Habitación Este
11:51 a.m. est
PRESIDENTE TRUMP: Muchas gracias. Por favor. Apreciamos enormemente su participación en este evento de la Casa Blanca. Esta es una ocasión muy importante y notable.
Hoy damos un paso trascendental, uno que nunca antes se había dado con China, hacia un futuro de comercio justo y recíproco, al firmar la fase uno del histórico acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. Juntos, estamos enderezando los errores del pasado y brindando un futuro de justicia económica y seguridad para los trabajadores, agricultores y familias estadounidenses.
Quiero agradecer al presidente Xi, que está mirando mientras hablamos, y me iré a China en un futuro no muy lejano para corresponder, pero quiero agradecer al presidente Xi, un muy, muy buen amigo mío. . Hemos representado a diferentes países. Él representa a China. Estoy representando a los EE. UU. Pero hemos desarrollado una relación increíble. Pero quiero agradecerle por su cooperación y asociación a lo largo de este proceso tan complejo. Nuestras negociaciones fueron duras, honestas, abiertas y respetuosas, lo que nos llevó a este avance realmente increíble. La mayoría de la gente pensó que esto nunca podría suceder. Debería haber sucedido hace 25 años, por cierto. Pero eso está bien.
Un hombre que también se ha convertido en un buen amigo mío y alguien muy, muy talentoso y muy capaz, estamos encantados de contar con la presencia del Viceprimer Ministro Liu He, el Embajador Cui y muchos otros representantes de la República Popular de China.
Estamos especialmente orgullosos de los esfuerzos del Vicepresidente Mike Pence, quien está con nosotros. Y, Mike, me gustaría que dijeras algunas palabras, por favor.
VICEPRESIDENTE PENCE: Gracias, señor presidente. Es un honor estar aquí con usted, con el viceprimer ministro Liu He, con nuestro secretario del Tesoro, con el embajador Lighthizer y con tantos invitados distinguidos, miembros del Congreso y gobernadores de todo el país. Este es un buen día para Estados Unidos, China y el mundo. Y es un honor estar contigo.
Señor Presidente, nos reunimos hoy aquí, gracias a su liderazgo, en un momento en que la economía estadounidense está en auge. Con el fuerte apoyo de los miembros del Congreso reunidos aquí, ahora estamos experimentando una economía que ha creado más de 7 millones de empleos. La tasa de desempleo está en un mínimo de 50 años. El ingreso familiar promedio del estadounidense ha aumentado en más de $ 5,000. Todo eso es el resultado de su compromiso de reducir los impuestos, revertir la regulación y liberar la energía estadounidense. Pero también refleja su compromiso con el comercio libre, justo y recíproco.
Al principio de esta administración, usted dejó en claro que la era de la rendición económica había terminado. Y tomaste una posición firme para los empleos estadounidenses y los trabajadores estadounidenses. Le dijiste a nuestros amigos en China que las cosas tenían que cambiar. Y gracias a su liderazgo, hoy comienza el cambio. (Aplausos.)
Gracias a sus esfuerzos, Sr. Presidente, anunciamos hoy un gran progreso en la protección de la propiedad intelectual, en la prevención de la transferencia forzada de tecnología y la manipulación de divisas. Y sé que significa mucho para ti: el mayor impacto puede ser en la agricultura estadounidense. Entre $ 40 y $ 50 mil millones en compras aseguradas en este acuerdo que resultará en una mayor prosperidad para los agricultores de todo el país.
Y, señor presidente, su compromiso con una América en crecimiento y prosperidad ha sido la pieza central de su liderazgo. Y hoy, con la firma de la primera fase, es un ejemplo más de su compromiso de poner los empleos y los trabajadores estadounidenses en primer lugar. Y reconocemos, como usted, señor presidente, que las diferencias se mantendrán entre nuestras dos naciones. Pero hoy es el comienzo de un nuevo capítulo en la relación comercial entre las dos economías más grandes del mundo.
Pero puedo asegurarle al pueblo estadounidense que este Presidente seguirá firme y pondrá a Estados Unidos en primer lugar, incluso mientras forjamos una relación más productiva con China y con el mundo.
Sr. Presidente, usted sabe que hay un antiguo proverbio chino que dice: «Los hombres solo ven el presente, pero el Cielo ve el futuro». Así que hoy sea el comienzo de un futuro más brillante, más próspero para el pueblo estadounidense, el pueblo chino, y el mundo. Gracias señor presidente. (Aplausos.)
PRESIDENTE TRUMP: Gracias Mike. Un trabajo increible. Chico increible.
También quiero agradecer especialmente a nuestro Representante de Comercio de EE. UU., Que se ha mantenido muy ocupado. (Risas.) Está haciendo muchos tratos. Tendremos otro grande la próxima semana. Debe ser aprobado en breve, y eso será tremendo, con Canadá y México. Pero hablaremos de eso la próxima semana.
Pero Robert Lighthizer, ¿te mantenemos lo suficientemente ocupado? ¿Eh? Pobre chico no puede dormir. Él tira y gira. ¿Lo que le sucedió?
ILUMINADOR DEL EMBAJADOR: Aquí. Lo siento. Eso fue descartado. Y –
PRESIDENTE TRUMP: Oh, está bien. Gracias.
ILUMINADOR DEL EMBAJADOR: Tengo todo el propósito. (La risa.)
PRESIDENTE TRUMP: Mike. Miguel. Mike dijo: así es, tienes todo propósito, ahora que lo pienso. (La risa.)
Pero Bob Lighthizer es realmente un tipo excepcional. Se lleva bien con la gente. Es inteligente, es astuto. Y entiende el comercio mejor que nadie. Cuando tomé esto por primera vez, dije: «Tengo que conseguir al mejor tipo». Y todas las señales apuntaban a Robert Lighthizer. Muchas gracias, Bob. Muchas gracias. (Aplausos.)
Tengo una pregunta: ¿fue este un trabajo más fácil o más difícil de lo que pensabas?
ILUMINADOR DEL EMBAJADOR: Fue más difícil de lo que pensaba. (La risa.)
PRESIDENTE TRUMP: Tenía la sensación de que podría decir eso. Además, nuestro gran Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha trabajado con Bob de la mano. Y muchas gracias, Steve. Gran trabajo. (Aplausos.)
Así que este es realmente un acuerdo histórico. Pero junto con ellos, tuvimos los esfuerzos excepcionales de Jared Kushner. ¿Dónde está Jared? ¿Dónde está Jared? (Aplausos.) Nuestro brillante Jared. Buen trabajo, Jared. El trabajó duro. Dejó un hermoso, bonito y próspero negocio inmobiliario, y vino aquí. Y, puedo decirte, eso fue más difícil. Esto es más difícil que los bienes raíces en Nueva York, ¿no es así, Jared? ¿Derecho?
SEÑOR. KUSHNER: Mucho más difícil.
PRESIDENTE TRUMP: Pero has hecho un trabajo fantástico. No se consigue gente así. Así que muchas gracias. Y, Ivanka, que bueno tenerte aquí. Gracias cariño.
También alguien que he escuchado durante 35 años. Su voz es sencilla: un gran caballero, un amigo mío, pero un gran caballero. Lo trajimos y ha sido sobresaliente. El único problema es que no le gusta mucho ir a la televisión. Es un poco tímido al respecto. Larry Kudlow. Donde esta Larry? (Aplausos.) ¿Dónde está Larry?
Tuvimos un día en que el mercado bajó $ 1 billón. Piensa en eso. En otras palabras, fue uno de esos pocos días, porque hemos tenido 141 días en los que alcanzamos los máximos históricos. Y acabamos de romper, como saben, acabamos de romper la marca de 29,000 en el Dow, justo ahora, cuando estábamos entrando. El mercado ha subido sustancialmente hoy. (Aplausos.) Tenemos todos estos líderes empresariales. Estoy seguro de que no les importa.
Pero Larry Kudlow salió a los hermosos jardines de la Casa Blanca. En realidad, él estaba parado en medio del jardín de rosas. Tenía una hermosa bufanda ondeando al viento. Era todo perfecto, justo en Greenwich, Connecticut. (Risas.) Y comenzó a hablar. Y cuando terminó, le dije: “Acabas de ganar un billón de dólares. Un billón. ”(Risas.) Porque el mercado subió como 250 puntos. Le dije: «Larry, ¿qué demonios dijiste?» (Risas) Y no importó. Pero estábamos a mano. Pasamos de ser un trillón a pares, y eso fue bastante bueno.
Larry, has sido fantástico. Muchas gracias. Lo aprecio. (Aplausos.)
Y, por cierto, acabo de ver en la audiencia a nuestro gran embajador en China, ¿verdad? Gobernador. Así que tuvimos al gobernador de Iowa, y él ama a China. Y él es el más largo, usted es el gobernador con más años de servicio en la historia de nuestro país. Como 24 años. Y lo llamé. Le dije: «Gobernador, debe hacerme un favor». Porque recuerdo una conversación que tuve con él. Iba a pronunciar un discurso antes de las elecciones, y él dijo: «Señor, por favor no diga nada malo sobre China». Es la primera vez que alguien me dice eso. (Risas.) Y dije: «¿Quién es este tipo?» Es el gobernador de Iowa. Él solo dijo: «No digas nada malo sobre China». Así que tuve que romper la mitad de mi discurso, ¿verdad? (La risa.)
Y yo dije: «¿Por qué?» Y él dijo: «Bueno, hacemos muchos negocios. He estado tratando con China durante 35 años, con maíz y todas las cosas diferentes «. Y me contó una historia que fue increíble. Él dijo: “Sabes, hace 35 años, cuando comencé, conocí a un hombre llamado Xi. No era presidente entonces; era un hombre joven ”. Y el gobernador regresó. Le dijo a su esposa, dijo: esto es hace 35 años. Y está documentado. Él dijo: «Acabo de conocer al futuro presidente de China».
Y nadie lo pensó mucho. ¿Y sabes qué? Veintiocho años después, resultó que tenías razón. Y has sido un embajador increíble. Y se quieren mucho. Entonces, cuando llegó el momento de elegir el importante puesto de embajador, le dije: «¿No has tenido suficiente después de 24 años como gobernador de Iowa?». Él dijo: «Si quieres que haga eso». Y ha sido un gran – Has sido de gran ayuda. Muchas gracias, embajador. (Aplausos.) Te lo agradezco. Hecho un gran trabajo Nadie podría haber hecho ese trabajo mejor.
Un hombre. Creo que puedo ir del lado opuesto del espectro, quizás, del gobernador. Su actitud es un poco diferente. Nuestro asesor comercial, Peter Navarro. (Risas) ¿Verdad, Peter? El es un poco diferente. Tenemos de todo tipo. Tenemos de todo tipo.
Un subdirector de personal, Chris Liddell, que ha estado con nosotros durante mucho tiempo y ha hecho un trabajo fantástico y ha tenido una excelente carrera empresarial.
Secretario de Comercio – una leyenda en Wall Street – Wilbur Ross. (Aplausos.) ¿Dónde está Wilbur? Gracias. Wilbur, gracias.
Un hombre que conoce la agricultura tan bien como cualquiera en el mundo. Estábamos buscando una persona agrícola, y queríamos ser políticos, y estábamos buscando a alguien que encajara perfectamente. Y entró Sonny, y todo terminó. En esa media hora aprendí más sobre agricultura que yo … Joni, ¿verdad? – De lo que podría haber aprendido, posiblemente. Sonny Perdue ha sido increíble. Y nos ocupamos de nuestros agricultores, eso, puedo decirte. (Aplausos.) Entonces, Sonny, muchas gracias. Gran trabajo. Gracias. Gracias Sonny.
Y una mujer: el transporte va muy bien. Ella ha hecho un trabajo increíble. Estamos obteniendo aprobaciones ahora de 20 años – 21 años a 2 años. Y puede ser rechazado por razones ambientales u otras. Pero lo tenemos, Lindsey, hasta unos dos años. Una carretera que hubiera tardado entre 19 y 20 años en obtener la aprobación, la tenemos en 2. Y queremos reducirla a una. Y si no funciona, vamos a decir: «No lo construyes». Pero no vas a esperar 22 años para descubrir que no puedes construir la carretera.
Y ella ha sido fantástica: la Secretaria de Transporte Elaine Chao. (Aplausos.) Gracias, Elaine. Gracias Elaine.
Así que tenemos un gran número de personas aquí, y digo: «¿Les presento?» Pero creo que debería hacerlo porque qué demonios. Esta es una gran celebración. Y, por cierto, algunos de los congresistas pueden tener un voto, y yo no, está en el engaño de la acusación. Entonces, si quieres, sal y vota. (Risas.) Prefiero tener (inaudible), no va a importar, porque ha ido muy bien. (Risas.) Pero preferiría que votaras que estar aquí sentado, escuchándome presentarte, ¿de acuerdo? (La risa.)
Tienen un engaño pasando por allí. Cuidemoslo. Entonces, si alguno de ustedes quiere irse, no estaremos, ¿dónde está Kevin McCarthy? El gran Kevin McCarthy.
MIEMBRO DE LA AUDIENCIA: (Inaudible)
PRESIDENTE TRUMP: Bien, bien. Me alegro. (Risas.) ¿Puedo ser honesto? (Risas.) Me alegro. Me gusta mucho más así. Y, por – la gente de la casa, 195 a nada. Y tenemos tres demócratas, y uno de ellos dejó el Partido Demócrata, se hizo republicano. Y qué trabajo has hecho. Así que solo quiero agradecerles a todos. Muy duro. Eso me encanta
Así que tenemos algunas personas increíbles en la audiencia, y me gustaría presentarles a algunas, una muy buena amiga mía, dos muy buenas amigas mías: Sheldon Adelson, Miriam Adelson. Muchas gracias a ambos por venir. Nos han apoyado enormemente (aplausos) y al Partido Republicano. Y son grandes personas.
Un hombre al que siempre le agradé, porque es inteligente, muy inteligente, (risas), el gran Lou Dobbs. Usted sabe, al principio, él dijo: «Él es el mejor desde Reagan». Luego, él me conoció cada vez más y dijo: «Es incluso mejor que Reagan». (Risas.) Luego, hace unas semanas , alguien me lo dijo, y lo veo todo el tiempo, pero alguien tiene un programa muy importante, en realidad. Una audiencia tremenda y muy – todos en esta sala miran.
Pero Lou Dobbs, dijo: «Es el mejor de todos». Le dije: «¿Eso incluye a Washington y Lincoln?» (Risas). Y dijo que sí. Ahora, no sé si fue real, pero está bien. Pero el gran, él es, el gran Lou Dobbs. Muchas gracias Lou. (Aplausos.) Gracias. Gran espectáculo, Lou.
Y un hombre que todos conocen, él sabe más que probablemente todos los que están juntos en esta sala. Lo ha visto todo. Y le hizo una declaración a Jared. Jared entró y dijo: «¿Sabes? Henry Kissinger me dijo:» ¿Cómo hizo el presidente para lograr esto? «. Le dije:» ¿Puedo citar a Henry sobre eso? «Porque Henry es sobresaliente. Y cuando Henry está impresionado con algo, entonces estoy impresionado. Y, Henry, estamos impresionados contigo. Muchas gracias por estar aqui. (Aplausos.) Gracias, Henry. Gracias.
Y, Michael Pillsbury, muchas gracias. Y, Susan Pillsbury, muchas gracias. Y has estado diciendo algunas cosas fantásticas sobre China y sobre nosotros. Y tenemos una buena asociación. Esto va a ser algo muy especial. Vamos a hablar de eso en un segundo.
Un amigo mío, Steve Schwarzman, está aquí. Steve, sé que no tienes ningún interés en este trato. (Aplausos.) Me sorprende que en realidad no estén sentados aquí en el borde del escenario en lugar de hacerlo, pero Steve ha hecho un gran trabajo y una muy buena relación con China y muy buena relación con nosotros.
Nelson Peltz está aquí, un amigo mío. ¿Dónde está Nelson? Nelson está por aquí en algún lugar. Hola nelson ¿Qué haces sentado allí, Nelson?
SEÑOR. PELTZ: (Inaudible.) (Risas.)
PRESIDENTE TRUMP: ¿Cómo está General Electric, Nels? Lo enderezará. Lo enderezarás. Llegó agradable y tarde. (Risas.) No llegó demasiado temprano, eso es seguro.
Hank Greenberg está aquí. Madeja. Si se ocuparan de Hank, no habrían tenido los problemas que tenían. ¿Dónde está Hank? Hank Greenberg. (Aplausos.) Oh, Hank. Si Hank se quedó allí como debería, no habría tenido el problema que terminó teniendo con nuestra economía. Pero es genial tenerte, Hank. Muchas gracias.
Tenemos algunos senadores tremendos aquí y algunas personas realmente increíbles. Y solo quiero decir, los que están aquí, si extraño su nombre, levántense y prometo decirlo, porque mucha gente quería estar aquí.
Un senador que ha sido nuevo en el juego, y lo asumió tan rápido y tan fácilmente, y corrió una carrera que no se podía deshacer. La persona contra la que se encontró era inmejorable. Buena mujer, Heidi, pero inmejorable. Y luego Kevin Cramer dijo: «Puedo vencerla». Y creo que solo ganó por unos 12 puntos, ¿verdad? Y dicen que es el único hombre en Dakota del Norte que puede ganar. Y dije: «Lo haremos». Y lo tuve en mi oficina tres veces y le dije: «Kevin, tienes que hacerlo». Y dije: «Lo está haciendo». Y me rechazó . (Risas.) Luego volvió de nuevo, bueno, esta vez, sé que lo está haciendo. Él me devuelve la llamada y me dice: «Señor, no lo voy a hacer». Él dijo: «Usted sabe, para ser justos, le devolveré la llamada». Pero nunca me doy por vencido, ¿verdad? Así que ahora, en lugar de ser un congresista, es un senador. Y has sido genial. Y muchas gracias. Kevin Cramer. (Aplausos.)
Mike Crapo, un amigo mío. Todos estos son guerreros. Estos son … increíbles. Mike, muchas gracias Mike. Que trabajo haces Mike es uno de esos tipos, pasa desapercibido, pero detrás de escena, no hay nadie más listo, más inteligente, y todos te respetamos y te amamos. Cada una de estas personas. Muchas gracias Mike. Lo aprecio.
Steve Daines. Lo mismo que puedo decir por mi Steve. Y tiene un gran equipo de fútbol. ¿Cómo les fue este año? ¿Todo bien? ¿Van a volver? ¿Lo ganaron de nuevo? Ellos tienen un buen equipo. Ellos tienen un buen equipo.
Joni Ernst. Tienes etanol, así que no te puedes quejar, ¿verdad? (Risas.) Steve – (risas) – Steve, eso también es bueno para ti.
Ya sabes, Joni me llamaría, junto con Chuck Grassley; llamarían en tándem. No puedes vencer a los dos. Todo lo que quieren saber es sobre etanol. Etanol. Pero lo conseguimos.
Deb Fischer – mismo barco, ¿verdad, Deb? Quieres ese etanol para Nebraska.
Y una amiga mía, Lindsey Graham. Se ha convertido en un gran amigo mío y es un hombre excepcional. El ama a nuestro país. Él realmente ama a nuestro país. El trabaja como el infierno. ¿Haces algo más que política?
SENADOR GRAHAM: Golf.
PRESIDENTE TRUMP: También le gusta el golf. A él también le gusta el golf. Mucho mejor golfista de lo que la gente entendería. A él le gusta el golf. Pero él es un gran tipo. Lo consigues hecho. Él une a las personas.
Chuck Grassley. ¿Dónde está Chuck? ¿Dónde está Chuck? Arrojar. ¿Te pondrás de pie por un segundo? Este tipo es el más duro. Puede decir algo de una manera agradable y todos tienen miedo. ¿Derecho? (Risas.) Hizo que Comey se ahogara durante la audiencia. Él dijo: «¿Se te escapó algo a la prensa?» ¿Qué? ¿Qué? ¿Qué? Comey se atragantó como un perro, y estaba siendo amable cuando lo dijo.
Chuck es sobresaliente. Inmejorable: entre usted y el gobernador, esos son dos muy buenos, ¿verdad? Inmejorable bajo cualquier circunstancia. Él hace las rondas como prácticamente todas las noches. Creo que todavía no te has perdido una votación. ¿Alguna vez has perdido un voto? Él estaba – Chuck estaba – ¿eh?
SENADOR GRASSLEY: desde 1993.
PRESIDENTE TRUMP: Noventa y tres. Estaba en mi oficina hace un mes y pensé que era muy grosero. Él dijo: «Señor, lo siento, tengo que irme». «¿Por qué?» Eso fue justo en medio de una reunión. Le dije: «¿Por qué?» Él dijo: «Porque tengo que votar y nunca me he perdido una votación» o algo así. Le dije: «¿Cuántos años?». Dijo: «1993». Eso es mucho tiempo. Le dije: «¿Sabes qué? Ir a dejar. Es un buen registro para mantener «. Porque es una persona sólida, confiable e increíble, y es un amigo mío. Muchas gracias, Chuck. (Aplausos.)
Y hágales saber también sobre ese etanol, Chuck. Trajimos a casa el etanol. Hombre, cuando tienes esos dos llamados, no fueron agradables al respecto, Jerry Moran. Quiero decirte, ¿dónde está Jerry? Jerry, no eran amables con el etanol. Quiero decir eso.
Y Jerry, con lo que hizo, estamos trabajando juntos, muy de cerca con los veterinarios. Y es increíble lo que sucedió con lo que aprobamos en Choice. Ha hecho una gran diferencia. Ya no escuchas quejas sobre el VA. ¿Usted nota? Salen, ven a un médico. Si tienen que esperar dos meses, o si tienen que esperar dos días, salen a ver a un médico. Jerry Moran, amigos. Hizo un trabajo fantástico. (Aplausos.)
Rob Portman, gran amigo nuestro de Ohio. Rob, trabajo fantástico. Acabo de salir de Ohio. Ellos te aman. Allí te aman y has hecho un trabajo fantástico. Y tu eres mi amigo. Rob Portman. (Aplausos.) Gracias, Rob.
Pat Roberts. Un hombre de Kansas, que nos va a dejar. No puedo creer que no vuelvas a correr. Tienes al menos, al menos otros 12 años buenos y sólidos en el Senado si los quisieras. Tienes que hacerlo. Estás seguro, ¿verdad? Bueno. Él ha tomado esa decisión. Pero, Pat, muchas gracias. Y esto es muy importante para Pat y para Mike Rounds, porque lo que sucedió aquí, si lo miras, tiene mucho que ver con todo lo que representas, especialmente con los agricultores. Y los granjeros van a estar muy felices.
¿Dónde está Mike Rounds? ¿Miguel? ¿Miguel? Levántate, Mike. El es otro. Él fue brutal para mí. Él llamaba: “Tengo que hacer esto. Tienes que hacerlo «. ¿Verdad? Muchas gracias Mike. Trabajo fantástico.
Y Dan Sullivan, del gran estado de Alaska. Y me detengo allí cada vez que puedo, ¿verdad? Y gané por mucho. Les gusto en Alaska, ¿verdad? Pero a ellos también les gustas, Dan. Y muchas gracias.
Kevin McCarthy, como saben, se fue al engaño. (Risas.) Bueno, tenemos que hacer eso, de lo contrario se convierte en un engaño más serio. Y Mark Meadows es un amigo mío, desde el principio. Muchas gracias Mark. Chico especial Amigo especial. Gran esposa también. Su esposa en realidad me apoyó mucho antes que él, pero él piensa que no lo sé. (Risas.) Continuó con «Mujeres para Trump», cuando no estaba tan de moda. Como, en el peor día de mi vida, estaba haciendo giras de «Mujeres para Trump» con 50 mujeres en autobuses en todo el gran estado de Carolina del Norte. Ella es fantastica.
Vern Buchanan. Muchas gracias. Gracias Vern. Gran trabajo que has hecho.
Mike Conaway. Gracias Mike. Gracias Mike.
Por cierto, Kristi, gracias por estar aquí. No sabía que ibas a estar aquí. Gracias. Levántate. Vamos a hacer una gran exhibición de fuegos artificiales, ¿verdad? Monte Rushmore. Vamos a ir, creo que voy a tratar de estar allí el 4 de julio.
Entonces, el gobernador llamó. Ella corrió una gran carrera, una carrera dura. Ese fue un duro competidor que tuviste, ¿verdad? Una gran estrella Y, pero resultó que era una estrella más grande, Lindsey. Pero ella dijo: «¿Crees que podemos recuperar los fuegos artificiales en el Monte Rushmore?». Le dije: «¿Por qué?» No han estado allí durante 20 años. Le dije: «¿Por qué?». «Razones ambientales». Dije: «¿Quiere decir que no puede tener fuegos artificiales debido al medio ambiente?» «Sí, razones ambientales». Es piedra «. Ya sabes, es piedra. Es de granito. (La risa.)
Entonces nadie sabía por qué; simplemente dijeron: «Razones ambientales». Entonces llamé a nuestra gente. Y en unos 15 minutos, lo aprobamos, y tendrás tu primer gran espectáculo de fuegos artificiales en el Monte Rushmore, e intentaré salir si puedo. (Aplausos.) ¿De acuerdo? ¿Derecho? Eso estará genial. Muchas gracias por estar aqui. Gracias Kristi
Mike Kelly Donde esta Mike? Mike, muchas gracias, Mike. Que amigo.
Drew Ferguson Que amigo. Estas son buenas personas, te lo digo.
Darin LaHood. Darin Muchas gracias Darin. Gran trabajo.
Michael McCaul. Hiciste un trabajo fenomenal hace tres o cuatro días, Mike, con tu discurso en el piso. Eso fue increible. Muy inspirador.
Patrick McHenry. Es el número uno, es un gran tipo. Y número dos, tiene el mejor nombre en política. Si tuviera ese nombre, habría ganado hace 20 años. (Risas.) Patrick McHenry.
Un hombre que tiene tanto coraje, honestamente, merece una medalla. Probablemente obtendrá uno. Sin embargo, todavía tenemos que ganar para obtener medallas, ¿verdad? No podemos dar medallas si no ganamos. Pero este chico nunca ha perdido en su vida. Es muy duro y muy inteligente. Devin Nunes. Gracias. Levántate, Devin. Todos lo conocen. (Aplausos.)
Lo que le hicieron pasar (aplausos), lo que estas personas falsas, lo que estos policías sucios y todos los demás te hicieron pasar, y, hombre, sobreviviste mejor que nunca, y todos te respetan. E incluso Meadows te respeta, y él respeta a muy pocas personas. (Risas.) Entonces, muchas gracias, Devin. Gran trabajo.
Adrian Smith. Gracias Adrián. Muchas gracias. Y no se sientan, nuevamente, ustedes están listos. Te he presentado, no mucho más para ti, pero ya sabes. Pero vas a escuchar algunas cosas buenas sobre China, y también vas a escuchar algunas cosas buenas ahora porque hoy tenemos un quién es quién del mundo de los negocios.
David Abney, de UPS. David? ¿Dónde estás, David? Puedes ponerte de pie, si alguien quiere. Si no lo desea, ya sabe, si a su empresa no le está yendo bien, es posible que no quiera ponerse de pie. (Risas.) Pero UPS está muy bien. Habrá una pareja que simplemente se deslizará de nuevo en su silla. Fingirán que no están aquí. Gracias David. Gran trabajo que has hecho.
Darius Adamczyk, de Honeywell. Una gran compañia. Muchas gracias. Gran equipo que haces. Tengo mucho de eso. Lo uso mucho y el país lo usa mucho.
Ajay Banga, de Mastercard. Gracias Ajay. Trabajo fantástico.
Josh Bolten, Mesa redonda de negocios. Gracias Josh Gran trabajo.
David Calhoun. Tiene una compañía muy fácil de manejar. Acaba de hacerse cargo de Boeing. ¿Dónde está David? David ¿Dónde está David?
SEÑOR. CALHOUN: Justo aquí.
PRESIDENTE TRUMP: Levántate, David. Mira, él no quería ponerse de pie. Déjame decirte: no es tu culpa. Acabas de llegar. (Risas.) Lo arreglarás rápidamente, por favor.
SEÑOR. CALHOUN: Lo haremos.
PRESIDENTE TRUMP: De acuerdo. No tengo duda. Es una gran compañía.
Les Daniels, USTR, ACTPN. ¿Bueno?
Dan DiMicco. Llevamos 20 años luchando contra las cosas de acero, Dan. Me gustaría decir «30», pero no quiero hacer eso. ¿Derecho? Llevamos más de 20 años luchando juntos en el …
SEÑOR. DIMICCO: Estamos ganando.
PRESIDENTE TRUMP: Y ahora estamos ganando. Finalmente. Tomó 25, 30 años. Tomó un pequeño cambio en la parte superior, ¿no? Pero has sido un guerrero por … para aprovecharte realmente como país. Y has sido un guerrero, y lo aprecio. Desde el principio, Dan y yo, nosotros, fue una lucha de dos personas contra el mundo.
Tom Donohue, Cámara de Comercio de los Estados Unidos. Y eso es, ¿dónde está Tom? Gracias Tom. Gran trabajo.
Brian Duperreault, de AIG. ¿Conoces esa compañía, Hank? AIG ¿Alguna vez escuchaste de AIG, Hank Greenberg? Muchas gracias. Te lo agradezco, Brian.
Mary Erdoes, JP Morgan Chase. Acaban de anunciar ganancias, y fueron increíbles. Donde – donde estas Eran muy sustanciales. ¿Diría: «Gracias, señor presidente» al menos? ¿Eh? (Risas.) Hice que muchos banqueros se vieran muy bien. Pero estás haciendo un gran trabajo. Saluda a Jamie. Creo que lo veremos mañana.
Nancy Falotico, de Ford. Nancy, ¿dónde estás? Hola nancy Tan joven. Tan joven. Eso es muy impresionante. Muchas gracias. Estás haciendo un buen trabajo.
Jim Fitterling, Dow Chemical. Increible compañia. Jim Gracias Jim.
Jack Fusco, Cheniere. Jack, gracias. Excelente.
Meg Gentle, Tellurian. ¿Dónde estás? Hola. Felicidades.
Ken Griffin, Ciudadela. Que chico es. ¿Dónde estás, Ken? ¿Dónde diablos está? Está tratando de esconder algo de su dinero. Mira, él no quiere ponerse de pie. ¿Dónde diablos está Ken? Mira, Steve, te pararás, y él está muy callado al respecto. Él está aquí en algún lugar; él simplemente no quiere ponerse de pie.
Harold Hamm Pone una pajita en el suelo y se derrama aceite. (Risas.) Es verdad. Otros tipos gastan miles y miles de millones de dólares; No pueden encontrar petróleo. Este tipo toma una pajita, dice así, y aparece el aceite. Harold, mi amigo. Él ha estado conmigo desde el principio. ¿Verdad Harold? Estaba conmigo desde el día en que bajé las escaleras mecánicas con nuestra Primera Dama.
Por cierto, ¿veo a John Thune en esta audiencia? John: ¿cómo diablos no presento a John? No tenían tu nombre abajo. No me lo puedo creer. ¿Te pararás? Qué gran tipo es él. (Aplausos.)
VICEPRESIDENTE PENCE: Kevin Brady y Shelley Moore Capito.
PRESIDENTE TRUMP: También veo a Kevin Brady. Gracias Kevin. Gran trabajo en los recortes de impuestos.
Al Kelly, Visa. Al Kelly Al Kelly, gracias.
Ryan Lance, ConocoPhillips. Ryan, genial. Lo estás haciendo fantásticamente bien.
La mayoría de ustedes, puedo decir, lo están haciendo increíblemente bien. «Gracias, señor presidente». (Risas.) No se preocupe por eso. No te sientas culpable.
Alan MacDonald, Citibank. Citibank (Aplausos.) Bien. Chico, trajiste eso de vuelta hasta ahora. Recuerdo hace siete u ocho años. Pero a Citibank le está yendo fantásticamente bien.
Raymond McDaniel, Moody’s. Bueno. ¿Nos estás dando buenas calificaciones, Raymond, por favor? ¿Bueno? Lo estamos haciendo bastante bien, ¿verdad?
Sanjay Mehrotra, de Micron. Increíble compañía, el trabajo que estás haciendo. Sanjay Muchas gracias Sanjay.
Steve Mollenkopf, Qualcomm. Tenían una fusión en marcha, y dije que deberían dejar pasar esa fusión. Llamé al presidente Xi y yo … lo rechazaron. ¿Recuerda? Y luego lo aceptaron. En ese momento, estabas en otro trato. Ni siquiera lo querías. Pero nadie más podría haber hecho eso, ¿verdad? Pero podrías haberlo tenido.
Jim Morrison, de Jeep. Qué gran marca es Jeep. Qué trabajo han hecho. Esa es una gran marca. Y felicidades.
Larry Nichols, Devon Energy. Larry Larry Gracias Larry Gran trabajo. Estas son grandes personas.
Jason Oxman, ITI. Jason, gracias. Gran trabajo que estás haciendo.
Scott Schenkel, eBay. Firmo cosas y, a la noche siguiente, las veo en eBay. Se venden. (Risas.) Se venden por mucho dinero. Le dije: «Señor, ¿podría tenerlo? ¿Firmaría mi zapatilla de deporte?» «Sí». Luego, dos noches después, lo veo en eBay, que se vende por $ 5,000. Yo digo: «¿Qué clase de personas son estas, Lindsey?» Terrible. (Risas.) A veces son los senadores y los congresistas quienes lo hacen. Eso es … (risas).
Gary Shapiro, CTA. Gary Buen trabajo, Gary.
Greg Smith, de Boeing, también. Y, Greg, ponlo en marcha. Trabajar juntos. Ponlo en marcha. Sabes, Boeing genera una gran parte de nuestro PIB. No tenía idea de que era una empresa tan grande. Fue … quiero decir, sé que era grande, pero podría tener hasta medio punto del PIB. Algunas personas dicen aún más. Así que tenemos que hacer que se mueva rápido, y creo que será mejor que nunca.
Mike Sommers, API. ¿Miguel? Gracias Mike.
Paul Taylor, de Fitch. Ese es otro buen grupo de calificaciones. ¿Nos va bien en Fitch? Bueno. De lo contrario, no te habría presentado, si hubiera pensado … (risas).
Robert Thornson [Thomson], News Corp. ¿Dónde está Rupert? ¿Rupert no está aquí? No puedo creer que Rupert no esté aquí. ¿Es él el mejor o qué? Él iba a obtener $ 40 mil millones por lo suyo. Vendió todo lo que no quería. Lo vendió a un grupo que no le gusta tanto Trump; Ese es el único problema. Pero iba a obtener $ 40 mil millones y dijo: «No sé, siguen subiendo esto». ¿Terminan pagando qué? ¿Setenta y cinco mil millones? Y mantuvo las mejores cosas. Entonces Rupert lo está haciendo bien, ¿eh? Rupert es fantástico, y toda la familia es simplemente una gran familia. Entonces saluda, Robert.
Y John Thornton. Oh John ¿Dónde está Juan? ¿Dónde está Juan? John es genial Buen trabajo, John. (Aplausos.) Gracias por toda la ayuda también. Buen trabajo, John.
Jay Timmons, NAM. Jay, muchas gracias. Gracias Jay.
Stephen Vaughn, King y Spalding. Stephen Rey y Spalding. Me vendría bien un buen consejo legal. ¿Tienes buenos abogados allí? Podría usar algunos buenos abogados, ¿verdad? Ah, al diablo con eso. Solo tengo que sufrirlo como lo he hecho toda mi vida. (Risas.) En algún momento, deben ser bastante buenos, ¿verdad?
Jonathan Ward, Organización Atlas. Jonathan, gracias. Gran trabajo que has hecho.
Kevin Warsh. Kevin ¿Dónde está Kevin? No lo sé, Kevin. Podría haberte usado un poco aquí. Why weren’t you more forceful when you wanted that job? Why weren’t you more forceful, Kevin? You’re a forceful person. In fact, I thought you were too forceful, maybe, for the job. And I would have been very happy with you.
But, Kevin, thank you for being here. You understand that very well, right? It bothers me when Germany and other countries are getting paid to borrow money. This is one — I don’t know where that all leads, but we have to pay. We’re the number one in the world, by far, and we have to pay for our money. Our interest rates are set high by the Fed. Our dollar is very high, and — relatively speaking. But when other countries get — literally, they’re under. They have negative rates — meaning, they’re under. They get paid. I love this. This concept is incredible. Again, you don’t know where the hell it leads. But you borrow money, and when you have to pay it back, they pay you. This is one that I like very much. And I’m going to talk to you about that, Lou Dobbs.
So we’re set at two. Tell me, why are we paying and other countries are getting money when they get paid back? I really want to know: Who are the people that buy this stuff? Who puts money into something when they say, “This is a guaranteed loss”? But that’s a whole different group of people than I know.
Glenn Youngkin, of Carlyle. Carlyle Group. Great group.
So, for decades, American workers, farmers, ranchers, manufacturers, and innovators have been hurt by the unfair trade with China. Forced technology transfer and intellectual property theft have been huge problems. Since China joined the World Trade Organization two decades ago, we have racked up nearly $5 trillion — the Vice Premier, I hope he’s not listening to this — (laughter) — in trade deficits, lost millions and millions of manufacturing jobs, and saw tens of thousands of factories close. And that had to do, also, with Mexico, and, to an extent, Canada.
What they did to this country with trade and trade deals — NAFTA. We had no deal with China. I mean, we had no deal. And it was like just easy pickings.
For years, politicians ran for office, promising action to remedy these practices, only to do nothing but allow them to continue. And it was pillage.
As a candidate for President, I vowed strong action. It’s probably the biggest reason why I ran for President, because I saw it for so many years. And I said, “How come nobody is doing something about it?” In the meantime, immigration, and building our military — also important. But that’s probably the biggest reason.
In June of 2016, in the great state of Pennsylvania, I promised that I would use every lawful presidential power to protect Americans from unfair trade and unfair trade practices. Unlike those who came before me, I kept my promise. They didn’t promise too hard but — (applause) — they didn’t do anything. And I actually think I more than kept my promise.
Now our efforts have yielded a transformative deal that will bring tremendous benefits to both countries. We have a great relationship with China, we have a great relationship with the leadership of China, and China fully understands that there has to be a certain reciprocity. There has to be. It cannot continue like this. It would be dangerous for it to continue like it was.
The agreement we signed today includes groundbreaking provisions in an area of critical importance to the United States: protecting intellectual property. So the deal you’re seeing today is a much bigger deal than — we have it very much guarded. They asked one of our Democratic — Cryin’ Chuck Schumer — “What do you think of the deal?” — two weeks ago. He had no idea what the deal was. Never saw the deal; it’s totally guarded.
“I don’t like it. I don’t like the deal,” he said. “Well, have you seen it?” “Yeah, I think I know what…” “Well, why don’t you like it?” “Well, they took the tariffs off.” Actually, we didn’t. He didn’t know anything about the deal. He just said exactly what probably you should say, as a politician. “How do you like the deal?” “I don’t like the deal.” “Do you know the deal?” “Uh, uh, sort of.” He never saw the deal. He knew nothing about it. He would love the deal, but he can’t say it, because he’s on the other party. But maybe Patrick would do the same thing, right?
¿Pero sabes que? I would say that you shouldn’t. This is an unbelievable deal for the United States. And, ultimately, it’s a great deal for both countries. And it’s going to also lead to even a more stable peace throughout the world.
China is helping us with North Korea. China is helping us with a lot of the things that they can be helping us with — which you don’t see in a deal, but they have been very, very helpful with respect to Kim Jong Un, who has great respect for President Xi.
And it’s all a very, very beautiful game of chess, or a game of poker, or — I can’t use the word “checkers” because it’s far greater than any checker game that I’ve ever seen. But it’s a very beautiful mosaic.
But China is giving us a lot of help, and we’re giving them a lot of help on things that we help them with. And one of the things that we are also talking about is fentanyl. And President Xi has already instituted very strong penalties and arrested large numbers of people who are sending fentanyl into our country. That never happened before. (Applause.)
So China has made substantial and enforceable commitments regarding the protection of American ideas, trade secrets, patents, and trademarks. This was not, according to most — they didn’t know we covered any of this. We’ve covered a lot of this. It’s phase one. But they’re doing many more things in phase one than anyone thought possible.
China has also pledged firm action to confront pirated and counterfeit goods, which is a big problem for many of the people in the room — the counterfeiting. We’ll make sure that this happens, and we have very, very strong protection.
In addition, the agreement addresses forced technology transfer policies that can require companies to give away their know-how and trade secrets. So now, when Boeing has some work done over in China or wants to sell planes over in China, they don’t have to give up every single thing that they’ve ever — you know, that they’ve worked so hard to — to develop and to come up with. Are you guys hearing that? You don’t have to give up anything anymore. Just be strong. Just be strong. Don’t let it happen. But you don’t have to do that.
It was a terrible — it was a terrible situation going on there. And a lot of it was because our co- — our companies, I have to say this, were very weak. You were very weak. You gave up things that you didn’t have to give up. But now, legally, you don’t have to give them up.
Under this deal, transfers and licensing of technology will be based on market terms that are fully voluntary and reflect mutual agreement.
Phase one will also see China greatly expand imports of the — to the United States. We want to buy a lot of their product inexpensively.
But we have an additional $200 [billion]. They are going to be what — what is, to me, very important. Number one, they’re going to be spending much more than $200 billion over the next two years, including up to $50 billion just on agriculture alone.
And some of the numbers that I wrote down — on manufacturing, they’ll be spending $75 billion. They’ll be putting into our country, okay? They’re going to be putting into our country $75 billion on manufacturing. Fifty billion dollars’ worth of energy. So that’s great for our energy people. We’re the number one in the world now; we weren’t. We’re now the number-one energy group in the world. We’re bigger than Saudi Arabia, and we’re bigger than Russia. We’re bigger than everybody. (Applause.)
And for those people that are in the room that are very much into it, of which we have a lot of the oil and gas folks in the room: I’m approving some pipelines in Texas momentarily, which will give you — which would’ve taken 15 more years to get. But you’re going to have them very quickly. I mean, we take from a 15-year period to about a 2-month period, and I’m angry at my people for taking so long. ¿Derecho?
But if we do that, we’ll be up about another 22 percent in oil and natural gas. So we have $50 million for — $50 billion for energy, $50 billion for agriculture, and $40- to $50 billion on services, including, Rob, financial services. So the banks are going to be doing great. Credit cards — all of the things that you do so well. You’re going to be able to now go into China and really do a job. And they’re going to be working with you.
One of the other things I have to say is that protection of intellectual property — we have very strong protection of intellectual property. A lot of people thought this deal was just a simple deal for — the farmers are going to get $50 billion. Remember I said, Lindsey, they have to go out and buy larger tractors?
China was doing $16 billion with the farmers. And they stopped. Por qué no? You know, they’re in a negotiation. So our people agreed to $20 [billion], and I said, “No, make it $50 [billion]. What difference does it make? Make it $50 [billion].” They say, “Sir, our farmers can’t produce that much.” I said, “I love our farmers. Let them tell me they can’t do it.” And I said, “Tell them to go out and buy a larger tractor. Buy a little more land.” But they’ll be able to do it. I have no doubt they’ll be able to do it. (Applause.)
So, the other thing that I think we have is the currency devaluation standards. We have a very strong standard for currency devaluation. And, in all due respect, China was one of the greats in history at doing that, and we’re going to work on it together. But currency devaluation will now have some very, very strong restrictions and very powerful restrictions. And we have just full — again, the word — one of the strongest things we have: total and full enforceability. And you know what that means: total, full enforceability on all of this.
So, the agreement tears down major market barriers for U.S. food and agricultural exports. China will now welcome American beef and pork, poultry, seafood, rice, dairy, infant formula, animal feed, biotechnology, and much, much more. Because frankly, you know, they were not doing things that they were supposed to be. And that’s okay. Because now they will. The deal will also benefit energy, manufacturing services, and all sectors of the economy.
And I will say this: This deal — again, they thought it was a 50-billion-dollar agricultural deal. Now it’s much more than $200 billion, of which 50 is agricultural. But the rest is in all of the other things that we just discussed, especially for financial. And you should really look at it. And you have a free pass. And you don’t have to worry about the 49 percent where you can’t own, because you’re going to be able to own now. And you’re not going to have to take partners that are forced upon you. It’s an incredible deal from that standpoint, too.
We’re delighted that the Chinese consumers will now enjoy the greater access to the best products on Earth — those made, grown, and raised right here in the USA.
So phase one, which has been really incredible — you know, we almost had the whole deal done, but this is better. This is a more detailed deal for this aspect of the deal. It was such a big deal before. And this is a much more — much more targeted, much more powerful deal for everything we’re doing, which is a very large part of the deal.
But we’re going to be starting phase two, as soon as this kicks in. We’ll be starting phase two. We’re leaving tariffs on, which people are shocked, but it’s great. But I will agree to take those tariffs off, if we are able to do phase two. In other words, we’re negotiating with the tariffs. We have 25 percent on $250 billion worth of goods. And then we’re bringing the 10 percent down to 7.5 percent on $300 billion worth of goods plus.
So — but I’m leaving them on, because otherwise we have no cards to negotiate with. And negotiating with Liu is very tough. But they will all come off as soon as we finish phase two. And that would be something that some people on Wall Street will love, but from what I see, they love this deal the way it is now. But we have very strong cards. And, frankly, China and I are going to start negotiating with Bob and Steve and everybody very, very shortly.
So, from this nation’s vibrant heartland to our gleaming cities, millions of workers and farmers and innovators have waited decades for this day. We never even had a deal with China. In all fairness, I don’t blame China. I blame the people that stood here before me. I don’t blame China. I told that to President Xi. I was in Beijing, making a speech, saying how they’re ripping us off. ¿Y adivina qué? He wasn’t too happy. I looked at him. I said, “He’s not happy.” And I said, “I better change the speech quickly.”
So I said, “I don’t blame him. I blame our Presidents.” And I’m right. We should’ve done the same thing to them, but we didn’t. We didn’t. We never had a deal with them. They’d do whatever they wanted it.
With this signing, we mark more than just an agreement; we mark a sea change in international trade. At long last, Americans have a government that puts them first at the negotiating table. First in trade. First in every deal, every decision, and every action we take with incredible enforceability.
As we move on to phase two, I look forward to continuing to forge a future of greater harmony, prosperity, and, really, commerce — commerce and — far beyond commerce, between the United States and China. This is something that — far beyond even this deal — it’s going to lead to a even stronger world peace.
We now have — we now have a big investment in each other and in getting along with each other. And this deal is phase one. We’ll probably be able to conclude it with phase two. We don’t expect to have a phase three. But it’s something that we all want to get done, and it’ll be a tremendously big deal. This is something that’s going to be so special, however, to our manufacturers, our farmers, our bankers, our service people. Nobody has ever seen anything like it. This is the biggest deal there is anywhere in the world, by far. And that’s good.
We’re doing another big one next week. But this is the biggest deal anybody has ever seen. And it can lead to being a deal that’s unprecedented, because China has 1.5 billion people, and ultimately, in phase two, we’re going to be opening up China to all of your companies. So I hope you folks can handle it.
So now I’d like to ask Ambassador Lighthizer and Secretary Mnuchin to say a few words, please. Gracias. (Applause.)
AMBASSADOR LIGHTHIZER: Mr. President, Mr. Vice President, Mr. Vice Premier: It is an honor to be here for this momentous event. The President has long fought for fair and balanced trade for Americans. He has, for years, complained about our enormous trade deficit with China and the unfair practices which have, in part, contributed to it.
Indeed, solving the trade crisis was a major objective of his campaign and of his administration. The United States and China are two great countries with two great economies, but two very different economic systems. It is imperative that we develop trade and economic rules and practices that allow us both to prosper. The alternative is not acceptable for either of us.
This phase one agreement is the result of over two years of hard work. It is an important part of the President’s economic plan, and it is a big step forward in writing the rules needed and developing the practices that we must have going forward.
This agreement will benefit both the United States and China. I am grateful to the President for allowing me to be part of this plan. I am grateful to Secretary Mnuchin, my friend with whom I have worked so closely on this and on so many other matters.
Finally, I would like to thank and acknowledge the more than 60 men and women at USTR and other agencies who have worked so hard on this, day and night, for so many months.
I should begin with Ambassador Jeffrey Gerrish, who’s my deputy, who led this effort. Thank you for your patriotism. (Applause.)
I would also like to single out Ambassador Gregory Doud, who is my agriculture deputy — (applause) — and the Assistant USTR responsible for this enormous effort, Terry McCartin. (Applause.)
This was a great — this was a great team effort by my office, as well as the Departments of Treasury, Agriculture, Commerce, and many others.
I should all also acknowledge the hard work of the Chinese side. Vice Premier Liu He is a leader who is diligent; patriotic; as near as I can tell, always working; and has proven himself honorable.
To appreciate — (applause) — we appreciate also the efforts of Minister Zhong. Thank you to Liao Min, his principal — the Vice Premier’s Principal Deputy, and the rest of your team. Once again, congratulations, President Trump. And congratulations, President Xi. (Applause.)
SECRETARY MNUCHIN: Thank you very much. Mr. President, Mr. Vice President, under your leadership, the economic policies of this administration are working. Tax cuts, regulatory relief, and now great trade deals are making the U.S. economy stronger and helping American business and workers and farmers.
This is an incredible accomplishment. I want to particularly thank Ambassador Lighthizer. You’ve done an extraordinary job leading this effort across, literally, in enormous resources. Every single agency contributed to this. The White House. This was a real team effort. So thank you very much for your extraordinary job.
I’d also like to thank the Vice Premier and his team. We could not have done this without all of you. This was a lot of hard work. And again, I’d like to thank you and President Xi. A great step forward, momentous agreement between our two countries. Gracias. (Applause.)
PRESIDENT TRUMP: By the way, I have to just tell you that a woman is in the room who loves her state so much. And I didn’t introduce her before because I wanted to say for — you have been so great. Would you please stand up, Shelley? West Virginia Senator. Gracias. Excelente. Thank you, Shelley. (Applause.)
So I want to, again, thank the Vice Premier for the work we’ve done together. It’s been — it’s been an incredible number of months. It was stop and go. And it looked like it was pretty much going to be stop and never go.
But I’d like to now invite you, on behalf of the great nation — and it is indeed a great nation. In fact, I’d like you to just relax a little while. Tómalo con calma. Go out, see a movie. Tell President Xi I said, “President, go out. Have a round of golf. See a movie.” “No, no, no. I am too busy.”
But they are workers. This China is an incredible, incredible nation. And I’d like to have you say a few words. Mr. Vice Premier, please. (Applause.)
VICE PREMIER LIU: (Inaudible.) (Off-mic.)
PRESIDENT TRUMP: Yes. Si.
The Vice Premier would like to read a letter that was just sent to me, I found out, from President Xi. And we’ll ask the interpreter to come up, please. Okay? Muchas gracias. That’s very nice.
VICE PREMIER LIU: (As interpreted.) Thank you, President Trump. Now, may I read out the message from President Xi Jinping to President Donald J. Trump?
(In English.) Sorry. (Laughter.)
(As interpreted.) Mr. President, as China and the United States sign the phase one trade agreement, I asked Vice Premier Liu He to bring to you my warm greetings.
As I said during our phone call on the 20th of December, last year, conclusion of the phase one trade agreement between China and the U.S. is good for China, for the U.S., and for the whole world.
It also shows that our two countries have the ability to act on the basis of equality and mutual respect, and work through dialogue and consultation to properly handle and effectively resolve relevant issues.
In the next step, the two sides need to implement the agreement in real earnest and optimize its positive impact so as to make even greater progress in China-U.S. trade and economic cooperation.
To maintain healthy and steady growth of China-U.S. relations serves the interest of both countries and requires joint efforts from both sides.
In that spirit, I hope the U.S. side will treat fairly Chinese companies and their regular trade and investment activities, and give support to the collaboration between enterprises, research institutes, and schools and colleges of the two countries as it will help enhance mutual trust and cooperation between us.
China is prepared to work with the U.S. in that direction. And I will stay in close touch with you personally.
I believe that under our guidance, China-U.S. relations will deliver more results and bring greater benefits to our peoples in the year ahead.
The Chinese Lunar New Year is just a few days away. I and my wife Peng Liyuan extend our season’s greetings to you, to Melania, and your family. May you all enjoy happiness and success in the New Year.
PRESIDENT TRUMP: Thank you very much. (Applause.) That’s beautiful. Gracias.
VICE PREMIER LIU: (As interpreted.) Honorable President Donald Trump, Honorable Vice President Mike Pence, Ambassador Lighthizer, Secretary Mnuchin, colleagues, friends, ladies and gentlemen: Good afternoon. Today, China and the United States will be officially signing the phase one trade agreement.
First of all, allow me to pay tribute to our two presidents.
I also want to thank the U.S. principals, our two economic teams, and all those who have made their contribution to this phase one trade agreement.
As two great countries with important responsibilities in world affairs, China and the United States, with the larger picture in mind, have taken a serious approach to our differences and worked to manage them appropriately, reaching phase one trade agreement. It is good for China, for the United States, and for the world.
This is a mutually beneficial and win-win agreement. It will bring about stable economic growth, promote world peace and prosperity, and is in the interest of the producers, consumers, investors in both countries.
At the same time, this agreement is not directed at, nor will it affect, the lawful rise in interest of any third country. It is in line with WTO rules.
A cooperative economic and trade relationship is the propeller of the overall China-U.S. relations. Over the past two years, the two sides encountered some difficulties in the economic and trade field. At times, there were setbacks in our trade talks because, on some issues, we don’t see eye to eye. However, our two economic teams do not give up with relentless efforts from both sides. On the basis of equality and mutual respect, we have reached this phase one trade agreement.
As we Chinese often say, one should not be daunted by difficult problems because there are always more solutions than problems. (Applause.)
This is an extensive agreement. After it is signed, China will work with the U.S. at — in the principle of equality and mutual respect, strictly honor the agreement, accommodate each other’s core concerns, and ensure the good implementation of the phase one trade agreement. It is the pressing need and will also play an important role in the growth of bilateral economic and trade relations in the future.
As to where we will go from here, there is a Chinese proverb that goes, “The beginning is the most difficult part.” There is a similar saying in English: “A good beginning is half the success.” They mean the same thing. It means that we need to continue to be problem-oriented and focus on implementing the phase one trade agreement so as to bring about a good start in the sound economic and trade relations going forward.
As the living standards of the Chinese people rises, we will import fine-quality agricultural products from countries across the world.
As the two sides have agreed based on the market demand in China, in line with market terms, Chinese businesses will purchase 40 billion U.S. dollars of agricultural products from the United States annually. If the demand is strong, the companies may buy more.
To make it happen, the two governments need to foster a sound marketing environment for businesses to expand trade activities.
Ladies and gentlemen, friends: The Chinese economy is transitioning from high-speed growth to high-quality development. A new philosophy is governing our development across the board. Reform and opening-up is picking up speed. This year we’ll build a moderately prosperous society in all respects.
China’s per capita GDP has exceeded 10,000 U.S. dollars. A 400 million-strong middle-income group is emerging, and a massive domestic market is taking shape. China welcomes investors from around the world to China, including those from the United States. And we’ll expand imports of fine-quality products and services from other countries.
China will continue to enhance the legal environment, step up the protection of property rights and intellectual property, apply a management system of pre-establishment national treatment, plus the negative list, and create a level playing field. China will open itself even wider. (Applause.)
Ladies and gentlemen, friends: The world is now at a critical historical crossroads. We are faced with the major strategic choice of how to promote major country cooperation and international cooperation.
China has developed a political system and a model of economic development that suits its national reality. This doesn’t mean China and the United States cannot work together. On the contrary, our two countries share enormous common commercial interests, and we are faced with multiple common challenges like terrorism, counter-narcotics, widening income gap, an aging population, major diseases, resources, and protecting the environment. There is a real need for closer cooperation.
President Xi Jinping points out that there are a thousand reasons to make China-U.S. relations succeed and not a single one to let it fail. We must seek common ground while putting aside differences and find a path toward win-win cooperation. This has important implications for China, the United States, and the world at large.
It has been, and will continue need to be, proved that we both stand to gain from cooperation and lose from confrontation. Cooperation is the only right choice. We need to act in the overall interest of world peace and development and shared future of humanity, pursue equal consultation with mutual respect, and take forward China-U.S. relations based on coordination, cooperation, and stability, and fulfill the great historic mission that we shoulder together.
While I see many visionary people here in the audience who have made an important contribution to the sound development of China-U.S. relations, please accept my most sincere appreciation. (Applause.)
The Lunar Chinese New Year is coming soon. I extend season’s greetings to you. I wish you good health and all the success. Again, thank you very much, President Trump, and thank you all. (Applause.)
Now I’d like to invite Ambassador Cui Tiankai to say a few words. Gracias. (Applause.)
PRESIDENT TRUMP: And just prior to signing, we’ll ask Ambassador Cui to come up and say a few words. Gracias. (Applause.) Yes, please.
AMBASSADOR CUI: (As interpreted.) Honorable President Trump, Vice President Pence, Secretary Mnuchin, Ambassador Lighthizer, Your Excellency, Vice Premier Liu He, Minister Zhong Shan, and Governor Yi Gang, ladies and gentlemen: Just now, Vice Premier has given us the comprehensive elaboration on China’s principled position on the China-U.S. phase one trade agreement.
Given the highly complex international environment, reaching a China-U.S. phase one trade agreement based on equality and mutual respect is good for China and the U.S., and good for the peace and prosperity of the whole world.
We hope both sides will abide by and implement the agreement with earnest to keep the China-U.S. trade relations in the right direction of mutual benefit and win-win, and deliver greater benefits to the people of our two countries.
China’s development is a result of the wisdom and hard work of 1.4 billion Chinese people. And the rights of the Chinese people to pursue a better life is what should be there.
There is great potential for greater China-U.S. cooperation, and the defining feature of this economic cooperation between our two countries is mutual benefit. People of both countries benefit from such cooperation. These facts haven’t and will not change.
The China-U.S. relationship is now at a crucial juncture. As we have reached the phase one trade agreement, it is now important that we leverage the opportunity earnestly, implement the strategic consensus reached between our two Presidents, and keep our bilateral relations in the right direction.
We need to strengthen strategic communication and dialogue on various levels to build trust, reduce misgivings and misunderstandings and misjudgment, and properly manage differences so as to build a China-U.S. relationship based on coordination, cooperation, and stability.
To conclude, I want to take this opportunity to thank you again, friends from all the communities in the United States for your support to the healthy growth of China-U.S. relations. Let’s work together in the New Year. Gracias. (Applause.)
PRESIDENT TRUMP: Well, just in closing — and we’re going to sign right now, but it just doesn’t get any bigger than this — not only in terms of a deal, but really in terms of what it represents.
Keeping these two giant and powerful nations together in harmony is so important for the world — not only for us, for the whole world. And the world is watching today.
So it’s a great honor to be involved. It’s a great honor, Mr. Vice Premier, to be with you. Muchas gracias. Muchas gracias. (Applause.)
(The agreement is signed.)
END
1:06 P.M. est

Deja un Comentario