¿Cuándo necesito un implante dental?

Desde Clínica Dentae explican cuáles son las ventajas de los implantes dentales y en qué momento empiezan a ser necesarios

  • 0
¿Cuándo necesito un implante dental?

¿Dientes perdidos? ¿Algún hueco porque falta alguna pieza? Un implante no es solo una sustitución, también previene que el resto de dientes se muevan, que empeore la mordida, entre muchas otras cosas. Pero, ¿qué es un implante y cómo es el proceso? Desde Clínica Dentae, expertos en implantología, explican un poco más este servicio: «Los implantes dentales son una solución para reponer dientes perdidos. Un implante es un tornillo de titanio que se introduce en el hueso maxilar, sobre el cual se colocarán posteriormente coronas o prótesis que sustituyen en aspecto y funcionalidad al diente perdido».

Además, afirman que «los implantes son de titanio por ser un material biocompatible y que permite la osteointegración, es decir la fusión con el hueso». La implantología tiene diversas ventajas para los pacientes que accedan a ella: por un lado, recuperar la funcionalidad total de la boca. Ayuda a mejorar la digestión y a masticar correctamente, además de, en muchos casos, a recuperar la sonrisa y a hablar sin dificultades ya que la lengua podrá moverse, de nuevo, de forma natural.

En contraposición, si no se recurre a la implantología en los casos recomendados, se pueden producir movimientos entre dientes, ya que «es habitual que los dientes adyacentes a la pieza perdida tiendan a moverse y a ocupar el hueco que ha quedado libre», detallan desde Clínica Dentae. Además, proliferará una mayor dificultad para masticar, así como una pérdida ósea y una agravación de problemas digestivos.

La era digital en implantologia dental:

Uno de los beneficios que ofrece la planificación digital es que es un tratamiento predecible, vamos a tener un mayor control de la ubicación del implante de acuerdo al grosor y profundidad del hueso remanente. Preciso, porque asegura la colocación tridimensional óptima de los implantes reduciendo la posibilidad de fracaso del implante y mejorando la estética de la restauración. Seguridad, ya que evitamos invadir reparos anatómicos como nervios, senos maxilares, piso de fosas nasales. Además, optimiza nuestro trabajo y acorta el tiempo de nuestra intervención, ya que mayor control implica mayor eficiencia y menores costes. También, al reducir el número de visitas, mejorar la estética de la restauración y la posibilidad de cirugía mínimamente invasiva.

Clinica dentae, elige sonreir!! clinica dental en sevilla

 

Noticia anterior CVC acuerda la adquisición del Grupo Neolith, líder global en superficies de piedra sinterizada
Noticia siguiente SETEGAR inaugura su nueva sede y mantiene su colaboración con la consultoría de empresas CEDEC