deNoticias

4 de cada 10 familias aseguran que la pandemia les ha unido, según un estudio realizado por Qustodio

Qustodio ha realizado una encuesta a padres y madres con hijos de entre 7 y 15 años para conocer cómo está afectando la nueva normalidad a los menores españoles

El confinamiento por el Covid-19 ha puesto a prueba a las familias, cambiando sus rutinas dentro y fuera del hogar y provocando durante un total de casi 3 meses que pasaran 24 horas al día juntos sin salir de casa. Sin embargo, el balance de esta transformación ha sido positivo para la mayoría de ellas. De hecho, el 34% asegura que les ha unido y que ahora pasan más tiempo juntos, frente a 2 de cada 10 familias el confinamiento ha supuesto cierto distanciamiento debido al aumento del tiempo online y la necesidad de desconexión. Todo ello, según datos extraídos del estudio último estudio realizado por Qustodio, plataforma de seguridad y bienestar digital para familias, ‘Centennials: el antes y el después de una generación marcada por el Covid-19’ en el que han analizado cómo está afectando la nueva normalidad a las familias españolas.

Para Eduardo Cruz, co-fundador y CEO de Qustodio, “el Covid-19 ha creado nuevas rutinas diarias, dentro y fuera de casa, pero también nos ha hecho recuperar muchas otras, como cenar. También en el ámbito digital, por eso es importante ayudar a las familias a asegurar un equilibrio de tiempo on y offline. A veces el mayor problema es la brecha digital existente entre padres e hijos o el hecho de entender que el tiempo online también puede asegurarles momentos de calidad juntos en familia si sabemos cómo”.

Aunque con el fin del estado de alarma las restricciones son cada vez menores, la mascarilla, el gel hidroalcohólico, los turnos en las escuelas, la suspensión de algunas extraescolares o el teletrabajo, son algunos de los ingredientes que hacen que lo cotidiano haya cambiado. Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Familia (15 de mayo), desde Qustodio han querido realizar una breve radiografía de la situación actual:

La hora de ir al colegio es diferente. El 84% de los viajeros ha cambiado su forma de trasladarse al trabajo o llevar a sus hijos a la escuela durante 2020 y 2021 con el fin de evitar el uso de transporte público, según un estudio de Ecologistas en Acción. De hecho, el uso del autobús ha pasado de 1,8 días por semana en casos de movilidad laboral o académica a 1 día por semana, por lo que los padres se han convertido en choferes y comparten el trayecto a la escuela con sus hijos. Casi el 33% de las familias asegura que comen juntas más frecuentemente que antes de la pandemia. La hora de la comida ya no tiene lugar en las cantinas escolares o en la cafetería del trabajo con el objetivo de evitar contagios, por ello, el número de familias que come en casa ha aumentado. Además, el cierre de los bares ha disparado el negocio de la comida a domicilio que, según la consultora NDP, el volumen de facturación en España ya alcanza los 1.770 millones de euros, haciendo que las familias sean compañeras de mesa a cualquier hora. La forma de ocio también ha cambiado y entretener a los menores no es tarea fácil. Lo digital es parte innegable de la nueva realidad en casa. Durante el pasado año, el 34% de las familias españolas se registró en alguna plataforma de video online y el 32% compró un nuevo dispositivo, pero también se recuperaron otro tipo de actividades como cocinar, hacer manualidades o los juegos de mesa. Las rutinas adquiridas durante el confinamiento han marcado las preferencias actuales, de hecho, 6 de cada 10 familias prefiere realizar actividades dentro del hogar, como refleja el III Estudio Salud y Vida de Aegon.
Marketplace