El presidente Donald J. Trump ha entregado resultados récord para el pueblo estadounidense en sus primeros tres años en el cargo

0

Citar
Estamos haciendo que Estados Unidos sea más fuerte, más orgulloso y más grande que nunca.

Presidente Donald J. Trump

PROMOVIENDO LA PROSPERIDAD ECONÓMICA PARA TODOS: Las políticas a favor del crecimiento del presidente Trump han llevado a un auge económico que está levantando a los estadounidenses de todos los orígenes.
Desde la elección del presidente Trump, se han agregado más de 7 millones de empleos a la economía.
Por primera vez en el registro hay más ofertas de trabajo que los estadounidenses desempleados.
Hay más de 7 millones de ofertas de trabajo, superando a los solicitantes de empleo en más de 1 millón.
Casi dos tercios de los estadounidenses califican ahora como un buen momento para encontrar un trabajo de calidad, capacitando a más estadounidenses con carreras gratificantes.

Este año, la tasa de desempleo alcanzó su nivel más bajo en medio siglo.
La tasa de desempleo se ha mantenido en 4% o menos durante los últimos 21 meses.
La tasa de desempleo de las mujeres alcanzó su tasa más baja en 65 años bajo el presidente Trump.

Bajo el presidente Trump, las solicitudes de desempleo alcanzaron su nivel más bajo en medio siglo.
La cantidad de personas que solicitan seguro de desempleo como parte de la población es la más baja registrada.
Los trabajadores estadounidenses de todos los orígenes prosperan bajo el presidente Trump.
Las tasas de desempleo para los afroamericanos, los hispanoamericanos, los asiáticoamericanos, los veteranos, las personas con discapacidades y las personas sin diploma de escuela secundaria han alcanzado niveles récord bajo el presidente Trump.

La economía en auge está poniendo más dinero en los bolsillos de los estadounidenses.
Los salarios están creciendo a su ritmo más rápido en una década, con aumentos salariales año tras año que superan el 3 por ciento por primera vez desde 2009.
Noviembre de 2019 marcó el 16 ° mes consecutivo en que los salarios aumentaron a una tasa anual de 3% o más.
El ingreso familiar promedio superó los $ 63,000 en 2018, el nivel más alto registrado.

Las políticas del presidente Trump están ayudando a los estadounidenses olvidados en todo el país a prosperar, reduciendo la desigualdad de ingresos.
Los salarios están aumentando más rápido para los trabajadores de bajos ingresos.
Los trabajadores de clase media y de bajos ingresos disfrutan de un crecimiento salarial más rápido que los de altos ingresos.
Cuando se mide como la proporción de los ingresos obtenidos por el 20% superior, la desigualdad de ingresos disminuyó en 2018 en la mayor cantidad en más de una década.

Los estadounidenses están saliendo de la pobreza como resultado de la economía en auge de hoy.
Desde que el presidente Trump asumió el cargo, más de 2.4 millones de estadounidenses han salido de la pobreza.
Las tasas de pobreza para los afroamericanos y los hispanoamericanos han alcanzado mínimos históricos.
Desde la elección del presidente Trump, casi 7 millones de estadounidenses han sido retirados de los cupones de alimentos.

Los estadounidenses están saliendo de la banca y regresando a la fuerza laboral.
La fuerza laboral de primera edad ha crecido 2.1 millones bajo el presidente Trump.
En el tercer trimestre de 2019, el 73.7 por ciento de los trabajadores que ingresaron al empleo provenían de la fuerza laboral en lugar del desempleo, la mayor proporción desde que comenzó la serie en 1990.

Las políticas a favor del crecimiento del presidente Trump están ayudando a las empresas de todos los tamaños a prosperar como nunca antes.
El optimismo de las pequeñas empresas batió un récord de 35 años en 2018 y sigue siendo históricamente alto.
El DOW, el S&P 500 y el NASDAQ han alcanzado niveles récord repetidamente bajo el presidente Trump.

El presidente Trump está cumpliendo su promesa de revitalizar la manufactura estadounidense, con más de medio millón de empleos manufactureros agregados desde las elecciones.
El presidente Trump ha priorizado el desarrollo de la fuerza laboral para garantizar que los trabajadores estadounidenses estén preparados para ocupar puestos de trabajo de alta calidad.
El Presidente ha trabajado para expandir los programas de aprendizaje, ayudando a los estadounidenses a obtener capacitación práctica y experiencia sin deuda estudiantil.
Desde que el presidente Trump asumió el cargo, más de 660,000 aprendices han sido contratados en todo el país.
El presidente Trump estableció el Consejo Nacional para el Trabajador Americano, encargado de desarrollar una estrategia de fuerza laboral para los trabajos del futuro.
Más de 370 empresas han firmado el “Compromiso del presidente con los trabajadores de Estados Unidos”, comprometiéndose a proporcionar más de 14.4 millones de oportunidades de empleo y capacitación.
El presidente Trump firmó una orden ejecutiva que prioriza el desarrollo de la fuerza laboral cibernética para garantizar que tengamos la fuerza laboral cibernética más capacitada del siglo XXI.

El presidente Trump firmó la Ley de Reducción de Impuestos y Empleos en 2017, el paquete de reforma fiscal más grande de la historia.
Más de 6 millones de trabajadores estadounidenses recibieron aumentos salariales, bonificaciones y mayores beneficios gracias a los recortes de impuestos.
Un billón de dólares ha vuelto al país desde el extranjero desde los recortes de impuestos del presidente.

El presidente Trump está revitalizando las comunidades angustiadas a través de las Zonas de Oportunidades, que fomentan la inversión y el crecimiento en comunidades desatendidas.
Más de 8,760 comunidades en los 50 estados, el Distrito de Columbia y 5 Territorios han sido designadas como Zonas de Oportunidad.
El Consejo de Oportunidades y Revitalización de la Casa Blanca ha tomado más de 175 acciones para alentar la inversión y promover el crecimiento dentro de las Zonas de Oportunidades.
El Consejo de Oportunidades y Revitalización de la Casa Blanca está involucrando a todos los niveles del gobierno para identificar las mejores prácticas y ayudar a los líderes, inversionistas y empresarios a utilizar el incentivo de la Zona de Oportunidades para revitalizar las comunidades de bajos ingresos.

El Presidente se asegura de que Estados Unidos esté preparado para liderar el mundo en las industrias del futuro, promoviendo el liderazgo estadounidense en tecnologías emergentes como 5G e IA.
La Administración nombró la inteligencia artificial, la ciencia de la información cuántica y 5G, entre otras tecnologías emergentes, como prioridades nacionales de investigación y desarrollo.
El presidente Trump lanzó la Iniciativa de IA estadounidense para invertir en investigación de IA, desatar la innovación y construir la fuerza laboral estadounidense del futuro.
El presidente Trump firmó una orden ejecutiva que estableció un nuevo comité asesor de líderes industriales y académicos para asesorar al gobierno sobre sus actividades cuánticas.

El presidente Trump ha hecho que apoyar a las familias trabajadoras sea una prioridad de su administración.
El presidente Trump firmó una legislación que garantiza niveles históricos de financiamiento para la subvención global de cuidado infantil y desarrollo, que ayuda a las familias de bajos ingresos a acceder al cuidado infantil.
Durante su discurso conjunto al Congreso y cada discurso del Estado de la Unión, el Presidente pidió al Congreso que aprobara un plan nacional de licencia familiar remunerada.
El Presidente promulgó 12 semanas de licencia parental remunerada para trabajadores federales.
Las reformas fiscales del presidente Trump proporcionaron un nuevo crédito fiscal para incentivar a las empresas a ofrecer licencias familiares pagadas a sus empleados.
Las reformas tributarias históricas del presidente duplicaron el crédito tributario por hijos, beneficiando a casi 40 millones de familias estadounidenses con un promedio de más de $ 2,200 dólares en 2019.

LEVANTANDO LA CARGA DE LA SOBRE REGULACIÓN: Los esfuerzos históricos de desregulación del presidente Trump están impulsando el crecimiento económico, reduciendo costos innecesarios y aumentando la transparencia.
El presidente Trump ha cumplido, y excedió con creces, su promesa de recortar dos regulaciones existentes para cada nueva regulación.
Desde que asumió el cargo, el presidente Trump ha revocado casi 8 regulaciones por cada nueva y significativa.

Los esfuerzos de desregulación de la Administración Trump han reducido los costos regulatorios en más de $ 50 mil millones.
En los próximos años, se proyecta que el hogar estadounidense promedio verá un aumento de ingresos de $ 3,100 por año gracias a la histórica reforma regulatoria del presidente Trump.
Una vez que esté totalmente en vigencia, se espera que 20 acciones desreguladoras importantes emprendidas por la Administración ahorren a los consumidores y negocios estadounidenses más de $ 220 mil millones por año.
El presidente Trump firmó 16 leyes desreguladoras que se espera que den como resultado un aumento de $ 40 mil millones en ingresos reales anuales.
El presidente Trump estableció la Iniciativa de Gobernadores sobre Innovación Reguladora.
Esta iniciativa está trabajando para reducir las regulaciones obsoletas a nivel estatal, local y tribal, avanzar en la reforma de licencias ocupacionales y alinear las regulaciones federales y estatales.

El Presidente firmó una legislación que elimina las barreras regulatorias que dificultan la oferta de beneficios de jubilación para las pequeñas empresas.
El presidente tomó medidas para aumentar la transparencia en las agencias federales y proteger a los estadounidenses del abuso administrativo.
Este año, el presidente Trump firmó dos órdenes ejecutivas para protegerse contra las interpretaciones secretas o ilegales de las reglas y evitar que los estadounidenses reciban sanciones injustas e inesperadas.

El presidente Trump ha cumplido su promesa de revocar la regla de las aguas de los Estados Unidos de la era Obama, quitando una carga de los agricultores estadounidenses.
El presidente Trump puso fin a la guerra anterior de la Administración contra el carbón.
El presidente Trump firmó una legislación que deroga la nociva regla de protección de la corriente de la era Obama.
El presidente Trump reemplazó el Plan de Energía Limpia de la era Obama con la Regla de Energía Limpia Asequible, que respeta los derechos de los Estados y promueve el crecimiento económico al tiempo que reduce las emisiones de CO2 del sector eléctrico.

En 2017, el Presidente anunció la retirada de los Estados Unidos del Acuerdo Climático de París, que habría matado a millones de empleos estadounidenses.
La Administración ha trabajado para deshacer las regulaciones de economía de combustible de la era Obama al proponer la Regla de Vehículos SEGUROS para reducir el costo de automóviles nuevos y más seguros.
El presidente Trump ayudó a los bancos comunitarios mediante la firma de una legislación que hizo retroceder las costosas disposiciones de Dodd-Frank.
El presidente Trump estableció el Consejo de la Casa Blanca para reducir las barreras regulatorias al desarrollo de viviendas asequibles para reducir los costos de las viviendas en todo el país.
Las acciones desreguladoras del presidente están eliminando las barreras gubernamentales a la libertad personal y la elección del consumidor en la atención médica.
En 2017, el presidente Trump corrigió la extralimitación de la Administración de Obama al dimensionar correctamente el Monumento Nacional Bears Ears y el Monumento Nacional Grand Staircase-Escalante.
LUCHA POR EL COMERCIO JUSTO: El presidente Trump está negociando mejores acuerdos comerciales para el pueblo estadounidense después de años de aprovechamiento de nuestro país.
El presidente Trump negoció el acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA) para reemplazar el anticuado Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
USMCA incluye enormes ganancias para los trabajadores, agricultores y fabricantes estadounidenses, generando más de $ 68 mil millones en actividad económica y creando 176,000 nuevos empleos.

El presidente Trump negoció dos tremendos acuerdos con Japón para impulsar el comercio agrícola y digital de Estados Unidos con la tercera economía más grande del mundo.
Gracias a los esfuerzos del presidente Trump, Japón abrirá su mercado a aproximadamente $ 7 mil millones en exportaciones agrícolas estadounidenses.
Las negociaciones del presidente impulsarán el comercio digital de aproximadamente $ 40 mil millones entre nuestros dos países.

El presidente Trump cumplió su promesa de renegociar el Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos y Corea, dando un impulso a las exportaciones estadounidenses de automóviles.
Estos esfuerzos duplicaron el número de autos estadounidenses que se pueden exportar a Corea del Sur utilizando los estándares de seguridad de los Estados Unidos.

El presidente Trump llegó a un acuerdo comercial histórico de fase uno con China que comenzará a reequilibrar la relación comercial de nuestros dos países.
Como resultado del liderazgo del presidente Trump, China acordó reformas estructurales en áreas de propiedad intelectual, transferencia de tecnología, agricultura, servicios financieros y divisas y divisas.
China realizará compras sustanciales de productos agrícolas estadounidenses, lo que marcará una victoria monumental para los agricultores estadounidenses.
El presidente Trump cumplió su promesa de retirarse de la desastrosa Asociación Transpacífica (TPP).
El presidente Trump logró un acuerdo mutuo con la Unión Europea para trabajar juntos hacia cero aranceles, barreras no arancelarias y subsidios para ciertos bienes.
El presidente Trump ha trabajado para prepararse para el comercio posterior al Brexit y ha informado al Congreso de su intención de negociar un acuerdo de libre comercio con el Reino Unido (Reino Unido).
El presidente Trump impuso aranceles sobre el acero y el aluminio extranjeros para proteger nuestras industrias vitales y apoyar nuestra seguridad nacional.
El presidente Trump impuso aranceles para proteger las lavadoras y los productos solares de fabricación estadounidense que se vieron afectados por los aumentos repentinos de las importaciones.
Estados Unidos obtuvo una victoria histórica al reformar la Unión Postal Universal (UPU), cuyas políticas obsoletas socavaban los intereses y trabajadores estadounidenses.
El presidente Trump ha ampliado los mercados para que los agricultores estadounidenses exporten sus productos a todo el mundo, por ejemplo:
La Unión Europea se ha abierto a más carne de res estadounidense y ha aumentado las importaciones de soja estadounidense.
China levantó su prohibición de las aves de corral estadounidenses y se abrió a la carne de res estadounidense.
Corea del Sur levantó su prohibición de las aves y los huevos estadounidenses y acordó proporcionar acceso al mercado para el mayor volumen garantizado de arroz estadounidense.

La Administración Trump ha autorizado un total de $ 28 mil millones en ayuda para los agricultores que han sido sometidos a prácticas comerciales desleales.
ASEGURANDO LA FRONTERA: El presidente Trump ha tomado medidas históricas para enfrentar la crisis en las fronteras de nuestra nación y proteger a las comunidades estadounidenses.
El presidente Trump está cumpliendo su promesa de construir un muro en nuestra frontera sur.
La Administración espera tener aproximadamente 450 millas de nuevo muro fronterizo para fines de 2020.

El presidente llegó a nuevos acuerdos con México, El Salvador, Guatemala y Honduras para ayudar a detener la inundación de la inmigración ilegal.
El presidente trabajó con México para garantizar que mejorarían su seguridad fronteriza.
Estados Unidos está trabajando con México y otros en la región para desmantelar las redes de tráfico de personas que se benefician de la miseria humana y alimentan la crisis fronteriza mediante la explotación de poblaciones vulnerables.
La Administración negoció acuerdos con El Salvador, Guatemala y Honduras para detener el aumento de extranjeros que llegan a nuestra frontera.
El presidente Trump negoció los Protocolos de Protección de Migrantes, exigiendo que ciertos migrantes esperen en México durante sus procedimientos de inmigración en lugar de permitirles desaparecer en nuestro país.

Gracias a la rápida acción del presidente, las detenciones fronterizas cayeron en más del 70 por ciento desde mayo, el pico de la crisis, hasta noviembre.
La Administración Trump está impidiendo que las drogas mortales y los delincuentes violentos fluyan a través de nuestras fronteras y hacia nuestras comunidades.
El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) confiscó más de 163,000 libras de cocaína, heroína, metanfetamina y fentanilo en la frontera sur en el año fiscal 2019.
La Guardia Costera de los Estados Unidos incautó más de 458,000 libras de cocaína en el mar en el año fiscal 2019 y remitió a casi 400 presuntos narcotraficantes para su enjuiciamiento.
Las Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de los Estados Unidos incautaron más de 1.4 millones de libras de narcóticos e hicieron más de 12,000 arrestos relacionados con narcóticos en el año fiscal 2019.
Drug Enforcement Administration (DEA) confiscó más de 50,000 kilogramos de metanfetamina y más de 2,700 kilogramos de fentanilo en el año fiscal 2019.
CBP detuvo a 976 miembros de pandillas alienígenas en el año fiscal 2019, incluidos 464 extranjeros afiliados a MS-13.
ICE HSI realizó más de 4,000 arrestos de miembros de pandillas en el año fiscal 2019, incluidos más de 450 arrestos de miembros de MS-13.

RESTAURAR EL ESTADO DE DERECHO: El presidente Trump está defendiendo el estado de derecho, restaurando la integridad de nuestro sistema de asilo y promoviendo la autosuficiencia de los inmigrantes.
El presidente Trump lanzó un plan de inmigración para asegurar completamente nuestra frontera, modernizar nuestras leyes y promover un sistema de inmigración basado en el mérito.
El presidente Trump está trabajando para combatir el abuso de nuestro sistema de asilo que impulsa la inmigración ilegal.
La Administración tomó medidas para cerrar el vacío legal del Acuerdo de Conciliación de Flores y garantizar que las familias extranjeras puedan mantenerse juntas a través de sus procedimientos.
El Presidente emitió una orden que hace que los extranjeros no sean elegibles para el asilo si pasaron por otro país en tránsito hacia nuestra frontera y no solicitaron asilo en ese país primero.

Desde que asumió el cargo, el presidente Trump ha intensificado la aplicación para garantizar que haya consecuencias por violar nuestras leyes.
En el año fiscal 2019, el Departamento de Justicia procesó un número récord de delitos relacionados con la inmigración.
ICE Enforcement and Removal Operations (ERO) arrestó a 143,099 extranjeros en el año fiscal 2019, el 86 por ciento de los cuales tenía antecedentes penales.
ICE ERO eliminó a más de 267,000 extranjeros ilegales de los Estados Unidos en el año fiscal 2019.

La Administración Trump está tomando medidas enérgicas contra las ciudades santuario y aumentando la cooperación a nivel local en la aplicación de la ley de inmigración.
La Administración ha más que duplicado el número de jurisdicciones que participan en el programa 287 (g), mejorando la cooperación local en la aplicación de la ley de inmigración.

La Administración tomó medidas para proteger a los contribuyentes al garantizar que los extranjeros que desean ingresar o permanecer en nuestro país puedan mantenerse a sí mismos y no depender de los beneficios públicos.
El presidente emitió una proclamación para garantizar que los inmigrantes admitidos en Estados Unidos no sobrecarguen nuestro sistema de salud.
El Presidente ha tomado medidas para reducir las estadías excesivas de visas de no inmigrante, un problema que socava el estado de derecho, afecta la seguridad pública y agota los recursos necesarios para la frontera.
El presidente Trump hizo que nuestro país fuera más seguro al ordenar la verificación mejorada de las personas que intentan venir a Estados Unidos desde países que no cumplen con nuestros estándares de seguridad.
El Presidente está adoptando un enfoque responsable para la admisión de refugiados, priorizando el reasentamiento de refugiados en jurisdicciones donde los gobiernos estatales y locales consienten en recibirlos.
Esta orden está diseñada para garantizar que los refugiados sean ubicados en un entorno donde tendrán la mejor oportunidad de tener éxito en sus nuevos hogares.

CREANDO COMUNIDADES MÁS SEGURAS: Las políticas del presidente Trump apoyan a nuestros valientes oficiales de la ley y hacen que las comunidades de Estados Unidos sean más seguras.
El crimen violento cayó en 2017 y 2018, después de aumentar durante cada uno de los dos años anteriores a la toma de posesión del presidente Trump.
Desde 2016, la tasa de delitos violentos en Estados Unidos ha caído casi un 5 por ciento y la tasa de asesinatos ha disminuido en más de un 7 por ciento.

El presidente Trump promulgó la Ley del Primer Paso, lo que hace que nuestro sistema de justicia penal sea más justo para todos al tiempo que hace que nuestras comunidades sean más seguras.
El presidente Trump ha promovido la contratación de una segunda oportunidad para dar a los ex reclusos la oportunidad de vivir una vida libre de delitos y encontrar un empleo significativo, al tiempo que hace que nuestras comunidades sean más seguras.
El Departamento de Educación está ampliando una iniciativa que permite a las personas en las cárceles federales y estatales recibir las Becas Pell para prepararse mejor para la fuerza laboral.
El Departamento de Justicia y la Oficina de Prisiones lanzaron una nueva Iniciativa “Listo para trabajar” para ayudar a conectar a los empleadores directamente con los ex prisioneros.
El Departamento de Trabajo otorgó $ 2.2 millones a los estados para expandir el uso de los bonos de fidelidad, que suscriben a las compañías que contratan a ex presos.

El presidente Trump ha revitalizado el Proyecto Vecindarios Seguros, reuniendo a funcionarios federales, estatales, locales y tribales encargados de hacer cumplir la ley para desarrollar soluciones a los delitos violentos.
El Presidente defiende a los agentes de la ley de nuestra nación, asegurándose de que tengan el apoyo que necesitan para mantener seguras a nuestras comunidades.
El Presidente estableció una nueva comisión para evaluar las mejores prácticas para reclutar, capacitar y apoyar a los agentes del orden.
La Administración ha puesto a disposición de la policía local cientos de millones de dólares en equipo militar excedente.
El presidente Trump ha firmado una orden ejecutiva para ayudar a prevenir la violencia contra los agentes del orden.
El Presidente también firmó una legislación que financia permanentemente el Fondo de Compensación de Víctimas del 11 de septiembre, ayudando a los valientes socorristas de nuestra nación.

El presidente ha tomado medidas para combatir el flagelo de los crímenes de odio y el antisemitismo en aumento en Estados Unidos.
El presidente Trump firmó una orden ejecutiva que deja en claro que el Título VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964 se aplica a la discriminación basada en el antisemitismo.
La Administración lanzó un sitio web centralizado para educar al público sobre los crímenes de odio y alentar la denuncia.
Desde enero de 2017, la división de Derechos Civiles del Departamento de Justicia ha obtenido 14 condenas en casos de ataques o amenazas contra lugares de culto.

El Presidente firmó la Ley Fix NICS para mantener las armas fuera del alcance de criminales peligrosos.
El presidente Trump firmó la Ley STOP de Violencia Escolar y creó una Comisión de Seguridad Escolar para examinar formas de hacer que nuestras escuelas sean más seguras.
La Administración Trump lucha para poner fin al crimen atroz de la trata de personas.
En el año fiscal 2019, ICE HSI arrestó a 2,197 delincuentes asociados con la trata de personas e identificó a 428 víctimas.
El Presidente firmó la Ley de Reautorización de Protección de Víctimas del Tráfico, que endureció los criterios para determinar si los países cumplen con los estándares para eliminar el tráfico.

El presidente Trump estableció un grupo de trabajo para ayudar a combatir la tragedia de las mujeres y niñas nativas americanas desaparecidas o asesinadas.
AVANZANDO LOS INTERESES DE AMÉRICA EN EL EXTRANJERO: El presidente Trump está poniendo a Estados Unidos primero y avanzando nuestros intereses en todo el mundo.
La campaña de máxima presión del presidente Trump está contrarrestando la influencia de Irán y presionando al régimen corrupto para que abandone sus actividades malignas.
El Presidente retiró a Estados Unidos del horrible y unilateral acuerdo nuclear de Irán y volvió a imponer todas las sanciones que se levantaron por el acuerdo.
En respuesta a la agresión de Irán y las graves violaciones de los derechos humanos, el Presidente autorizó sanciones paralizantes a los líderes del régimen, incluido el Líder Supremo.
El presidente Trump está trabajando para hacer cumplir enérgicamente todas las sanciones para reducir las exportaciones de petróleo de Irán a cero y negarle al régimen su principal fuente de ingresos.

El presidente Trump ha celebrado dos cumbres históricas con Corea del Norte y, a principios de este año, se convirtió en el primer presidente en cruzar la DMZ hacia Corea del Norte.
La Administración ha mantenido severas sanciones contra Corea del Norte mientras se han llevado a cabo negociaciones.

Desde que asumió el cargo, el presidente Trump ha tomado medidas históricas para apoyar y defender a nuestro querido aliado Israel.
Este año, el presidente Trump reconoció la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán y declaró que los asentamientos israelíes en Cisjordania no son incompatibles con el derecho internacional.
El presidente cumplió su promesa de reconocer a Jerusalén como la verdadera capital de Israel y trasladar allí la embajada de los Estados Unidos.
El presidente retiró a los Estados Unidos del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) debido al evidente sesgo anti-Israel del grupo.

El presidente Trump ha instado con éxito a los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a aumentar sus gastos de defensa y centrarse en las prioridades modernas.
Los aliados de la OTAN aumentarán el gasto en defensa en $ 130 mil millones para fines del próximo año.

La Administración ha trabajado para reformar y racionalizar la ONU, recortando gastos y haciendo que la organización sea más eficiente.
A principios de este año, el Presidente tomó medidas para proteger nuestros derechos de la Segunda Enmienda al anunciar que Estados Unidos no se unirá al Tratado de Comercio de Armas equivocado.
El presidente Trump ha promovido la democracia en todo el hemisferio occidental e impuso fuertes sanciones a los regímenes en Venezuela, Cuba y Nicaragua.
El Presidente revirtió la desastrosa política de Cuba de la Administración anterior.
El presidente Trump ha promulgado una nueva política destinada a evitar que los ingresos lleguen a los servicios militares o de inteligencia cubanos, impuso restricciones de viaje más estrictas y reafirmó el enfoque para garantizar que el régimen cubano no se beneficie de los dólares estadounidenses.
A principios de este año, la Administración Trump puso un límite a las remesas a Cuba.
El presidente Trump está permitiendo a los estadounidenses presentar demandas contra personas y entidades que trafican con bienes confiscados por el régimen cubano, la primera vez que este tipo de reclamos han estado disponibles para los estadounidenses en virtud de la Ley Helms-Burton.

El presidente Trump se unió a la Asamblea Nacional elegida democráticamente y al pueblo venezolano y trabajó para cortar los recursos financieros del régimen de Maduro.
El presidente Trump reconoció a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y reunió a una coalición internacional de 58 países para apoyarlo.
A principios de este año, el presidente Trump bloqueó todas las propiedades del gobierno venezolano en la jurisdicción de los Estados Unidos.
El presidente Trump ha sancionado a sectores clave de la economía venezolana explotados por el régimen, incluidos los sectores del petróleo y el oro.
La Administración sancionó las líneas de vida financieras clave de Maduro, incluidos el Banco Central de Venezuela, el Banco de Desarrollo de Venezuela y Petróleos de Venezuela.

La Administración Trump ha asegurado la liberación de estadounidenses encarcelados injustamente en el extranjero, incluidos Kevin King, Xiyue Wang, Danny Burch y más.
El Presidente y su Administración han trabajado para avanzar en una región libre y abierta del Indo-Pacífico, promoviendo nuevas inversiones y expandiendo las asociaciones estadounidenses.
El Presidente negoció el regreso de Finlandia de aproximadamente 600 restos tribales ancestrales y otros objetos sagrados para las comunidades de indios americanos y pueblos de donde vinieron.
La Administración Trump lanzó un plan económico para empoderar al pueblo palestino y mejorar la gobernanza palestina a través de la inversión privada.
El Presidente creó el primer enfoque de todo el gobierno para el empoderamiento económico de las mujeres a través de su Iniciativa de Desarrollo Global y Prosperidad de las Mujeres.
En junio de 2019, el Presidente lanzó la Estrategia de EE. UU. Sobre Mujeres, Paz y Seguridad, que se centra en aumentar la participación de las mujeres para prevenir y resolver conflictos.
RECONSTRUYENDO LA DEFENSA DE NUESTRA NACIÓN: El presidente Trump está invirtiendo en nuestras fuerzas armadas y asegurando que nuestras fuerzas puedan defenderse contra cualquier amenaza.
El presidente Trump firmó la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) para el año fiscal (FY) 2020, autorizando un gasto histórico de $ 738 mil millones en defensa.
El presidente Trump continuó invirtiendo en la reconstrucción de nuestras fuerzas armadas, después de firmar una legislación para proporcionar $ 700 mil millones en gastos de defensa en el año fiscal 18 y $ 716 mil millones en el año fiscal 19.

El presidente Trump firmó un aumento salarial del 3.1% para nuestras tropas, el mayor aumento en una década.
El presidente firmó una legislación que establece la Fuerza Espacial como una nueva rama de las Fuerzas Armadas, la primera nueva rama desde 1947.
El Comando Espacial de los Estados Unidos se relanzó en agosto de 2019.
El Presidente está modernizando y recapitalizando nuestras fuerzas nucleares y defensas antimisiles para garantizar que continúen sirviendo como un fuerte elemento disuasorio.
El Presidente mejoró nuestras defensas cibernéticas al elevar el Comando Cibernético a un comando de combate de guerra importante y al reducir las onerosas restricciones de procedimiento en las operaciones cibernéticas.
El presidente Trump está protegiendo la base industrial de defensa de Estados Unidos, dirigiendo la primera evaluación de todo el gobierno de nuestras cadenas de suministro de fabricación y defensa desde la década de 1950.
Bajo el liderazgo del presidente, Estados Unidos está llevando la lucha a los terroristas en todo el mundo.
El califato territorial del ISIS ha sido derrotado y todo el territorio recapturado en Irak y Siria.
Estados Unidos ha llevado a Abu Bakr al-Baghdadi, el fundador de ISIS, ante la justicia.

El presidente ha tomado medidas militares decisivas para castigar al régimen de Assad en Siria por el uso bárbaro de armas químicas en su propio pueblo.
El presidente también autorizó sanciones contra aquellos vinculados al programa de armas químicas de Siria.

HONRANDO A NUESTROS VETERANOS: El presidente Trump defiende a los veteranos de los Estados Unidos al garantizar que reciban la atención y el apoyo adecuados que merecen.
El presidente Trump firmó la Ley VA MISIÓN, revolucionando el sistema VA, aumentando las opciones y brindando atención de calidad a nuestros veteranos.
Esta legislación reformó y amplió muchos de los programas existentes para brindar a los veteranos un mejor acceso a los proveedores de atención médica y ofreció opciones completamente nuevas, como permitir que los veteranos reciban atención urgente en sus comunidades locales.
La Ley VA MISIÓN coloca a los veteranos en el centro de sus decisiones de atención médica, no en la burocracia.

La Administración Trump ha ampliado la capacidad de los veteranos para acceder a los servicios de telesalud, incluso a través de la iniciativa de atención médica VA “Anywhere to Anywhere”.
El presidente Trump ha llevado la responsabilidad al VA, como se prometió.
El presidente Trump firmó la Ley de Responsabilidad de Asuntos de Veteranos y Ley de Protección de Denunciantes para garantizar que los empleados de VA sean responsables por el bajo rendimiento.
Más de 8,000 empleados de VA han sido relevados de sus deberes en el VA desde el comienzo de la Administración.

Los veteranos están viendo una mejora en la calidad de la atención bajo el presidente Trump.
En el último año, el VA registró las calificaciones más altas de experiencia del paciente en la historia.
Los Veteranos de Guerras Extranjeras encontraron en su encuesta anual que más del 90 por ciento de los encuestados recomendarían la atención de VA a otros veteranos.

El presidente Trump firmó la Ley de mejora y modernización de las apelaciones de veteranos de 2017 para acelerar el proceso de apelaciones de veteranos.
La Administración está trabajando para alinear sin problemas los registros de salud electrónicos del VA y del DoD.
Este nuevo sistema electrónico de registro de salud está en camino de lanzarse el próximo año en áreas seleccionadas.

Bajo el presidente Trump, el VA lanzó una nueva herramienta que brinda a los veteranos acceso en línea a tiempos de espera promedio y datos de calidad de atención.
Tal como lo prometió, el presidente Trump abrió una línea directa de VA de la Casa Blanca las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para brindar acceso a los veteranos a la ayuda en todo momento.
El presidente Trump ha comprometido a su administración a abordar la horrible tragedia del suicidio veterano.
El presidente Trump firmó la Iniciativa PREVENIR, que creó un grupo de trabajo para desarrollar una hoja de ruta revolucionaria para abordar el problema del suicidio veterano.
El presidente Trump firmó una orden ejecutiva para mejorar el acceso a los recursos de prevención del suicidio para los veteranos.

El presidente Trump está expandiendo los recursos educativos, promoviendo oportunidades económicas y asegurándose de que nuestros veteranos tengan el apoyo que necesitan cuando regresen a casa.
Este año, la tasa de desempleo de veteranos alcanzó su nivel más bajo desde 2000.
El presidente Trump firmó una orden ejecutiva que allana el camino para que los veteranos se unan más fácilmente a la Marina Mercante, brindando oportunidades de trabajo de calidad.
El presidente Trump firmó el proyecto de ley GI de Forever, que permite a los veteranos usar sus beneficios educativos en cualquier momento de sus vidas.
El presidente Trump agilizó el proceso de liquidación de la deuda de préstamos estudiantiles federales para los veteranos con discapacidad total y permanente de nuestra nación.
El presidente Trump firmó la Ley HAVEN para garantizar que los veteranos que se declararon en bancarrota no pierdan sus pagos por discapacidad.

El presidente Trump firmó una legislación que proporciona un camino para los nativos de Alaska que sirvieron en Vietnam para recibir las asignaciones de tierras a las que tienen derecho legalmente.
COMBATE A LA CRISIS DE OPIOIDES: El presidente Trump ha hecho que la lucha contra la crisis de opioides sea una prioridad para su Administración, y los resultados no podrían ser más claros.
El presidente Trump llamó la atención sobre la crisis de los opioides al declararla una emergencia de salud pública en todo el país.
Para abordar los muchos factores que alimentan la crisis de las drogas, el presidente Trump lanzó una Iniciativa para detener el abuso de opioides y reducir la oferta y la demanda de drogas.
Thanks to the President’s efforts, landmark new Federal funding and resources have been dedicated to help end this crisis.
President Trump signed the SUPPORT for Patients and Communities Act, the largest and most comprehensive piece of legislation to combat the opioid crisis in history.
The Department of Health and Human Services (HHS) has awarded nearly $9 billion over 2016 to 2019 in grants to address the opioid crisis and improve access to prevention, treatment, and recovery services in partnership with State and local officials.
Nearly $1 billion in grants were recently awarded for the HEAL Initiative to support development of scientific solutions to help prevent and treat addiction.
President Trump announced a Safer Prescriber Plan that seeks to decrease the amount of opioids prescription fills by one third within three years.
From January 2017 to September 2019, the total amount of opioids prescriptions filled in America dropped by 31%.

This year, the President launched FindTreatment.gov, a newly designed website that makes it easier to find substance abuse treatment locations.
The President implemented new efforts to educate Americans about the dangers of opioid misuse.
These efforts include an ad campaign on youth opioid abuse that reached 58 percent of young adults in America.

President Trump and his Administration aggressively worked to cut off the flow of deadly drugs into our communities.
In FY 2019, ICE HSI seized 12,466 pounds of opioids including 3,688 pounds of fentanyl, an increase of 35% from FY 2018.
The Administration shut down the country’s biggest Darknet distributer of drugs, seizing enough fentanyl to kill 105,000 Americans in the process.
Under President Trump, a DOJ strike force charged more than 65 defendants collectively responsible for distributing over 45 million opioid pills.
The Administration has brought kingpin designations against traffickers operating in China, India, Mexico and more who have played a role in the epidemic in America.
The Administration secured the first-ever indictments against Chinese fentanyl traffickers.
This year, President Trump convinced China to enact strict regulations to control the production and sale of all types of fentanyl.

Evidence suggests that President Trump’s efforts are making a real difference across the Nation.
Preliminary data shows overdose deaths fell nationwide in 2018 for the first time in decades.
Many of the hardest hit states – including Ohio, Kentucky, and West Virginia – saw drug overdose deaths drop in 2018.
Since 2016, there has been a nearly 40 percent increase in the number of Americans receiving medication-assisted treatment.

PUTTING PATIENTS FIRST: President Trump is working hard to give Americans better quality care at a lower cost.
The Administration is delivering quality healthcare and promoting innovative treatment options for American patients.
Earlier this year, President Trump signed an order to protect and improve Medicare for our seniors, encouraging even more competition and promoting innovative benefits.
President Trump signed and implemented the Right to Try Act, which has expanded treatment options for terminally ill patients.
The President has taken action to combat childhood cancer, initiating an effort to provide $500 million over the next decade to improve pediatric cancer research.
The President signed legislation providing an additional $1 billion in Alzheimer’s disease research funding.
The Administration launched a plan to end the HIV/AIDS epidemic in America in the next decade.
President Trump took action to increase the availability of organs for patients in need of transplants and provide more treatment options and improve care for patients suffering from kidney disease.
The President signed an order to modernize the influenza vaccine.

The Administration is making healthcare more affordable and transparent.
The Administration is requiring hospitals to make their prices negotiated with insurers publicly and easily available online.
The President is working to expand Association Health Plans, which would make it easier for employers to join together and offer more affordable health coverage to their employees.
President Trump extended access to short-term, limited-duration health plans, giving Americans more flexibility to choose plans that suit their needs.
The Administration expanded the use of Health Reimbursement Arrangements (HRAs). Now, HRAs allow employers to help their employees pay for the cost of insurance that they select in the individual market.
The Administration has successfully worked to reduce Medicare Advantage and Part D premiums to their lowest in years.
The Administration has improved access to health savings accounts for individuals with chronic conditions.
The President has worked to reduce the burden felt by Americans due to Obamacare and eliminated Obamacare’s individual mandate penalty.
President Trump released legislative principles to end surprise medical billing and is working with Congress to give patients the control they deserve.

President Trump is following through on his pledge to combat high drug prices.
President Trump released a blueprint to reduce drug prices and expand affordability for American patients.
The Administration’s efforts to lower drug prices led to the largest year-over-year decrease in drug prices ever recorded.
The President has advanced efforts to import prescription drugs from Canada in partnership with several states, including Florida and Colorado.
The President launched an initiative to stop global freeloading in the drug market, proposing a new way for Medicare to pay for certain drugs based on prices other developed nations pay.
The President signed legislation to end pharmacy gag clauses, which prevented pharmacists from letting patients know when it would be cheaper to buy drugs without their insurance.

SAFEGUARDING LIFE AND RELIGIOUS LIBERTY: President Trump has made it a priority of his Administration to uphold the sanctity of life and safeguard religious liberty for all.
President Trump is unequivocally committed to protecting the sanctity of every human life.
The Administration issued a rule preventing Title X family planning funds from supporting the abortion industry.
President Trump has called on Congress to end late-term abortions.
The Trump Administration cut all funding to the U.N. population fund, due to the fund’s support for coercive abortion and forced sterilization.
HHS rescinded an Obama-era guidance that prevented states from taking certain actions against abortion providers.
President Trump reinstated and expanded the Mexico City Policy in 2017, ensuring that taxpayer money is not used to fund abortion globally.
The President has taken action to end federal research using fetal tissue from abortions.

President Trump is protecting healthcare entities and individuals’ conscience rights—ensuring that no medical professional is forced to participate in an abortion in violation of their beliefs.
The Administration provided relief to American employers like Little Sisters of the Poor, protecting them from being forced to provide coverage that violate their conscience.
President Trump has taken unprecedented action to support the fundamental right to religious freedom.
In 2018, President Trump signed an Executive Order establishing the White House Faith and Opportunity Initiative.
In 2017, President Trump signed an Executive Order upholding religious liberty and the right to engage in religious speech.
The Department of Justice created a Religious Liberty Task Force in 2018.
The Trump Administration continues to vigorously defend religious liberty in the courts at every opportunity.
President Trump reversed the Obama-era policy that prevented the government from providing disaster relief to religious organizations.
The Administration is preserving a space for faith-based adoption and foster care providers to continue to serve their communities consistent with their beliefs.
The Administration reduced burdensome barriers to Native Americans being able to keep spiritually and culturally significant eagle feathers found on their tribal lands.
The Administration has allowed greater flexibility for Federal employees to take time off work for religious reasons.

The Trump Administration has stood up for religious liberty around the world.
The Administration has partnered with local and faith-based organizations to provide assistance to religious minorities persecuted in Iraq.
President Trump hosted the Global Call to Protect Religious Freedom at the 2019 U.N. General Assembly, calling on global and business leaders to bring an end to religious persecution and stop crimes against people of faith.
The Administration dedicated $25 million to protect religious freedom, religious sites and relics.
The State Department has hosted two Religious Freedom Ministerials, with the 2019 Ministerial becoming the largest religious freedom event of its kind in the world.
In 2019, the Administration imposed restrictions on certain Chinese officials, internal security units, and companies for their complicity in the persecution of Uighur Muslims and other Muslim minorities in Xinjiang.

TRANSFORMING THE COURTS: President Trump is transforming the Federal judiciary by appointing a historic number of Federal judges who will interpret the Constitution as written.
Working with the Senate, President Trump has now had 187 judicial nominees confirmed to the Federal bench.
President Trump’s remaking of the judiciary is only accelerating with 103 Federal judges confirmed in 2019, more than 2017 and 2018 combined.

The President named Justices Brett Kavanaugh and Neil Gorsuch to the Supreme Court, fulfilling his promise to appoint justices who will uphold the constitution as written.
President Trump has appointed 50 Circuit Court judges – more than any other President at this point in their Administrations.
More than a quarter of all active Circuit Court judges were appointed by President Trump.
The average age of Trump-appointed circuit judges is less than 50 years old, ensuring that these qualified jurists will continue to have an impact for decades to come.

President Trump has flipped the Second, Third, and Eleventh Circuits from Democrat-appointed majorities to Republican-appointed majorities.
USHERING IN AN ERA OF ENERGY DOMINANCE: President Trump’s policies are ushering in a new era of American energy dominance.
President Trump has rolled back the burdensome regulations of the past Administration and implemented policies that are unleashing American energy.
The United States is the largest oil and natural gas producer in the world.
American oil production reached its highest level in history in 2019.
The United States became a net exporter of crude oil and petroleum products in September 2019, the first time this has occurred since records began in 1973.

Natural gas production is projected to set a record high in 2019, marking the third consecutive year of record production.
President Trump is opening up more access to our country’s abundant natural resources in order to promote energy independence.
Department of the Interior energy revenues soared in fiscal year FY 2019, nearly doubling since FY 2016 to $12 billion.
Applications to drill on public lands have increased by 300 percent since FY 2016, and the time it takes to complete these permits has dropped by half.
President Trump signed legislation to open up Alaska’s Arctic National Wildlife Refuge to energy exploration.

President Trump is promoting energy infrastructure to ensure American energy producers can deliver their products to the market.
This year, President Trump signed two Executive Orders to streamline processes holding back the construction of new energy infrastructure, like pipelines.
In 2017, the Administration took action to approve the Dakota Access pipeline and the Keystone XL pipeline.
The Administration issued permits for the New Burgos Pipeline that will export American petroleum products to Mexico.
The Administration has streamlined Liquefied Natural Gas (LNG) terminal permitting.
In 2019, the Department of Energy granted 11 new long-term LNG export approvals.

American energy exports have reached historic highs.
LNG exports have increased by 247% since 2017, hitting record highs in 2019 and are projected to continue increasing next year.
In 2017, the United States became a net natural gas exporter for the first time in 60 years.
The United States has exported LNG to five continents and 37 countries, marking 19 additional countries from the beginning of the Trump Administration.

President Trump strengthened America’s domestic energy production and supported our Nation’s farmers by approving year-round E-15.
President Trump worked to ensure greater transparency and certainty in the Renewable Fuel Standard (RFS).
President Trump has promoted domestic energy production and economic growth while working to ensure Americans have access to safe drinking water and a clean environment.
The United States environmental record is one of the strongest in the world and America continues to make environmental progress in clean air and clean water.
Under President Trump’s leadership, the EPA took action to protect vulnerable Americans from lead exposure by proposing changes to the Lead and Copper rule.
Under President Trump’s leadership, in FY 2019 the EPA completed cleanup on the most superfund sites on the National Priority List in 18 years.
Emissions of all criteria pollutants dropped between 2016 and 2018.

PROMOTING EDUCATIONAL OPPORTUNITY: President Trump is working to ensure all Americans have access to quality education.
President Trump signed into law a modernization of our country’s career and technical education system to ensure more Americans have access to high-quality vocational education.
This year, the Administration proposed Education Freedom Scholarships to expand education options for students of all economic backgrounds.
This plan will invest up to $5 billion in students through a tax credit for donations for state-based, locally-controlled scholarships.

President Trump is expanding education and training opportunities for incarcerated individuals to learn how to make a living before their release.
The President signed legislation reauthorizing the D.C. Opportunity Scholarship program.
Thanks to President Trump’s historic tax reform, parents can now withdraw up to $10,000 tax-free per year from 529 education savings plans to cover K-12 tuition costs.
President Trump has made supporting Historically Black Colleges and Universities (HBCUs) a priority of his Administration.
President Trump signed the Farm Bill that included more than $100 million dollars for scholarships, research, and centers of excellence at HBCU land-grant institutions.
The Administration has enabled faith-based HBCUs to enjoy equal access to Federal support.
President Trump signed legislation providing $255 million dollars of permanent annual funding for HBCUs and other Minority Serving Institutions.

Comentarios

Deja un comentario

  Suscribir  
Notificar a