El impacto de la generación Z marca las nuevas tendencias de consumo, formación y empleo

Las nuevas posibilidades surgidas durante el confinamiento y la aparición de espacios participativos y de realidad virtual están ampliando los canales y las opciones para llegar a los más jóvenes. Según los expertos de The Valley, vivir experiencias más participativas y virtuales, dar continuidad a su formación y buscar oportunidades laborales más dinámicas y creativas, son algunos de los aspectos que definen como a las nuevas generaciones

  • 0

Las tendencias de consumo están cambiando como consecuencia de los hábitos y las preferencias de los más jóvenes, que ya empiezan a tener un peso importante en la sociedad. Las nuevas generaciones, como la denominada Z, prefieren tener un papel activo en las actividades de ocio que realizan, se preocupan por la diversidad y el impacto medioambiental de sus acciones, valoran el uso de nuevas tecnologías para conectar y relacionarse, y conocen la necesidad de ser permeables y flexibles en su formación para no quedarse atrás.

La pandemia ha afectado a una generación que está marcada por las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y que tiene innato su uso para relacionarse, conectar con las marcas o incluso formarse y aprender, por lo que estos cambios también influyen directamente a cómo se plantean los jóvenes sus profesiones del futuro, en las saben que deberán estar en constante aprendizaje.

Las nuevas generaciones saben que, en un mundo donde la velocidad en la que aparecen nuevas opciones es cada vez mayor, la capacidad de adaptarse es primordial para crecer. Por este motivo, escuelas como The Valley ya están desarrollando programas para formar profesionales que destaquen por querer ser parte del cambio constante que vive el mundo actual. El programa de The Valley Impact MBA es un claro ejemplo; ya que no busca formar profesionales para ningún empleo concreto, sino que se centra en proporcionar las herramientas y habilidades necesarias para que sean capaces de reinventarse dentro de las profesiones que vendrán y que todavía no se conocen, creando profesionales permeables, adaptables, con espíritu crítico y preparados para ser aquello que la sociedad demande. Un programa que responde a las nuevas tendencias que están marcando ya los más jóvenes, tanto en consumo como en formación y empleo.

Pero ¿cuáles son estos nuevos hábitos y tendencias que están marcando las nuevas demandas del mercado? A continuación, desde The Valley se arroja luz sobre este tema:

Apuesta por nuevas formas de entretenimiento más virtuales y participativas. Las plataformas de streaming han liderado este sector desde su llegada, sin embargo, datos como los publicados por Netflix, en los que se refleja una bajada de suscriptores por primera vez en su historia demuestran que tras la pandemia muchos usuarios han decidido que ya habían pasado suficiente tiempo delante de la televisión. Además, la aparición de nuevas alternativas ofrecidas por mundos virtuales, como los videojuegos en línea o el metaverso, muestran un cambio en el consumo de entretenimiento, donde las nuevas generaciones buscan tener un papel más activo, aunque sea desde el sillón de su casa. Las tendencias emergentes indican un importante cambio en este sector que se encuentra en plena transformación gracias a las tecnologías disruptivas y al surgimiento de lugares como el Metaverso, tal y como se indica en el informe The Future of Entertainment realizado por The Valley. Vivir experiencias reales e inmersivas. La situación de confinamiento generada por la pandemia abrió la posibilidad de hacer eventos online a los que asistir desde casa. Así, se ha desarrollado la oportunidad de formar parte de experiencias en las que no se es tan solo un espectador, pero sin moverte del sofá. Esta combinación entre el mundo online y la interactividad del mundo presencial se ha convertido en una alternativa utilizada por muchos jóvenes para asistir a conciertos celebrados en cualquier parte del mundo y para vivir experiencias inmersivas. Además, pese al fin del confinamiento son muchos los eventos que ya no se plantean ser tan solo presenciales, sino que han encontrado en el mundo online la posibilidad de multiplicar su alcance. Formar parte de comunidades. Las comunidades donde los usuarios pueden participar dando su opinión o posicionándose tienen cierto recorrido con redes sociales como Twitter, donde comentar cualquier aspecto o tendencia de la cultura popular, sin embargo, han tenido una evolución importante gracias a la aparición de nuevas comunidades fandom impulsadas por los fans tokens, que ofrecen la posibilidad de monetizar la identidad de una marca en redes y otorga privilegios a los usuarios que pasan a sentirse parte activa de esa comunidad con la que comparten gustos o aficiones. También, otras alternativas como Twitch se han convertido en el lugar de encuentro favorito para la Generación Z, y el espacio donde muchas marcas están empezando a presentar sus nuevos productos o colaborar con streamers para comunicarse con este público más joven. Explorar nuevos mundos virtuales. La llegada de mundos virtuales como el Metaverso marcan el punto definitivo del cambio que se está produciendo en la manera de consumir entretenimiento. En un momento en el que este va más allá de películas o series, las marcas se han lanzado a crear contenidos de entretenimiento para vender sus productos a un público que ya no se conforma con que le cuenten una historia, sino que quiere formar parte de esta, y el Metaverso se convierte en el lugar ideal para conectar, relacionarse e incluso un espacio para que las marcas puedan atraer al público más joven hacia sus productos. Búsqueda de oportunidades laborales creativas y dinámicas. La Generación Z sabe que ante la situación laboral que han vivido los menores de 30 años en las últimas décadas, deben de estar preparados para un entorno de trabajo cambiante. Es por eso, que no se plantean buscar una posición en la que desarrollar toda su carrera, sino que irán adaptándose a las necesidades y a la demanda de las empresas y de la sociedad a través de la creatividad y de un aprendizaje continuo. De esta manera, desde un inicio quieren explotar su lado más creativo y atreverse a ser ellos mismos quienes decidan por qué camino quieren ir creciendo. Cuanta más formación, mejor. Ante la situación descrita sobre los entornos laborales, los jóvenes han visto que para no quedarse desfasados tendrán que continuar formándose durante su vida laboral. Hasta ahora, tan solo en algunas profesiones era así, a causa de la innovación que se lleva a cabo en prácticamente todos los sectores gracias a la influencia de las nuevas tecnologías, los trabajadores del futuro tendrán que apostar por una formación y renovación de sus conocimientos constante.

Acerca de The Valley THE VALLEY es un ecosistema de conocimiento digital, colaborativo y abierto, que ofrece soluciones basadas en tecnología para la formación, la selección de talento y la digitalización. El ecosistema está compuesto por la escuela de negocios The Valley Digital Business School; el headhunter especializado en perfiles digitales, The Valley Talent; un espacio colaborativo para startups digitales; los espacios de innovación The Place y The Place Immersive; una consultora de acompañamiento para empresas y profesionales que quieran dar un nuevo rumbo a sus negocios en busca de la disrupción; y la gestora The Valley Venture Capital, cuyo objetivo es impulsar el crecimiento y el desarrollo de compañías en fase semilla que ofrezcan servicios de software B2B. Con hubs en Madrid, Barcelona y Chile, busca el fomentar las sinergias, generar comunidad y networking entre profesores, alumnos y emprendedores con el fin de impulsar proyectos innovadores de éxito. www.thevalley.es

Noticia anterior Avanza despliega nuevas redes propias de internet fibra óptica en Valencia
Noticia siguiente Los viajes sostenibles, nueva prioridad según los expertos de Allianz Partners