• Inicio
  • Empresas
  • Glifing colabora con la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos

Glifing colabora con la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos

Los buenos resultados hacen que, en solo dos meses, NPH solicite poder ampliar la implementación de Glifing en otras comunidades hondureñas.

Glifing colabora con la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos
3 minutos de lectura
Publicado el 7 diciembre 2021 |

El pasado mes de agosto, Glifing firmó un convenio de colaboración con la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos (NPH Spain), que trabaja en Honduras por la reeducación de la lectura en niños y niñas con pocos recursos. En tan sólo tres meses, los responsables de NPH explican que “ya han logrado implementar el método Glifing a todos los niños y niñas del Rancho (el hogar de NPH en Honduras) que presentan dificultades en la lectoescritura o que van un poco atrasados en este ámbito, y que los profesionales del centro se han implicado mucho, porque ven que funciona”.

Tanto es así, que están trabajando en un proyecto comunitario de NPH en el que se da apoyo (refuerzo escolar, asistencia médica, becas comedor) a niños, niñas y jóvenes de diversas comunidades, con la finalidad de que tengan acceso a los recursos básicos sin tener que separarlos de sus familias.

El convenio firmado determina que Glifing ofrece a NPH la habilitación de un colegio virtual en la plataforma de Glifing que permite trabajar a los alumnos con el programa Glifaula; la habilitación, también en la plataforma, de un gabinete virtual que permite trabajar a los profesionales con el programa Glifing; y la formación, tanto en Glifing como en Glifaula, de todos los profesionales que sean necesarios. Y todo esto, con unas condiciones especiales para NPH, gracias al proyecto solidario Avesedari de Glifing, que ofrece becas a familias e instituciones que atienden a niños con necesidades educativas especiales y en situación de vulnerabilidad social, y del cual la fundación NPH se hizo socia, tal como estipula el convenio firmado.

Actualmente, Glifing tiene firmados, a través de Avesedari, más de cuarenta convenios de colaboración con diferentes tipos de entidades, con las cuales llega a centenares de niños. Los convenios suelen tener una duración de un año renovable.

Xavier Adsarà, director de la Fundación NPH en España y presidente de la Asociación Europea de NPH, explica que “la colaboración con Glifing ha supuesto una mejora en la capacidad de expresar, mediante las palabras, los sentimientos de los niños acogidos en los hogares, además de una incuestionable mejora en la capacidad de aprendizaje y autoestima de los niños y jóvenes beneficiarios del proyecto”.

¿Qué es Glifing?

Glifing es un método innovador de aprendizaje y entrenamiento de la lectura. Se ha desarrollado en colaboración con la Universidad de Barcelona y está basado en la evidencia científica. Glifing se aplica a través de profesionales (reeducación lectora), en la escuela (aprendizaje de la lectura) y directamente en las familias (entrenamiento lector).

El entrenamiento se realiza con un ordenador o una tableta, haciendo de la lectura un juego. Así, el niño trabaja con Glifing la capacidad lectora mientras juega y el programa incide, además, en habilidades cognitivas como la memoria, la atención y la comprensión lectora.

Glifing vio reconocido su trabajo al recibir el sello de PYME INNOVADORA en 2020, un reconocimiento, por parte del ministerio, que avala el hecho de que Glifing está innovando en tecnología aplicada a la educación.

Sobre la Fundación NPH

La ONGD Nuestros Pequeños Hermanos (NPH) nació en 1954 cuando un niño fue arrestado por robar la caja de limosnas de una parroquia en Cuernavaca (México). Uno de los sacerdotes, el estadounidense William Wasson, no quiso presentar cargos contra él, y pidió su custodia. Una semana después, un juez le asignaba el cuidado de otros ocho chicos y, a finales de año, el número de niños se había multiplicado por cuatro.

De esta iniciativa, nació Nuestros Pequeños Hermanos, una entidad internacional que celebra el 67 aniversario habiendo asistido a más de 18.300 niños en nueve países de América Latina. Actualmente, dispone de una red formada por 9 hogares de acogida en Latinoamérica y 17 oficinas de captación de fondos y sensibilización, repartidas por tres continentes; y acoge a más de 2.500 niños en los hogares NPH.

En 2002, NPH se estableció en España, donde ha contado con el apoyo de cerca de 3.000 personas, con una media de 650 donaciones anuales, y con más de 500 niños apadrinados en América Latina.

Comentarios: 1

Deja tu comentario

Tu e-mail no será publicado. Se usará únicamente para validar tu identidad. Todos los campos son obligatorios.