Notas

La Clínica Dental Urbina en Salamanca es un buen ejemplo de la evolución que ha hecho la odontología. Más de dos mil años les contemplan. Siglo a siglo, los ancestros han ido descubriendo, estudiando e investigando cómo mejorar la salud bucodental

Jaime Morales | 4 minutos de lectura
Publicado el 5, julio |

La odontología es una ciencia milenaria. Desde la clínica dental en Salamanca Clínica Dental Urbina recuerdan algunos de los hitos de la historia de la odontología para entender como hoy ir al dentista es algo tan usual. De los egipcios a los especialistas de las ortodoncias, todos tenían en común la preocupación por la salud bucal.

En la Clínica Dental Urbina dominan todas las ramas de la salud bucodental. Liderados por el doctor Javier Ortiz de Urbina Hidalgo, la clínica cuenta con un amplio equipo de dentistas, especialista en:

Odontología general. Cirugía Maxilofacial. Endodoncia. Odontopediatría. Ortodoncia. Periodoncia. Rehabilitación bucal. Implantología. Cosmetología dental. Blanqueamiento dental. Prótesis dental. Aplicación de Invasilign.

Más de 15.000 pacientes avalan su trayectoria y su buen hacer. Los dentistas de Salamanca de la Clínica Dental Urbina procuran siempre garantizar la felicidad de sus clientes. Y para eso, la clave es darles los mejores tratamientos, sin dolor y al precio más ajustado posible.

La Clínica Dental Urbina en Salamanca es un buen ejemplo de la evolución que ha hecho la odontología. Más de dos mil años les contemplan. Siglo a siglo, los ancestros han ido descubriendo, estudiando e investigando cómo mejorar la salud bucodental.

Primero fueron los egipcios. De 200 años antes de Cristo son algunas de las calaveras encontradas con restos de piedras preciosas en los dientes. Pertenecían a faraones, pero los primeros restos arqueológicos sobre tratamientos dentales se remontan al 2.600 a.C. Eran pergaminos donde se hacía referencia a médicos y curanderos que atendían problemas bucodentales.

También los Mayas, los etruscos y fenicios y los primeros chinos iban buscando sus propios remedios: sustancias pegajosas para limpiar los dientes, prótesis dentales con piezas de marfil o tratamientos por acupuntura para paliar el dolor de caries. Pero fue la civilización griega la que hizo uno de los primeros avances en la odontología: Hipócrates vinculó la caída de los dientes a la masticación de alimentos. Los alimentos podían causar problemas bucodentales muy serios.

Los avances en la rama de la odontología han sido muy lentos. Un nuevo hito fue el reconocimiento de hasta 75 dolencias por parte de médicos indios 650 años d.C. Pero el dentista no aparece como figura profesional hasta aproximadamente el 1250. Fueron los barberos franceses que empezaron a tratar sus pacientes en la salud de sus bocas.

El gran punto de inflexión en la historia de la odontología lo puso Pierre Fauchard, quien en 1728 publicó su obra “El dentista cirujano”, siendo el primer profesional que hablaba de la ciencia de la odontología. Él es el padre de todos los dentistas. Cabe remarcar que antes, sobre el 1.500 se publicó en Alemania el “Pequeño libro medicinal para todo tipo de enfermedades de los dientes”, por Artzney Buchlein. Y en 1.575 Ambrose Pare, el padre de la cirugía, publicó sus “Trabajos Completos” en Francia, donde había algunos apuntes sobre la cirugía dental.

Se considera el siglo XVIII como el siglo de oro de la odontología. A partir de Fauchard, surgieron muchos estudios y avances como la corona de oro de Claude Mouton, los dientes de porcelana de Nicolas Dubois de Chemant, o la primera silla para dentistas de Josiah Flagg, con reposacabezas ajustable y una extensión de brazo para sostener los instrumentos.

Durante el siglo diecinueve se hicieron extraordinarios avances fruto del estudio. Estados Unidos fue el país que más logros alcanzó en la odontología. Skinner escribió uno de los libros cabecera para los dentistas: “El tratado sobre dientes humanos”; james Snell inventó la silla dental reclinable; se empezó a vender la pasta de dientes, primero en forma líquida o en polvo y a finales de siglo ya se comercializaba el primer tubo dentífrico en forma de pasta.

Ya en el siglo XX, la odontología iba haciendo grandes avances a medida que la medicina moderna se abría camino. Algunos de los nombres más célebres son:

Alfred Einhorn, un químico alemán, que formuló la primera anestesia local con procaína. Alvin Strock, el primer odontólogo que consiguió inserta con éxito el primer implante dental con un tornillo Vitalium. John Borden inventa la turbina de alta velocidad, permitiendo al dentista disminuir el tiempo para realizar obturaciones.

Y muchos más nombres que contribuyeron a la profesionalidad de esta rama medicinal. Actualmente hay una gran diversidad de profesionales que se especializan en aspectos concretos de la salud bucodental. En Clínica Dental Urbina en Salamanca se encuentran algunos de los mejores ontólogos de la ciudad que tratan cualquier tipo de dolencia o mejora cosmética.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será publicado. Se usará únicamente para validar tu identidad. Todos los campos son obligatorios.