Notas

La fundación everis, everis, la Fundación United Way España y la Asociación Creática han finalizado con éxito la tercera edición del proyecto Tech4Change, cuyo objetivo es reducir la tasa de abandono escolar, mejora de competencias tecnológicas en jóvenes y eliminar la brecha de género en el mundo STEAM, poniendo foco en los alumnos con mayores dificultades de aprendizaje, a los que se ha dado un acompañamiento personalizado

Jaime Morales | 3 minutos de lectura
Publicado el 11, junio |

Tech4Change utiliza metodología learning by doing, que sitúa la práctica y la experimentación de los jóvenes en el centro del proceso de aprendizaje, dotándoles de las herramientas necesarias para mejorar su destreza en habilidades STEAM (Science, Technology, Engineering, Arts, Mathematics). Todo ello, a través del uso de la tecnología y luchando contra los estereotipos que existen en este ámbito derivados de la brecha de género.

“Estamos muy orgullosos de lo logrado con este proyecto, y de utilizar la tecnología como catalizador para fomentar que cada vez más jóvenes descubran vocaciones científicas. Con Tech4Change no solo buscamos ayudar a que España salga del puesto número 1 en la UE de abandono escolar, sino empoderar a los chicos y chicas del instituto para que vean que son capaces de lograr lo que se propongan con la ayuda de alguien, en este caso el voluntario, y su esfuerzo” apunta Marina Fuentes Arredonda, Directora de la Fundación United Way España.

El proyecto ha incluido 7 módulos que cubren diferentes áreas como Design Thinking, Programación, Fabricación Digital y Prototipado. En su desarrollo, participaron 20 jóvenes del IES Márques de Suanzes, de segundo y tercero de la ESO, que contaron con el apoyo de 28 voluntarios de everis que les acompañaron virtualmente a través de una plataforma diseñada para el proyecto, realizando ejercicios dentro del marco competencial del currículo de los alumnos.

“everis permite a través de este tipo de proyectos crear un marco de trabajo colaborativo e impacto social gracias a la tecnología y el voluntariado corporativo. El ejercicio de responsabilidad de los voluntarios de everis, la fundación everis, United Way España y la Asociación Creática, ha conseguido por tercer año consecutivo que estos jóvenes interioricen de una forma práctica que “querer es poder” y que nuestros profesionales, ingenieros, economistas, matemáticos, etc. en el ejercicio de voluntariado, se lleven grandes aprendizajes vitales y una gratitud inmensa de todos los que han colaborado en el proyecto para hacerlo una realidad” comentó María Jesús Jiménez, Directora de Banca Corporativa de everis y patrona de la Fundación United Way España.

Por su parte, los educadores del equipo de la Asociación Creática apoyaron a los alumnos y a los voluntarios a nivel técnico y formativo, asegurando que todos participaran activamente, desde casa o desde el instituto, a través de la plataforma educativa online. Todos los módulos incluyeron una sesión formativa para los voluntarios, asegurando su capacitación para apoyar a los jóvenes.

Alumnos en el centro La metodología learning by doing es clave para el proyecto ya que pone a los jóvenes en el centro del proceso de aprendizaje y les da las herramientas necesarias para acercarse a las habilidades STEAM. A ello se suma la simbiosis entre empresa privada y un centro público, para promover la creatividad e innovación en tecnología para la mejora del entorno educativo.

Según Karla Alarcón, Directora de la fundación everis, “Gracias al apoyo de los voluntarios de everis y al entusiasmo de los alumnos, esta tercera edición del programa ha sido una realidad. Desde nuestras casas hemos acercado la tecnología a los jóvenes para que la vean como una herramienta fundamental para su desarrollo personal y profesional. Y no solo en su etapa escolar, sino para el resto de su vida”.

Sensor de CO2 El producto final planteado en el proyecto y en el que los alumnos han trabajado durante los 7 módulos es un sensor de CO2, que da respuesta a una necesidad del centro educativo para mejorar la ventilación de las aulas y poder medir los niveles de CO2 y la calidad del aire. Este desarrollo ha sido la excusa para avanzar en áreas de aprendizaje y competencias transversales. El dispositivo es replicable y supone un avance sobre trabajo e investigación realizada por otras entidades, al aportar una mejora al enlazar el filtro EPA con el sensor CO2 de forma dinámica, siendo el sensor una integración de distintos dispositivos.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será publicado. Se usará únicamente para validar tu identidad. Todos los campos son obligatorios.