El Ayuntamiento garantiza la estabilidad de la ladera de Paseo de Chil y los vecinos desalojados vuelven a sus casas

0

Los 29 vecinos que tuvieron que ser desalojados de la zona, 15 de ellos atendidos por parte del área de Cohesión social, que les ha proporcionado alojamiento y manutención desde el 13 de abril al 7 de julio, pudieron volver a sus hogares el pasado fin de semana

Las actuaciones realizadas para la estabilización de Ladera de Cuyás hacia El Paseo de Chil, tras el derrumbe producido el pasado mes de abril se han basado en técnicas de consolidación del terreno mediante hormigón proyectado y anclajes activos

Las Palmas de Gran Canaria, martes 9 de julio de 2019.- El avanzado estado de los trabajos que realiza el Ayuntamiento para afianzar el talud de Paseo de Chil que cedió el pasado mes de abril, y que garantizan de forma plena la seguridad y estabilidad de la zona, han permitido  que los familiares que fueron desalojados hayan podido regresar a sus casas.

Los 15 vecinos que fueron desalojados y que han sido atendidos por parte de los servicios sociales, a los que se les proporcionó alojamiento y manutención desde el 13 de abril hasta el 7 de julio, han podido regresar a sus hogares el pasado fin de semana. Los otros 14 afectados ya estaban residiendo en sus casas debido a que sus viviendas se encontraban en una zona fuera de peligro.

Las actuaciones realizadas para la estabilización de Ladera de Cuyás hacia El Paseo de Chil, tras el derrumbe producido el pasado mes de abril se han basado en técnicas de consolidación del terreno mediante hormigón proyectado y anclajes activos. Se han ejecutado diferentes fases de estabilización ejecutando un muro en sentido descendente. La excavación se ha realizado por niveles, seguida de la perforación de los anclajes activos al terreno, ejecutando líneas de anclajes y hormigón proyectado armado sucesivamente protegiendo en todo momento las estructuras de las viviendas superiores.

Desde el inicio de las obras y periódicamente se han estado realizando mediciones topográficas para el control de la estabilidad de la ladera y las estructuras de las viviendas, dichos controles se prolongarán para garantizar que no exista ningún movimiento hasta la finalización de los trabajos.

Las obras que se van a seguir realizando en la zona y que concluirán previsiblemente durante las próximas semanas, consistirán en las labores de gunitado de Hormigón en el resto del talud y trabajos de albañilería, remates y limpieza de obras.

La estructura afectada, de propiedad privada, estaba formada por un gunitado de hormigón y acero encima de la tierra que servía de contención a la ladera. Los técnicos municipales consideraron que las lluvias pudieron ser la causa de que cediera la ladera.

Deja un comentario