Home Notas de prensa Novakid: 5 razones de crecer bilingüe

Novakid: 5 razones de crecer bilingüe

0

A continuación, algunas de las múltiples ventajas de criar a un hijo bilingüe:

Gimnasia cerebral para los hijos
Es lógico suponer que el uso constante de dos idiomas y el cambio de uno a otro sirve como un excelente ejercicio para el cerebro: el número de neuronas del córtex prefrontal crece del mismo modo que los músculos aumentan con el ejercicio físico constante.

La teoría de la «carga lingüística» fue confirmada por investigadores – científicos del Centro Médico de la Universidad de Georgetown (Washington, EE.UU.). Comprobaron experimentalmente que el aprendizaje de una segunda lengua cambia la densidad de la materia gris del cerebro. Esta teoría fue respaldada por científicos de la Universidad de Washington en Seattle. Durante el estudio, en niños de familias hispanoamericanas, los aparatos registraron una actividad inusualmente intensa en el córtex prefrontal, responsable de la fluidez y la adaptación al cambio.

Mejora de las capacidades cognitivas
Numerosos estudios y, en particular, el reciente trabajo de psicolingüistas de la Universidad de Chipre, así como de científicos de la Universidad Anglia Ruskin (ARU, Reino Unido), confirman que el bilingüismo tiene un efecto positivo en la capacidad de evaluar la información, filtrando la información irrelevante. Los investigadores llevaron a cabo experimentos que pusieron a prueba las habilidades cognitivas de las personas que eran bilingües desde una edad temprana, comparando su rendimiento con el de los sujetos monolingües.

Los expertos destacan la capacidad de los niños bilingües para ser críticos con la información. Son más resistentes al ruido informativo. Esto está directamente relacionado con las características de su crecimiento. A medida que crecen, estos niños reciben y procesan datos de dos fuentes y están acostumbrados a un rico campo de información.

Sacar la vena creativa
Las personas bilingües tienden a ser creativamente exitosas. Los estudios demuestran que los bilingües tienden a percibir sutilezas y matices que los monolingües no perciben. Esto se nota especialmente en el campo de la música. Al sentir la variedad de sonidos y melodías, los bilingües están especialmente dotados en este ámbito.

El resultado más impresionante en este ámbito lo demostró un estudio realizado por científicos de la Universidad de California en San Diego. Los estudiantes bilingües de China tenían un 100% de oído para la música en el 60% de los casos. Mientras tanto, sólo el 14% de los estadounidenses monolingües podían presumir de lo mismo.

Punto final de las dificultades de comunicación
El bilingüismo contribuye a una cierta «doble personalidad» en sentido positivo. Una persona que lleva un «doble juego» está siempre más tranquila en la comunicación, porque sabe implícitamente que tiene un «campo de aire alternativo». Se aleja literalmente de los sentimientos negativos y es capaz de ser más razonable (Bilingüe: Vida y Realidad de François Grosjean Cambridge: Harvard University Press, 2010). Este sentido del yo le permite estar abierto a las relaciones con diferentes personas. Estos niños sienten que tienen más oportunidades de comunicarse con el mundo, lo que les da confianza en sí mismos.

Postergación de la vejez
Los médicos han sugerido anteriormente que el desarrollo del cerebro ralentiza la progresión del Alzheimer en la vejez. Ahora esta suposición aparece con nuevas pruebas científicas. Investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) han publicado en la revista Neuropsychologia datos según los cuales la prevalencia de la demencia en los países donde se hablan dos idiomas a la vez es un 50% menor que en las regiones donde la población sólo habla una lengua.

La práctica de la comunicación en varios idiomas, según los expertos, es comparable a la resolución constante de problemas de lógica, y se trata de un entrenamiento universal para posponer la demencia en el futuro.

En Novakid, ed-tech líder en Europa con más 500.000 alumnos y alumnas en alrededor de 49 países, empezamos a trabajar con los niños a partir de los 4 años, edad óptima para empezar las clases si se quiere criar a un hijo bilingüe.

Hasta ese momento, existe la posibilidad de que la primera lengua que se hable al bebé en la familia no se convierta en exclusiva y dominante. A partir de los siete años, las perspectivas de hablar una segunda lengua como lengua materna se reducen mucho.

Se calcula que un bilingüe natural (un niño que crece en una familia bilingüe) oye unos 45 millones de palabras en cada uno de los dialectos en los tres primeros años. ¿Se imagina la base que hay que darle al bebé? Al mismo tiempo, es importante la comunicación activa, el diálogo. Ver pasivamente los dibujos animados no dará resultado.

En la actualidad, el 43% de la población mundial puede considerarse bilingüe. Las estadísticas se ven seriamente afectadas por las políticas bilingües de los antiguos países coloniales. Así como la diversidad lingüística en los países asiáticos. La globalización ha afectado a los pueblos antaño sedentarios, y la relación padre-madre de diferentes «tribus» es hoy una historia familiar. Y, por último, en Europa se pone en marcha la educación lingüística. Hoy es casi imposible conocer a un joven sueco, austriaco o alemán que no hable inglés.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil