Decisiones incómodas pero imprescindibles para vivir tranquilos llegados a una edad, según Electium Smart

Al llegar a cierta edad es importante tomar algunas decisiones que se consideran, por lo general, incómodas pero que pueden tener muchos beneficios para los seres queridos. Herramientas como los testamentos o la compra de servicios funerarios de forma anticipada ayudarán a dejar las cosas resueltas y facilitar muchos trámites

Decisiones incómodas pero imprescindibles para vivir tranquilos llegados a una edad, según Electium Smart
Jaime Morales | 2 minutos de lectura
Publicado el 27, julio |

Al llegar a una edad es muy importante comenzar a plantearse algunas decisiones que, aunque incómodas, resultan imprescindibles para poder vivir tranquilos la última etapa de la vida y facilitar ciertas cosas a las personas más cercanas.

Trámites como hacer un testamento o adquirir servicios funerarios de forma anticipada, son gestiones que a la gente les suelen resultar, por lo general, lejanas y tan solo son útiles para personas que tienen mucha capacidad adquisitiva. Sin embargo, “este tipo de trámites son gestiones sencillas, rápidas y asequibles que pueden ofrecer muchos beneficios y, sobre todo, tranquilidad a nuestros seres queridos”, asegura Christian Gimeno, responsable del proyecto Electium Smart.

La realización de un testamento en vida tiene la principal ventaja de que permite decidir cómo distribuir parte de la herencia que deje la persona que lo tramite a su muerte, de esta forma se consigue facilitar los trámites a los herederos, ahorrándoles dinero, tiempo y energías en un momento tan complicado. Según lo dispuesto en el artículo 808 del Código Civil, las dos terceras partes de la herencia irán destinadas a los hijos -u otros descendientes en el caso de no tenerlos-, es lo conocido como “legítima”. La parte restante del patrimonio, sin embargo, se puede disponer de forma libre para aquellas personas que realicen un testamento, no necesariamente tendrá que ir a estos descendientes y podrá ser entregada, fraccionándola como se desee, a otros familiares, personas cercanas o incluso a alguna ONG.

El sector funerario, por su parte, ha modernizado su oferta con la intención de normalizar la adquisición de sus servicios de forma anticipada a través de Internet, ofreciéndose como como una opción sencilla, cómoda y disruptiva para una situación inevitable. “Se trata de una alternativa digital y accesible, gracias al pago a plazos, en una sociedad en la que aproximadamente el 30% de personas fallecen sin tener un servicio funerario previamente contratado y dejando a la familia a cargo de los trámites y del alto coste económico que conlleva su fallecimiento”, explica Christian Gimeno. Este servicio permite organizar el servicio funerario en vida pudiendo así tomar decisiones con tiempo, tranquilidad y claridad. Además, es transferible, desde Electium Smart aseguran que el 80% de su demanda viene de personas que adquieren el producto para sus padres cuyas edades se encuentran entre los 70 y 90 años.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será publicado. Se usará únicamente para validar tu identidad. Todos los campos son obligatorios.