Falta una evaluación externa que explique la gestión de la pandemia

6, octubre

La presidenta de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados denuncia la falta de una estrategia epidemiológica

La presidenta de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, Rosa Romero, ha participado esta mañana en un coloquio organizado por Executive Forum, con la colaboración de Takeda y UCB. En su intervención, Romero ha explicado “el papel del Congreso de los Diputados en el presente y el futuro del Sistema Nacional de Salud” y se ha referido a la gestión de la pandemia de Covid-19. Soledad Ruiz, Patient Value & Access Head de Takeda, y Angelino Ruiz, director de Acceso al Mercado en UCB Iberia, han acompañado a la presidenta en su intervención y han introducido el coloquio.

Soledad Ruiz ha señalado que la situación sanitaria y política actual, marcada por tanta incertidumbre, evidencia la necesidad fundamental de contar con una actitud de acuerdo entre los diferentes partidos políticos para legislar y gestionar esta crisis. Así, ha destacado que “estos acuerdos son la mejor vía para alcanzar la excelencia en la asistencia sanitaria a todos los ciudadanos” y ha añadido que “del diálogo multilateral salen los grandes acuerdos y las bases para el desarrollo del bienestar”. Por esta razón, Ruiz ha considerado que la solución para hacer frente al reto de construir un Sistema Nacional de Salud fuerte vendrá de la colaboración leal, manifestado que “desde Takeda nos ofrecemos a colaborar y aportar nuestros conocimientos” con este fin.

En esta línea, Angelino Ruiz también ha advertido que "ante la actual pandemia que estamos viviendo, la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud debe pasar inexorablemente por la búsqueda de consensos políticos en materia sanitaria orientados a la obtención de más recursos económicos y mayor eficiencia”. De este modo, ha incidido en la necesidad de implicar a todos los agentes: desde las administraciones y los gestores, hasta los profesionales y los científicos, pasando por los pacientes y la industria farmacéutica, “ésta última generadora de empleo de calidad y motor de innovación”. “Desde UCB estamos convencidos de que es momento de trabajar juntos para reforzar nuestro Sistema Nacional de Salud” ha concluido.

Romero ha comenzado su discurso admitiendo que, pese a que la sanidad española es un referente mundial, la crisis ocasionada por el Covid-19 ha evidenciado algunos errores y deficiencias del Sistema Nacional de Salud. Esta crisis sanitaria, además, ha derivado en “una profunda crisis social y económica que solo podemos afrontar desde una agenda reformista importante”, ha considerado. Por esta razón, ha incidido en la necesidad de corregir estos fallos de cara al futuro inmediato, reforzando los aciertos y las fortalezas del sistema.

En este sentido, ha explicado que el papel de la Comisión Nacional de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados consiste en controlar al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, así como ha recordado que Gobierno debe responder de su gestión ante la misma. Desde que se declaró el estado de alarma, la Comisión de Sanidad pasó a ser “la comisión de seguimiento, de facto, del coronavirus”, ha recordado Romero. En total se celebraron trece sesiones en las que el ministro de Sanidad compareció semanalmente explicando su gestión como mando único.

La presidenta ha recordado a las más de 800.000 personas contagiadas y a las 32.000 fallecidas según las cifras oficiales (más de 56.000 según el INE). También ha manifestado su “cariño y solidaridad” con sus familiares y con los 60.000 profesionales sanitarios afectados, reconociendo el estrés psíquico y físico al que se ha sometido a “estos héroes”. Así, ha reconocido que esta crisis ha puesto de manifiesto el déficit del Sistema Nacional de Salud y ha denunciado que, desde un primer momento, “se infravaloró el virus, se subestimó la gravedad del brote epidemiológico y se desoyeron las alertas y recomendaciones internacionales e internas”.

Con respecto a la comisión parlamentaria para la reconstrucción social y económica de España que se formó durante la desescalada, Romero ha querido poner en valor el trabajo de los expertos y la sociedad civil que participaron en ella con sus propuestas. “El objetivo era alcanzar un gran acuerdo, como los Pactos de la Moncloa o el Pacto de Toledo”, ha recordado. Además, ha destacado que, por primera vez, se logró alcanzar este gran pacto en materia sanitaria para hacer frente a todos los retos del sistema, en general, y previendo la llegada de una segunda ola de coronavirus, en particular.

Falta de diagnóstico

“Todo ha quedado en un cajón”, ha manifestado la presidenta, denunciando que no se haya llevado a cabo ningún desarrollo legislativo al respecto por la “falta de liderazgo y empuje del Gobierno”.  En la misma línea, ha criticado la ausencia de un diagnóstico claro y honesto de lo que ha sucedido. “Se debería realizar una evaluación externa para asumir nuevos aprendizajes y que explique por qué España es el país europeo con más casos y profesionales infectados, pese a contar con las medidas más restrictivas”.

Romero ha recordado que “el Congreso es un buen lugar para que, de manera independiente al Ejecutivo, se analice todo esto”. Asimismo, ha incidido en la importancia de contar con este diagnóstico para establecer una estrategia epidemiológica que permita vigilar la enfermedad y valorar su impacto social y económico. “Es muy importante evaluar esta pandemia, las lecciones aprendidas nos tendrían que estar sirviendo en esta segunda ola”, y ha cuestionado “¿por qué en España nos azota más que en otros países?”.