usted dijo, lo que, creemos, expandiría las oportunidades de elección educativa a más de un millón de estudiantes alrededor de América
Realmente creemos que la clave del éxito para cualquier niño es una buena educación. Y creemos que los padres están mejor equipados para elegir cuál es la mejor educación para sus hijos.
Entonces, Sr. Presidente, nuevamente, gracias por su pasión por la elección educativa. Y quiero agradecer al Secretario. Pero, especialmente, quiero agradecer a los líderes, a los padres, a los estudiantes y a los maestros que se reúnen aquí para esta importante discusión.
EL PRESIDENTE: Muy bien, muy bien. Muchas gracias Mike. Excelente trabajo.
Mike Lee, ¿te gustaría decir algunas palabras?
SENADOR LEE: Claro, señor presidente. Seguro.
EL PRESIDENTE: ¿Sobre sus sentimientos sobre la educación?
SENADOR LEE: El Comité Económico Conjunto, que presido, publicará un informe mañana sobre el pluralismo educativo. El pluralismo educativo es una palabra elegante para un concepto simple, que es que deberíamos dar a más personas más opciones en el área de la educación pública de K-a-12, y hacerlo en lugar de tener un sistema monopolístico, uno que dicta a los padres, según el vecindario en el que viven, donde sus hijos pueden y no pueden ir a la escuela.
Podemos hacerlo mejor, como país, dando a los padres más opciones. Las familias prosperan cuando los padres tienen opciones sobre dónde deben enviar a sus hijos a la escuela.
Ahora, por lo general, estas son decisiones que deben tomarse a nivel estatal y local. La mayoría de la educación pública K-a-12 es. Hay algunas áreas en los márgenes donde el gobierno federal puede marcar la diferencia. A veces implica levantar las restricciones federales, y es por eso que agradezco que tenga esta reunión aquí hoy, Sr. Presidente.
El hecho de que esté dispuesto a hacer preguntas que no se han hecho en mucho tiempo abrirá la puerta para que más estadounidenses salgan de la pobreza y suban a la clase media. Y de eso se trata nuestro país, y es por eso que estoy tan contento de que apoye la elección de la escuela y el pluralismo educativo.
EL PRESIDENTE: Muy bien. Muchas gracias Mike.
Ted
SENADOR CRUZ: Sr. Presidente, quiero agradecerle por su liderazgo en educación y, en particular, en la elección de la escuela. Ya ha promulgado la legislación federal sobre elección de escuelas más importante que se haya aprobado en la historia de nuestro país. Y eso fue, el Vicepresidente se refirió a eso, que estaba expandiendo los planes 529 de la universidad, para que los padres puedan usarlos para la educación K-12.
Introduje esa enmienda en el Senado. Fue durante la pelea de reducción de impuestos. Eran 50-50 en el piso del Senado. El vicepresidente bajó a la una de la mañana para emitir un voto decisivo sobre una legislación innovadora que marcó la diferencia para 50 millones de niños.
EL PRESIDENTE: Eso es correcto.
SENADOR CRUZ: El siguiente paso, y me enorgullece votar con el Secretario DeVos; El secretario DeVos está haciendo un trabajo increíble. Ella es una Secretaria de Educación valiente y de principios. Pero me enorgullece trabajar de la mano con ella en una legislación que otorgaría $ 100 mil millones en créditos fiscales federales durante 10 años para la educación K-12 y el desarrollo de la fuerza laboral.
Si aprobamos esto, esta será la victoria federal más significativa de los derechos civiles de los tiempos modernos. Esto se trata de millones de niños, millones de niños del centro de la ciudad, millones de niños afroamericanos, millones de niños hispanos, atrapados en este momento, desesperados por la esperanza, y dándoles becas. Y es solo la burocracia corrupta la que les dice "no".
Y usted está luchando: los hombres y mujeres alrededor de esta mesa están luchando para darles una oportunidad al sueño americano a cada uno de esos niños.
También se trata de adultos, miembros de sindicatos, hombres y mujeres sin trabajo que les dan desarrollo de la fuerza laboral y pasantías para que puedan obtener buenos empleos bien remunerados y mantener a su familia. Creo que no hay nada en el frente interno que tenga un legado más duradero en su presidencia que si lo hacemos juntos. Así que gracias por eso.
EL PRESIDENTE: Gracias. Buen trabajo, Ted. Muchas gracias. Betsy?
SECRETARIO DEVOS: Sr. Presidente, sabemos que la libertad educativa funciona. Así que estoy agradecido por su liderazgo en este tema. También estoy agradecido a los otros líderes elegidos aquí que están abordando este tema en los estados, al Vicepresidente por su liderazgo en Indiana, y ahora con ustedes.
Me encantaría saber de algunos de los estudiantes y los padres.
EL PRESIDENTE: Bien.
SECRETARIO DEVOS: – quienes están aquí, y sugerirían que hagamos eso y comencemos con Tera y Sam Myer.
EL PRESIDENTE: Eso es genial. Por favor.
SRA. MYERS: Gracias Muchas gracias, secretaria. Gracias, señor presidente y señor vicepresidente, y a todos los funcionarios electos por su apoyo a la libertad educativa.
Nuestra familia en particular, específicamente con mi hijo Samuel, pudimos tener una gran parte en la aprobación de la Beca de Necesidades Especiales Jon Peterson en el estado de Ohio. Hizo una diferencia completa en la vida de Samuel y nuestra familia. Y no solo eso, sino en un gran número de familias en nuestro estado.
Cuando Samuel nació, me dijeron que no tuviera grandes expectativas para su vida. Y dije: "Bueno, eso es realmente algo. Es solo un bebé ". Esperé para enviarlo a la escuela hasta que su hermana pudiera asistir con él. Y cuando llegué a la escuela, dijeron: "No hay necesidad de tener prisa. ¿Por qué no te vas a casa y te tomas un descanso de seis horas y media? "Y" Tenemos todo el camino hasta que se gradúe para enseñarle a leer ". Y yo dije:" Eso es completamente inaceptable . "
Intenté ser voluntario e intentar hacer las cosas. Y finalmente, la pelea fue demasiado grande. Y subí y dije: "¿Por qué no querrías hacer esas cosas?". Dijeron: "Tal vez deberías intentar en otro lugar". Y así lo hice. Lo tomé como un desafío personal.
Y había opciones en el estado de Ohio que comenzaban a surgir, pero no había ninguna para niños como Sam con necesidades especiales. Y él era el niño olvidado. Y pensé: “¿Simplemente por esa necesidad? ¿Sabes que? Él todavía tiene un propósito, una esperanza y un futuro en nuestra comunidad ".
Y así, Sam, siendo una persona muy motivada, asumimos ese frente como familia y comenzamos a cabildear a nivel estatal y obtuvimos la Beca de Necesidades Especiales Jon Peterson. Y Sam fue una de las primeras personas en participar en eso.
EL PRESIDENTE: Genial, Sam.
SRA. MYERS: Y es sorprendente lo que pudo suceder. Pudimos participar en el inicio de un programa, un programa de aprendizaje funcional en nuestra comunidad. Y hay cientos de estudiantes que se han beneficiado, y solo quiero agradecerles por ayudar con esa lucha.
Los maestros están siendo rehenes, en mi opinión, en el sistema público, al no poder dar las oportunidades que podrían dar con los recursos disponibles simplemente porque los sindicatos están aprovechando y aferrándose a esos fondos. Y esa fue una de mis plataformas principales cuando estaba tratando de hacer pasar cosas para niños como Sam, diciendo que se nos debería permitir tomar esas decisiones: nosotros, los padres. Conocemos a los niños mejor que nadie. Y dada esa oportunidad y esos recursos, hemos podido hacer una mejor educación.
EL PRESIDENTE: Bien.
SRA. MYERS: Sam, ¿te gustaría compartir un poco sobre tu experiencia?
SEÑOR. MYERS: Entonces, Presidente, gracias por la buena elección de escuela. Y estoy preparado para hacer preguntas sobre: ​​soy Samuel Myers y tengo 25 años. La elección de la escuela ayudó a que mis sueños se hicieran realidad. Y tengo un trabajo en mi comunidad. Soy voluntario y hago cosas con mis amigos y familiares debido a las habilidades que aprendí, mi escuela me ayudó a aprender que debía encajar. Hice muchos amigos porque son parte de mi comunidad. Mi escuela y mis maestros me ayudaron a aprender nuevas habilidades y ser lo mejor que puedo ser. Estoy agradecido por la escuela y mi elección. Y gracias por el Presidente, y gracias por la (inaudible) lucha. Entonces, gracias por compartir mis historias. Muchas gracias en mi corazón.
EL PRESIDENTE: Bueno, le diré una cosa: eso estuvo muy bien hecho y muy bien dicho. (Aplausos.) Buen trabajo. Buen trabajo.
Ese fue un trabajo fantástico. Muchas gracias Samuel. Lo aprecio.
SEÑOR. MYERS: si. Y tú también. (Risa.)
EL PRESIDENTE: Gracias. Eso es hermoso.
Ron DeSantis, has hecho un trabajo fantástico con Florida, y sé que Rick estaba muy interesado en eso. Y ahora te has hecho cargo y qué trabajo has hecho. ¿Podrías darnos una pequeña pista de cómo hacerlo en una base amplia?
GOBERNADOR DESANTIS: Claro. Y como residente de Florida recién acuñado, creo que apreciará el – (risas) – Creo que somos el estado número uno para la elección de escuela. Tenemos casi 120,000 estudiantes en programas de becas para familias de bajos ingresos. Tenemos una beca de crédito fiscal y luego una nueva beca de empoderamiento familiar que pude firmar como ley. Y eso es principalmente madres solteras que están trabajando duro, pero simplemente no tienen los recursos para poder enviar a sus hijos de la mejor manera. Es – 70 por ciento son afroamericanos e hispanos que están en esto. Y la demanda sigue creciendo porque es trabajo.
Pero también tenemos programas, un programa de becas: casi 30,000 estudiantes en Florida que reciben Becas McKay, que son para estudiantes con discapacidades. Y luego tenemos casi 12,000 estudiantes: los llamamos Becas Gardiner; eso es para estudiantes con necesidades especiales, así que cosas como el autismo.
Tenemos 1,000 estudiantes en Hope Scholarships, que son becas que creamos para estudiantes que están siendo acosados ​​y no reciben un buen trato en la escuela para la que están divididos. Tienen la oportunidad de entrar en un mejor ambiente.
Y tenemos más de 300,000 estudiantes en escuelas autónomas, que son escuelas públicas, pero simplemente no son administradas por el distrito escolar. Están a cargo de otros operadores.
Y aquí hay una estadística interesante. Acabo de pedirle a mi comisionado de educación que me dé algo interesante aquí. Si acepta a todos esos 300,000 estudiantes en Florida, y es el 69 por ciento minoritario, más del 50 por ciento del Título I, pero si toma todos esos estatutos y lo convirtió en su propio estado para las clasificaciones en la boleta de calificaciones de la nación, los puntajes de NAEP: Las escuelas chárter de Florida estarían en el número cinco de la nación en los puntajes de NAEP si fueran su propio estado. Entonces eso es bastante significativo.
Y luego, en nuestros programas de becas, en particular los basados ​​en necesidades, si llevas cuatro años o más en el programa, tienes un 40 por ciento más de probabilidades de graduarte de la universidad que alguien que esté en una situación similar. Y entonces los resultados han sido buenos allí.
Pero creo que lo que se pierde es que los resultados también han sido buenos para nuestros distritos escolares. Entonces, por ejemplo, el condado de Miami-Dade es el distrito escolar grande número uno en el país. El setenta por ciento de los niños en el condado de Miami-Dade no van a la escuela para la que fueron asignados. Y esa es una combinación de elección de escuela privada, cartas públicas. Pero también han acogido realmente los programas magnet y todas estas otras cosas. Así que tienes un gran y diverso: todos estos idiomas se hablan. Y, sin embargo, el logro ha sido mejor que otros distritos del país.
Y luego lo último que diré es: lo que ha hecho la elección de la escuela, y como empresario, lo agradecerá, se le brinda una oportunidad para emprender. Lo que encontramos que sucede es que los maestros, que están particularmente en el centro de la ciudad, son maestros de escuelas públicas, y pasan por esto, y tienen mucha experiencia. Y dicen: "¿Sabes qué? Si pudiera hacer tres o cuatro cambios, podríamos obtener mejores resultados. Pero no puedo por la burocracia ". Entonces comienzan sus propias escuelas privadas.
Y debido a que tenemos el programa de becas, saben que pueden hacer que funcione, porque, obviamente, su mercado no tendría suficientes ingresos para poder hacerlo. Por lo tanto, está permitido que estos emprendedores educativos vengan y realmente hagan grandes cosas en el estado de Florida.
Así que creo que, como residente de Florida, debería estar orgulloso de las cosas que suceden allí y, obviamente, desea mantener el impulso.
EL PRESIDENTE: Y también estamos muy orgullosos: Florida tuvo el mejor año, económicamente, que haya tenido en su historia. Y Okeechobee, como saben, una gran cantidad de dinero invertido en Okeechobee y la presa de Okeechobee y todos los demás aspectos de la misma. Y eso ahora está en camino de ser reparado, finalmente, después de muchas, muchas décadas de querer hacerlo.
Y también hemos gastado mucho dinero en los Everglades, y han hecho un trabajo fantástico en los Everglades.
Pero ha tenido el mejor año económico que haya tenido, así que felicidades.
GOBERNADOR DESANTIS: Gracias.
EL PRESIDENTE: Gracias. Gran trabajo.
Walter? ¿Qué tal decir unas pocas palabras?
SEÑOR. EN BLANCO: Absolutamente. Bueno, en primer lugar, señor presidente y señor vicepresidente, muchas gracias por invitarme. Secretario DeVos, gracias por su liderazgo en este tema en particular.
Siempre digo que todos ustedes en esta mesa lucharon por mí antes de que me conocieran, y continúan luchando por millones de niños en todo el país. Pero hablamos de la tubería de la escuela a la prisión, y eso es algo muy real, especialmente: soy de Ohio. Al crecer en Columbus, lo vi. Lo vivi
Mientras algunos de mis amigos iban a dormir con canciones de cuna, yo me dormía con disparos. Y entonces mi educación fue mi salida de eso. Mi familia no tenía mucho. Realmente no podían darme todo lo que necesitaba o quería, pero mi educación fue mi boleto de ese estilo de vida. Y entonces había personas con las que crecí que están en prisión ahora o seis pies debajo, en la tumba. Y la única diferencia es: tenía una salida. Mi educación me permitió salir de esa situación, y me abrió mucho más de lo que podía entender en ese momento.
Si le dijeras a Walter, de cuarto grado, que se sentaría al lado del presidente, hablando sobre un tema que le apasiona y que cambió su vida, no te creería. Mis padres, incluso hasta el día de hoy, no habrían creído en la oportunidad ilimitada y el potencial que he tenido debido a mi viaje educativo.
Y esa es mi historia en pocas palabras. Pero, señor presidente y señor vicepresidente, todos los que están alrededor de esta mesa, el senador Cruz, el representante Byrne, liderando este cargo, muchas gracias. Decir que significa mucho es quedarse corto. Esto cambió mi vida.
Y para la gente de mi vecindario, no es, no es, ya sabes, "tal vez obtendrá una buena educación, tal vez no". No. Esto es vida o muerte. Y debido al trabajo que todos y cada uno de ustedes han hecho, hoy estoy aquí. Entonces te lo agradezco. Gracias.
EL PRESIDENTE: Qué hermoso trabajo.
SEÑOR. EN BLANCO: Gracias. Gracias.
EL PRESIDENTE: Ven aquí. Gran trabajo. Hombre, ¿qué tan bueno fue eso? Gran trabajo. (Aplausos.)
Entonces, Briana, ¿qué tal unas pocas palabras?
SRA. Gilchist: Claro. Me llamo Briana Gilchrist. Y muchas gracias por invitarme hoy, señor presidente y señor vicepresidente. Gracias, Secretario DeVos y todos los que están alrededor de la mesa, por toda su defensa y el trabajo que han realizado.
Al igual que Walter, no estaría aquí si no hubiera sido por las personas alrededor de esta mesa haciendo el trabajo que hacen. Soy originario del norte de Nueva Jersey. Soy producto de una escuela charter, y mi escuela charter literalmente me salvó la vida y a mi familia.
Recuerdo cuando mi madre me dijo por primera vez que me estaba transfiriendo de mi escuela regular del distrito a una escuela autónoma. Estaba muy molesto porque no quería ir a la escuela y usar un uniforme, no quería levantarme temprano, no quería hacer el trabajo extra. Solo quería, ya sabes, básicamente, ir a la escuela y divertirme.
Y cuando mi madre me metió en una escuela que fue intencional en su enfoque con todos nosotros, no se trataba solo de que yo fuera a la escuela; Era una escuela creada para la comunidad, por la comunidad, y para empoderar a la comunidad. Y esa escuela literalmente me abrazó a mí y a mis hermanas. Mi hermana fue a una escuela charter y ahora está en la Fuerza Aérea. Ya sabes, somos las primeras personas de nuestra familia en graduarse de la universidad, lo que literalmente ha cambiado nuestra vida.
Y solo para darle un pequeño círculo completo, una de mis amigas que estaba allí, originalmente en la escuela charter conmigo, que se transfirió, ni siquiera llegó a cumplir 24 años. Su comunidad la tragó, y no en el buen sentido, porque no tenía la comunidad en su escuela para estar realmente allí para ella.
Así que estoy muy agradecido por mi escuela autónoma y por todas las personas aquí que han hecho el trabajo para permitir que se abran más escuelas autónomas y que se abran más becas educativas.
Muchas gracias.
EL PRESIDENTE: Gran historia. Muchas gracias. Gracias. (Aplausos.)
Adelante.
SEÑOR. SLADE-BOWERS: ¿Yo mismo?
EL PRESIDENTE: Claro.
SEÑOR. SLADE-BOWERS: Bueno, hola a todos. Mi nombre es Myles Slade-Bowers. Soy un estudiante actual en Bishop McDevitt High School, una de las mejores escuelas de mi estado natal de Pensilvania.
Solo me gustaría tomar un momento para agradecer a todos los líderes dentro de la administración Trump, y a aquellos como Mike Turzai, por su trabajo continuo en el avance de los programas de becas de crédito fiscal, como el que me permite asistir a mi escuela, solo con su trabajo y su continua dedicación y su devoción, ya sabes.
La elección de la escuela abre puertas que de otro modo se cerrarían de golpe. Sabes, solo hablando como … una perspectiva, como un joven afroamericano en un vecindario de bajos ingresos, sabes, es más probable que abandone la escuela secundaria o incluso esté en prisión en este mismo momento que hablar antes que tú todos, como todos ustedes en este momento, solo, ya sabes, discutiendo la importancia de la libertad de educación para todos los niños, a pesar de, ya sabes, códigos postales, a pesar de los antecedentes, a pesar de la raza.
And, you know, I believe that, in conjunction with — you know, with school choice nationwide — you know, available for all people — and also, you know, decisive and intentional investments into education reform, that we will see, you know, true change in our nation; that it will be just more than just, you know, one moment in life where this — it worked out for a few years; that this could be a true pillar in change.  It could be true — the true foundations and (inaudible).
And I believe that all American children deserve a fair chance at education equality.  And I just want to really thank you for your time and allowing me to speak today.  (Applause.)
THE PRESIDENT:  Great job.
So what do you want to do?  After education, what do you want to do?
MR. SLADE-BOWERS:  After my education, I plan to attend Penn State, one of the premier colleges in our state.  And I also — I want to pursue or study biology, and minor in microbiology and biochemistry and hopefully move on to med school and become a practicing psychiatrist.
THE PRESIDENT:  Wow. That’s good. I could use you. (Laughter.)  That’s true. Eso es genial. Great job.
MR. SLADE-BOWERS:  Thank you.
THE PRESIDENT:  Briana, what do you want to do?
MS. GILCHRIST:  Well, I’m actually here, based in D.C.  I work in education reform.
THE PRESIDENT:  That’s great.  And you love it, right?
MS. GILCHRIST:  I love it.  I love being able to advocate for students like myself.
THE PRESIDENT:  That’s fantastic.  Congratulations.
Samuel —
MR. MYERS:  Yes.
THE PRESIDENT:  What about you?  What do you want to do?  You’re out there now, and you’re doing well.  What do you have planned?
MR. MYERS:  My plan is — I was in here from White House before I got many things at a new skills.  And I need a business coffee cart, and like helping the coffee for the people.
THE PRESIDENT:  Very good. Eso es genial. That’s a great ambition. That’s fantastic.
MS. MYERS:  He’s working on it.  (Laughs.)
THE PRESIDENT:  That’s good.  Thanks, Samuel.  Beautiful job.  Thank you very much.
So, Walter, what do you have planned?
MR. BLANKS:  I’m coming for the White House.  (Laughter and applause.)
THE PRESIDENT:  I can see that.  (Inaudible.)  Great job.
So, Denisha?
MS. MERRIWEATHER:  Hi.
THE PRESIDENT:  How are you?
MS. MERRIWEATHER:  I’m doing good.
THE PRESIDENT:  Go ahead.
MS. MERRIWEATHER:  Yeah.  Well, thank you for having me.
THE PRESIDENT:  Thank you.
MS. MERRIWEATHER:  And it’s been long since the joint address.  So, I’m pleased to be here.  And thanks for hearing our stories.
This is a very pressing issue.  And I thank you for your assertive leadership and the need to ensure that more students have access to success like we have.
My name is Denisha Merriweather.  And where I come from, I behold depleted buildings, lack of community resources, decadence, and poor public schools.
I failed the third grade twice, attending my Duval County public schools.  I didn’t recei- — it wasn’t until I received the scholarship to attend a private school that my life really changed for the better.
Thanks to Education Freedom, I became the first in my family to receive a high school diploma and then a master’s degree.  I now exercise school choice for my 17-year-old sister to ensure that she receives a high school diploma.
I want to personally thank my own Governor, DeSantis, for empowering more students in the state of Florida. Gracias.
This year, more students have clearly asked for more demand, with almost 18,000 low-income students wanting the new scholarship.
But the work is not done.  I know that all of you here at the table will continue to fight so that every student has the opportunity to receive a great education.
Across this country, too many children are having adverse childhood experiences in school, and that’s just wrong.  The proposed legislation can definitely help.  All students deserve the freedom to choose.  Action is required.  Thank you so much for listening to our stories, and thank you for your action.
THE PRESIDENT:  Great job.  Great job.  Thank you very much.
MS. MERRIWEATHER:  Thank you.  (Applause.)
THE PRESIDENT:  And Bradley?  How about — you’ve had a lot of experience in exactly what we’re talk- — you’ve seen it all different ways.  What do you think?
REPRESENTATIVE BYRNE:  Mr. President, I want to thank you for your courage because we’re all arrayed against some very powerful forces out there.  To step out on this like you have, like the Secretary has, means a lot.
There are 85 sponsors for this piece of legislation in the House — myself and 84 others — and it’s growing, because we’re seeing your courage as an example to the rest of us to do the same thing.  Now, why would we do that?  We would do that if you come from a state like Alabama that’s new to school choice, unlike Florida.  We’re just beginning to see it.  The Secretary and I got to tour the first charter school in Alabama a year and a half ago.  And we met students that this is their last chance.  They were high school students.  And if this didn’t work, they were done.
Our newest charter school in Alabama is in Sumter County — a very rural county.  This is the first time, I’m told, that they’ve had integrated schools in that county in 30 years.  Quality brought people together.
When I was on the state school board 25 years ago in Alabama, we came up with the “failing school” list, which I guess every state has.  Every year, it’s the same schools.  And if we lock those parents and their children into those same failing schools, year after year, we’re going to get terrible results.  And the worst part of that, Mr. President, is that you brought all of these jobs back to America.  Well, it doesn’t do these people any good if they don’t have the education and skills it takes to fills those jobs.
THE PRESIDENT:  Right.
REPRESENTATIVE BYRNE:  So to realize on your education dream, what’s your dream for the American economy — and we have to do this.  So those 85 are just 85 of us today.  But with the Secretary’s help, we’re going to continue to grow that.  We’re going to get every Republican on this bill and start working on Democrats as well, because this issue shouldn’t be a Democrat issue or a Republican issue.  It should be an American issue, because in America, we don’t take opportunity away from people, we give it to them.  Thank you for your leadership on this.
THE PRESIDENT:  Thank you very much, Bradley. Great job. Gracias. Betsy, go ahead, please.
SECRETARY DEVOS:  Mr. President, I was just going to suggest that you may call on State Representative John DeBerry over here because —
THE PRESIDENT:  Sure.
SECRETARY DEVOS:  — I think he has some experience —
THE PRESIDENT:  Absolutely.
SECRETARY DEVOS:  — from the opposite perspective — party perspective.
THE PRESIDENT:  (Inaudible.)
REPRESENTATIVE DEBERRY:  Mr. President, Mr. Vice President, Secretary DeVos, I appreciate being here.  And I appreciate the fact that you’re going to shepherd this thing through that we’ve been talking about so many years.  And as we put a face on this, with these young folks sitting around the table who have already spoken, too often the kids get lost.  They’re data, they’re statistics, they’re numbers.  But they put a face on it.
I’ve heard many times — and we’ve talked about school choice over the years — that we’re going to cherry pick, and you’re going to get the best students and things of this sort.  My answer has always been: Then, let’s put more cherries on the tree.  (Laughter.)
The fact of the matter is, if we cherry-pick a young man who can prepare himself one day to come to the White House, or young men and women who can go to medical school, these kids would be left out because everybody cherry picks.  Every medical school, every law school, every university, they go for the best and the brightest.
What we’ve got to do is make sure they are among the best and the brightest.  And that’s why I support education choice.  When the young man spoke about many of his colleagues, Mr. President, the schoolhouse, the jailhouse pipeline is wide open.  Thank God for criminal justice reform that’s possibly going to help some of these folks.  Hopefully, we can interdict with education to keep them from going.
And before I stop, my eldest daughter is an attorney.  Passed the bar the first time.  When she was in the second grade, she was going to a school — a neighborhood school that she was assigned to.  She came home with a note on her jacket one day.  And my wife — who is deceased now — but she was in the second grade, we went to the school.  My wife said, “What’s this about?”  The teacher said, “Your child can’t read.”  And my wife said, “Well, that’s funny, she could read when I sent her to you.”  (Laughter.)
And what we realized was, that school was not living up to what we expected for our child.  I asked that my child be transferred from that class; they said no.  I asked that she be transferred from that school; they said no.  I went that same day — I got a second job, I put her in a private school, and we paid tuition, because she was my responsibility.
Parents want the right to make that choice for their children.  They don’t want anybody else to make that choice for them.  They pay taxes.  Many of them are veterans.  They pay for homes.  They’ve worked hard.  They just want to say, “I want my kid to go this school because I want them on a par with everybody else.”
I thank you so much again —
THE PRESIDENT:  Thank you very much.
REPRESENTATIVE DEBERRY:  — for what you’ve done.  I hope you will continue until this gets passed.
THE PRESIDENT:  Thank you very much. Appreciate it. Great job. Gracias. (Applause.)
MS. PRYOR:  Thank you, Mr. President —
THE PRESIDENT: Thank you.
MS. PRYOR:  — Mr. Vice President.
Distinguished roundtable attendees, I am Christina Pryor.  I’m a native Washingtonian.  I am a product of the District of Columbia public school system having graduated from the Teaching Profession’s Academy at Coolidge High School here in D.C.
I am the daughter of a retired DCPS educator and I am also a former educator who’s a parent to two wonderful boys, both of whom have earned need-based and merit-based scholarships.  And they’ve been educated in DCPS and the private-school settings.
During his academic year — excuse me, during his academic career, our eldest son, Jeremy (ph), earned the Saint Ignatius Loyola Award, presented by then Attorney General, Mr. Eric Holder.  Having graduated from college in May, he is now working in public relations.  And after our youngest son’s school closed — his public charter school closed just this past year — our youngest son, Jaden (ph), is currently excelling in private school.
Through the years, I continued to see educators doing phenomenal work in the classroom.   Whether it’s public private or otherwise, our children deserve to be educated in safe, loving, nurturing, and cultivating environments that are conducive to learning and growing and that produce results.  But having access to excellent education is the key.
Education freedom means, to me, that as our children’s very first teachers, parents have the power and choice to set them up for a lifetime of success.  Since every child is unique, there is no one cookie-cutter formula that works best for every person.  The children — our children — certainly deserve access to any and all excellent educational experiences available.  Scholarship opportunities certainly open these doors.  And the keys to those doors should be accessible to all.  Thank you for you your time.
THE PRESIDENT:  Thank you.  Great job.  Thank you very much.
MS. PRYOR:  Thank you, sir.  (Applause.)
THE PRESIDENT:  Dan, Lieutenant Governor of Texas and that is somebody that’s very much involved in education, and done a fantastic job. Por favor.
LIEUTENANT GOVERNOR PATRICK:  Thank you, Mr. President.  A lot of us have been on this road a long time — for home school, school choice, charter schools.  And to have your bold leadership on this issue, with the Vice President’s, means a lot to us.
When I get weary in a fight, and the opposition is strong, all I have to do is be inspired by Myles and Walter and Sam.
THE PRESIDENT:  Do you get weary?  I don’t think you get weary.  (Laughter.)
LIEUTENANT GOVERNOR PATRICK:  Well, (inaudible).
THE PRESIDENT:  I haven’t seen you weary.  I’ve seen you in a lot of fights, but I’ve never seen you weary.
LIEUTENANT GOVERNOR PATRICK:  But you never — you never quit, because what you realize, and these parents and these students realize: You cannot live the American Dream without a quality job, and you can’t have quality job without a quality education.  And when you deny a child an education, you take their entire life away from them.  They never have a chance to recover.
And has been said, when you cut that pipeline from the schoolhouse to the jail, that will be the biggest prison reform bill we have all ever passed.  And we’ve joined you on that.  As you know, we —
THE PRESIDENT:  That’s right.
LIEUTENANT GOVERNOR PATRICK:  — we have led on that in Texas.  And in Texas, we have a robust charter program.  We’ve — we build them as fast we can.  We still have 150,000 parents it seems like always in line, because they want that opportunity.  And it’s to say we don’t have some great quality public schools — we do — but not every school is an “A” school.
And every child and every parent deserves an “A” school.  One of the things that Florida has done, and we’ve done in Texas, is we now grade every public school district and every public school A through F.  We grade the schools like they grade our kids.
And as you know, Governor, this made — it’s just a tremendous difference in creating competition and awareness of parents saying, “Wait a minute, I thought my school was good, but it’s only a C.  I don’t want my kid going to a ‘C’ school.”
So it is — it is the civil right issue of our time, as Brooke said.  And thank you for being bold on this.  You know, in Texas, we have 6 million kids.  That’s more kids in school than 32 states have people.  So we’re a big system.  And we’re with you on this.  And thank you for leadership.
THE PRESIDENT:  Thank you very much. Gracias.
LIEUTENANT GOVERNOR PATRICK:  The future of the country depends on our success on this.
THE PRESIDENT:  It’s true.  Thank you very much.
Anybody else would like to say something?
MS. FRIEDRICHS:  I’d love to.
THE PRESIDENT:  Please.
MS. FRIEDRICHS:  Thank you, Mr. President, Mr. Vice President, and Secretary DeVos for your leadership on this very important issue.  I’m Rebecca Friedrichs.  Twenty-eight-year California public school teacher.  I served as lead plaintiff in Friedrichs versus California Teachers Association, which led to freedom from forced unionism for all government employees in the United States.  I’m also founder of For Kids and Country.
America’s great teachers support school choice because we believe in putting the children first.  But self-serving unions infiltrated our profession, and they pour hundreds of millions of our dues’ money into defeating choice.
Unions claim to speak for teachers, but I’m here today to tell you they do not.  The union I was forced to fund brought great damage to my own students, my profession, my own sons, and the ongoing harm to my niece Nicole.
Nicole has a seizure disorder, and even with special education support, she was earning Ds and Fs in public school and was severely depressed.  We found an amazing charter school for Nicole, where the teachers and children were empowered.  Nicole’s grades soared to As and Bs, and her self-worth skyrocketed too.  But the status quo closed her high-performing school.
Now, Nicole is back to Ds and Fs, and she’ll once again tell me this Christmas that she’s dumb.  And I’ll do all I can, again, to tell her that she’s brilliant and beautiful.  But tragically, she won’t believe me because her report card and the unions get the final word.
Well, America’s great teachers have had enough.  These abuses, and thousands more, are why we sued CTA and the NEA for freedom from forced unionism.  The Obama administration and California leadership intervened against us.  The unions labeled us the “spawns of Satan.”
But 10 courageous teachers stood in defense of children and our believed profession.  We were poised to win, but Justice Scalia’s death led to a tragic deadlock in our case.  But we blazed the trail for another case.  And thanks to you, President Trump and your appointment of Justice Gorsuch, all teachers are now freed from forced unionism.  Amazingly, we won on my birthday.  (Laughter.)
But unions still have a stronghold.  They’ve harshly bullied great teachers for decades.  They’ve silenced our voices.  And they are chasing many great teachers right out of the classroom.
So I am here today to give voice to great teachers.  America’s great teachers believe that parents and teachers must be empowered to work together.  All children should receive an outstanding education in a safe school of their family’s choice.
Unions masquerading as teachers will fight education freedom tooth and nail. You can count on it. But, Mr. President, America’s great teachers stand with you and Secretary DeVos for education freedom for every student. Gracias.
THE PRESIDENT:  Great story. Thank you very much. Gracias. (Applause.)  Please.
STATE SPEAKER TURZAI:  Mr. President, thank you very much.  I’m very honored.  I’m the Speaker of the House in Pennsylvania.
THE PRESIDENT:  Yes.
STATE SPEAKER TURZAI:  And to you and to Secretary DeVos, thank you for leading on educational freedom.  It’s interesting, a lot of times the other side likes to paint it as not enough public money going to public schools.  I’m going to use Myles’s public school district in Pennsylvania, Harrisburg, our capital city.
We spend well over $20,000 per student in that particular school district; it’s over twice the national average.  Yet the performance rates, despite the fact that that school district has been in receivership a number of times: 7.1 percent proficiency in algebra, 9.3 percent proficiency in biology, and 13.6 percent proficiency in English.
The mayor of Harrisburg, the state representative who represents the particular community — each of them sends their children to private schools.  Why wouldn’t everybody have that opportunity if they wanted to have that decision?
We see the opportunity of school choice as being a way that one size does not fit all, and parents and grandparents and guardians can make those decisions, like Jocelyn, who’s Myles’s mom, made that decision.
We think that an infused educational improvement tax credit program — we put one on the governor’s desk with an escalator.  We already have the program in place.  We have continued to increase it.  We’ve kind of leveraged opportunities to increase it.  But we really went big.  He vetoed it.  It was a mistake.  Fifteen thousand students on waitlists who are not able now to take advantage of these particular scholarships.  We’re going to continue to pursue that endeavor.
But the proposal that you, the Secretary, and Senator Cruz is putting on the table, where you’re going to work hand in hand with the state tax-credit scholarships, is going to provide so many opportunities for so many students all across the United States.  And we truly support your work.  We’re going to continue to work strong in our state.  And thank you for your leadership.
THE PRESIDENT:  Thank you very much, Mike.  And you’re doing a great job.  And our state is doing a great job — one of our wonderful states.  They’re doing a really well — the Commonwealth, as we say.  And really good.
How are things going?  How — economically?  Records.
STATE SPEAKER TURZAI:  Mr. President, the lowest unemployment rate in recorded time thanks to the great work you’re doing.  And I will say, our Republican majorities in the State House and Senate have certainly been along a similar message as you and the Vice President.  But without a doubt, you are bringing manufacturing opportunities and energy — growth opportunities and energy independence to the great state of Pennsylvania.
You were down in Beaver County, in the western part of the state.
THE PRESIDENT:  Right.
STATE SPEAKER TURZAI:  Sixty-five hundred skilled trades folks are building a petrochemical facilities on a brownfield site.  And both national and state policy are moving in the right direction.
Our revenues, Mr. President, thanks to your tax cuts, your regulatory reform — our revenues on the state level, without increasing any taxes, like the governor wanted — without increasing any taxes, grew by 6.4 percent.  We haven’t seen that kind of growth in a very long period of time.  Without a doubt, your leadership is making that happen.  Thank you very much.
THE PRESIDENT:  Thank you very much.  And you have more good news, because your steel industry, as you know, are doing very well.
STATE SPEAKER TURZAI:  Yes. Correct. Sí.
THE PRESIDENT:  Those are tariffs we taxed very heavily.  We taxed the dumping of steel.
STATE SPEAKER TURZAI:  Correct.
THE PRESIDENT:  And the steel companies are doing incredibly well.  They were finished.
STATE SPEAKER TURZAI:  U.S. Steel just invested — or is about to invest a billion dollars —
THE PRESIDENT:  Yeah.
STATE SPEAKER TURZAI:  — because of your policies.
THE PRESIDENT:  No, they were ready to close up — all of them — and now they’re doing great.  It’s one of the really incredible, untold stories — the steel companies.  And we need our steel companies — for defense, if nothing else.  But we need our steel companies.
So you’ve had some very good news in Pennsylvania.  Thank you, Mike, very much.  I appreciate it.
STATE SPEAKER TURZAI:  Thank you for having me.
THE PRESIDENT:  So that’s the story.  We’re working hard on education.  Things are happening at a rapid rate like we haven’t seen before.  And, Betsy, I want to thank you very much.  Great job.
And we’ll get it done.  I think this group will get it done.  We have some fantastic representatives here, and you will — you’ll knock it out, Bradley.  So good luck with everything, okay?
Thank you all very much. Gracias. Gracias. (Applause.)
Q    Mr. President, what about USMCA?  Do you have an update on USMCA?
THE PRESIDENT:  I hear they’re doing very well on USMCA.  I’m hearing very good things.  I’m hearing from unions and others that it’s looking good.  And I hope they put it up to a vote.  And if they put it up to a vote, it’s going to pass.  A lot of Democrats want to pass it too.  And we look forward to that.  But I’m hearing they’re doing very well.
It’s replacing probably the worst trade deal ever made, which was NAFTA.  And this is one of the best trade deals ever made for our country.
And we have some other ones coming, too.  We did Japan, we did South Korea, and some others that are very important.  But this is a very big deal.  That’s the biggest border in the world economically, believe it or not: our southern border.  And our Canadian border does a lot of business.  But the southern border, people don’t realize, the largest number — in terms of dollars, the biggest in the world by far.  Not even close.  And with Canada, very big.
So this is the USMCA, and I’m hearing a lot of strides have been made over the last 24 hours with unions and others.  So thank you all very much.
Q    Did you watch any of the hearings this morning, Mr. President?  Did you watch any of the hearings this morning, Mr. President?
THE PRESIDENT:  Yeah, I did.  I watched a little bit.  Very little.  It’s a disgrace.  It’s a disgrace to our country.  It’s a hoax.  And it should never, ever be allowed to happen again.
Thank you all very much. Gracias.
END
2:43 P.M. EST

Deja un Comentario