Notas

El Ayuntamiento reparte en colaboración con Cáritas más de 2.500 menús a domicilio a personas mayores en situación de vulnerabilidad

13, mayo

El alcalde, Augusto Hidalgo, junto a la concejala de Servicios Sociales, Carmen Luz Vargas, ha mantenido hoy un encuentro con personal y voluntarios de la entidad

Desde que se decretó el estado de alarma la Concejalía de Servicios Sociales activó esta iniciativa, en la que participa Protección Civil, que beneficia en estos momentos a 80 hogares

El Consistorio y la organización social ofrecen también servicio de aseo a más de 100 personas sin hogar

Las Palmas de Gran Canaria, miércoles 13 de mayo de 2020.- El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, en colaboración con Cáritas, ha facilitado desde que se inició la crisis sanitaria más de 2.500 menús a personas mayores que se encuentran en situación de vulnerabilidad y que carecen de red de apoyos y que han sido repartidos a domicilio por la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil.
El alcalde, Augusto Hidalgo, junto a la concejala de Servicios Sociales, Carmen Luz Vargas, han mantenido hoy un encuentro con la secretaria general de Cáritas, Caya Suárez, personal y voluntarios de la entidad para agradecerles el trabajo que han estado haciendo desde que se inició la crisis sanitaria para atender a la población más necesitada.
Esta iniciativa puesta en marcha por el Ayuntamiento junto a la entidad social beneficia en estos momentos a 80 hogares y “ha permitido dar cobertura desde el primer momento en que se decretó el estado de alarma a las necesidades básicas de un sector de la población que es especialmente sensible ante el COVID-19”, explica el primer edil, quien ha destacado que esta iniciativa llega a todos los distritos del municipio.
Esta prestación se adapta a las necesidades de los beneficiarios, adaptándose a su situación, ya que como indica Hidalgo, “la mayor parte de los beneficiarios de este servicio son personas que viven en su mayoría solas, tienen un estado de salud débil y carecen de recursos económicos” y destaca “la labor de Cáritas en la elaboración de estas comidas, así como el esfuerzo de los voluntarios de Protección Civil que se encargan de su distribución”.
Este servicio funciona todos los días de la semana y consiste en llevar la comida a los hogares, de manera que se garantiza una correcta alimentación de las personas y se evitan determinados riesgos.
Esta línea de ayudas se suma al recurso que mantiene el Consistorio en colaboración con Cruz Roja para repartir otros 130 menús diarios a personas mayores y dependientes.
Por su parte, Carmen Luz Vargas, señala que “desde el minuto uno en que se decretó el estado de alarma, el Consistorio ha activado diversos mecanismos para detectar, acompañar y proteger a la población con mayores dificultades para afrontar las medidas de confinamiento” y ha resaltado “la excepcional predisposición de Cáritas, una entidad con la que además hemos puesto en marcha un servicio para ofrecer semanalmente aseo y desayuno a 50 personas sin hogar en las instalaciones deportivas José Alsó”.
El Consistorio ha puesto en marcha distintos dispositivos para garantizar la alimentación de los vecinos y vecinas más afectados por el impacto económico del COVID-19.
En este sentido, algunos dispositivos ofrecen diariamente servicios de comida, mientras que otros incluyen también desayunos y cenas y algunos facilitan incluso una cesta de alimentos, en función de las circunstancias y las necesidades de cada unidad familiar, explica Vargas, quien destaca que “el recurso que mayor alcance está teniendo es el sistema de entregas de tarjetas para la adquisición de comida y productos básicos, una ayuda que oscila entre los 150 y los 500 euros mensuales, que se ha facilitado a más de 7.000 personas del municipio”.

Temas relacionados

Comentarios