Home Notas de prensa La situación del router en casa es determinante para una señal WiFi...

La situación del router en casa es determinante para una señal WiFi perfecta, según Plume

0

Todo el mundo conoce la regla de oro del sector inmobiliario: ubicación, ubicación, ubicación. Pero lo que quizá muchos no sepan es que la misma lógica se aplica también al hardware WiFi de cada casa: no importa el sistema WiFi que se tenga -un router tradicional o un ecosistema inteligente como HomePass de Plume, el lugar donde se lo configure es tan importante como el sistema en sí. Si se piensa en los dispositivos WiFi como directores de tráfico: son mucho más útiles en una intersección con mucho tráfico en hora punta que en una calle lateral por la que sólo pasan unos pocos coches.

Plume®, el pionero en servicios de comunicaciones personalizadas que cuenta con la mayor red definida por software del mundo con más de 1.200 millones de dispositivos conectados en más de 35 millones de hogares a nivel global, acerca algunos consejos para sacar el máximo partido al sistema WiFi en toda la casa.

Elige una ubicación central
Los técnicos profesionales suelen instalar los routers WiFi en los rincones más alejados de una casa o donde esté la conexión de línea/Ethernet, es decir, donde se encuentre la tecnología que permite a los dispositivos de redes de datos que se encuentran conectados por cable, poder comunicarse entre sí. Una red local, se crea a partir de las conexiones de Ethernet.

Pero trasladar el hardware a una ubicación más elevada y centralizada probablemente proporcionará una señal más fuerte y un mejor rendimiento del WiFi en general. El lugar en el que se deben colocar los routers WiFi, boosters, extensores, puntos de acceso o Plume pod(s); depende del tamaño y forma de cada casa. Las casas o apartamentos más pequeños suelen necesitar menos puntos de acceso WiFi, ya que la señal tiene que cubrir menos terreno. En una casa más grande, es importante asegurarse de que los dispositivos estén repartidos uniformemente por todo el espacio, especialmente en aquellas habitaciones en las que se tiende a utilizar más ancho de banda, como los despachos, los dormitorios principales o el estudio donde los niños transmiten los videojuegos.

Identifica las posibles áreas de interferencia
Independientemente del tamaño del espacio habitable, uno de los principales factores de interrupción del WiFi que hay que tener en cuenta es la posible interferencia de la señal. Esto puede ser causado por diversos factores:

Tener redes de WiFi múltiples o paralelas desde un router adicional
Muebles voluminosos con acolchado denso y/o armazón de metal/madera
Eletrodomésticos grandes como televisores o frigoríficos
Dispositivos o aparatos que funcionan en la misma frecuencia que la red WiFi
Puertas metálicas
Espejos y ventanas, que pueden reflejar la señal WiFi y afectar a su intensidad
Aislamiento de lámina entre los pisos de la casa

Si se tienen dificultades para obtener una señal fuerte en una parte específica de la casa, una o más de estas cosas pueden estar en juego:

Hay que asegurarse de colocar el hardware WiFi en zonas abiertas y expuestas.
Es importante buscar las ubicaciones centrales a lo largo de las paredes interiores.
Hay que evitar colocar los dispositivos en paredes con grandes espejos o ventanas; en su lugar, hay que intentar colocarlos de forma que la señal pueda rodear estos objetos.
Para estirar la señal WiFi entre pisos, colocar los aparatos cerca de las escaleras.
Los microondas, los monitores para bebés y los teléfonos inalámbricos también pueden funcionar en la misma frecuencia que la red WiFi, por lo que es una buena idea situar el hardware WiFi en una zona que no esté demasiado cerca de estos dispositivos.
Evitar colocar el hardware detrás o al lado de un frigorífico, un televisor o un subwoofer.
Si se intenta extender la señal a un espacio exterior como un balcón o una terraza, hay que evitar los tratamientos metálicos de las ventanas, como persianas o cortinas, así como las puertas metálicas.

“El sistema WiFi de fibra para toda la casa es una parte central de la vida en el hogar, que agiliza todo, desde la forma de trabajar hasta la forma de relajarnos. Pensar un poco en el lugar donde viven nuestros dispositivos WiFi puede suponer una gran diferencia en cuanto a la calidad de la señal y con ello también, nuestra calidad de vida”, comentó Miguel Santa Cruz, vicepresidente de Ventas de Plume para EMEA & APAC.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil