deNoticias

Gedeon Richter destaca cómo la pandemia por COVID-19 ha afectado la calidad de vida de las mujeres

El perfil de mujeres de edad más joven es la que más ha sufrido ansiedad (35%) o ha visto afectado su estado de ánimo durante la pandemia (41%)

Gedeon Richter, manifiesta su apoyo a iniciativas que contribuyan a mejorar la salud de la mujer dentro del marco de sus proyectos de RSC iMujer. Consciente de cómo la crisis generada por la COVID-19 ha afectado a las mujeres, ha participado recientemente en una reunión para valorar las conclusiones del barómetro FEDEPE.

Su Majestad la Reina Doña Letizia presidió este miércoles una reunión de trabajo organizada por la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE) durante la que se presentaron los resultados del barómetro FEDEPE “Visión y medidas de las mujeres directivas y empresarias al salir de la crisis del Covid-19 y reanudarse la economía”. En la reunión, donde también participó la Ministra de Igualdad, Irene Montero y las representantes de todas las organizaciones integradas en la Federación, sirvió para destacar diferentes aspectos que el barómetro ha puesto de manifiesto y debatir las acciones, que desde el punto de vista de la mujer, deberían ponerse en marcha para potenciar la salida de la crisis.

Durante la reunión, Ana Bujaldón, presidenta de FEDEPE, destacó la importancia de un estudio “que refleja el gran impacto de la pandemia sobre el desarrollo profesional y personal de las mujeres”.

El barómetro pretende analizar el impacto de la pandemia no solo en el plano laboral, económico y familiar de las mujeres de nuestro país, sino que también realiza un análisis desde un punto de vista integral de la salud de la mujer, abordando sus repercusiones en su salud física y emocional, aspectos que son claves en la visión de Gedeon Richter en el cuidado de la salud de la mujer y de su calidad de vida.

En cuanto al estado emocional, el barómetro indica que más del 87% de las más de 600 mujeres encuestadas, ha visto afectado negativamente su estado de ánimo y casi el 80% ha sufrido nerviosismo o ansiedad durante la pandemia.

En este sentilo, Rosa Vázquez, directora de la Unidad Ginecología Gedeon Richter, resaltó el fuerte impacto de la pandemia sobre la salud de las mujeres, destacando que “el perfil de mujeres de edad más joven es la que más ha sufrido ansiedad (35%) o ha visto afectado su estado de ánimo durante la pandemia (41%)”. Este dato podría estar relacionado con la gestión del momento para ser madres, ya que según la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), durante marzo y abril 2020 las clínicas de reproducción asistida estuvieron cerradas, lo que obligó a cancelar más de 14.000 ciclos de Fecundación in vitro y ha supuesto 3.500 nacimientos anuales menos. Estos retrasos en ciclos de FIV suponen un motivo de ansiedad elevado entre estas mujeres, dado que la tasa de fertilidad cae drásticamente a partir de los 35 años y los meses de retraso en el inicio de un ciclo FIV reducen la posibilidad de lograr un embarazo con éxito.

Otro aspecto destacado que provoca preocupación entre las mujeres más jóvenes es el acceso a la anticoncepción. En nuestro país, el mercado de la anticoncepción experimentó un marcado descenso siendo en el caso de la píldora “del día después” del 60% en la etapa de confinamiento y del 20% en meses posteriores, sin que todavía se haya recuperado la situación previa a la pandemia. Esta situación es preocupante ya que la Sociedad Española de Contracepción estima que el uso de la anticoncepción de emergencia evita alrededor de 100.000 embarazos no deseados en España al año. En este sentido “habría que seguir fomentando políticas educativas en materia de salud sexual y reproductiva desde edades tempranas”, afirmó Rosa Vázquez.

Durante su intervención, Rosa Vázquez señaló el salto cualitativo de varios años en temas como la telemedicina, ya que “el confinamiento hizo incrementar las consultas en remoto un 153%, no solo para temas relacionados con COVID-19 sino en consultas a diferentes especialidades (Pediatría y Ginecología entre las más destacadas). Dicho incremento se ha visto reflejado en el barómetro, ya que el 47% de las mujeres estaría dispuesta a incorporar una consulta médica en remoto en su práctica habitual”. “Habría que impulsar la formación del personal sanitario y disponer de más herramientas ya que la mayor parte de las consultas se hicieron a través de llamada telefónica o videollamada. El Covid-19 ha promovido diferentes iniciativas para implementar plataformas (Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana) y habría que impulsar estos proyectos y revisar la regulación en esta materia para aprovechar esta oportunidad que podría contribuir a la eficiencia y sostenibilidad del sistema”, añadió Rosa Vázquez.

Marketplace