Cubrir la piscina también en verano, por abripool.es

Las piscinas exteriores son un elemento que se encuentran cada vez en más casas. Muchas personas han optado por cubrirlas para aprovecharlas durante el invierno, pero la realidad demuestra que cubrir la piscina es una buena idea también durante el verano

  • 0

Se dice que muchos solo se acuerdan de Santa Bárbara cuando llueve, y puede que sea así. Sin embargo, las personas previsoras suelen tener en cuenta que la ‘’lluvia'' puede darse en cualquier momento, y por ese motivo suelen tomar decisiones tras informarse y sopesar los pros y los contras de todas las opciones disponibles. En el caso de las piscinas también es así.

Las cubiertas para piscinas pueden resultar una gran idea en invierno y son muchos quienes se plantean cubrir su piscina para poder disfrutar de ella todo el año. Para ello deben cubrir sus piscinas con cubiertas altas, creando un recinto cerrado que les permite crear un microclima cálido a pesar del frío invernal. Pese a ello, no todas las personas que se plantean cubrir sus piscinas lo hacen para poder seguir utilizándose en invierno. Hay otros motivos que pueden llevar a cubrir la piscina también en verano.

Uno de los motivos para cubrir las piscinas en verano es que no siempre el buen clima está asegurado durante esta estación del año. Una piscina con cubierta permite disfrutar del agua de la piscina en esos días calurosos en que las tormentas veraniegas aparecen, y no se quiere renunciar al chapuzón.

Existen además otro tipo de cubiertas que pueden ser especialmente útiles en verano. Se trata de las cubiertas de piscinas transitables. Este tipo de cubiertas, a nivel del suelo y especialmente reforzadas para que se pueda pasar sobre ellas, permiten ampliar el espacio disponible en la terraza o jardín, lo que es importante para quienes son aficionados a reunirse con familiares y amigos y familiares en épocas estivales para todo tipo de celebraciones. Además, aportan una mayor seguridad cuando hay niños pequeños o mascotas en el hogar, impidiendo que estos puedan caer al agua sin supervisión.

Disponer de una piscina cubierta es siempre una buena idea por el ahorro en agua y energía que supone, además de facilitar el mantenimiento. Lo importante es decidir qué tipo de cubierta es más conveniente para cada familia dependiendo del uso que se hace de la piscina y del estilo de vida que llevan. Pero de lo que no cabe ninguna duda es que las cubiertas para piscinas también son para el verano.

Noticia anterior Raquel Suárez, CEO de Natucapelli, habla sobre el beneficio de utilizar productos naturales para el pelo
Noticia siguiente "Panel Sandwich Group" repite de forma inédita como una de las compañías que más han crecido en Europa