Las Palmas de Gran Canaria incrementa en septiembre sus cifras de pernoctaciones y viajeros alojados

30, octubre

la capital grancanaria suma 34.387 viajeros alojados, un 2,96% más que en el mismo mes de 2018, y en pernoctaciones el dato se eleva hasta las 117.191, nada menos que un 9,14% más que en septiembre de 2018

El concejal de Turismo recalcó que "lo que sí es ya indiscutible es que la ciudad se ha posicionado como un destino diferente, singular y que se rige con sus propias pautas dentro de Canarias

Por mercados emisores, en septiembre, la ciudad registró un descenso del 10% de viajeros alojados británicos y del 18% de alemanes e incrementó en un 5% la cifra de huéspedes suecos, en un 25% la de belgas o en un 5% la de otros países

Las Palmas de Gran Canaria, miércoles 30 de octubre de 2019.- Las Palmas de Gran Canaria cerró el verano turístico con un incremento de sus cifras de viajeros alojados y pernoctaciones en septiembre, un mes que sin embargo registró un descenso general en la región y en la Isla.

En lo que atañe a este periodo, la capital grancanaria suma 34.387 viajeros alojados, un 2,96% más que en el mismo mes de 2018. Y en pernoctaciones el dato se eleva hasta las 117.191, nada menos que un 9,14% más que en septiembre de 2018 (y el mejor número de siempre en la ciudad en septiembre). Todo, según los datos sobre pernoctaciones y viajeros alojados elaborados por el ISTAC y monitorizados por el Observatorio Turístico del ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Por mercados emisores, en septiembre, la ciudad registró un descenso del 10% de viajeros alojados británicos y del 18% de alemanes. Pero, sin embargo, incrementó en un 5% la cifra de huéspedes suecos, en un 25% la de belgas o en un 5% la de otros países. Además, los viajeros peninsulares alojados subieron un 4% y los canarios, un 3%.

Estos números contrastan con la estadística regional de septiembre, mes en la que las pernoctaciones turísticas cayeron un 4,79% y el número de viajeros alojados un 5,14%, siempre en relación con los datos de 2018.

En el acumulado del año (cifras que incluyen desde enero a septiembre), Canarias también ha bajado en pernoctaciones (un 3,94%) y viajeros alojados (un 2,12%) en comparación con 2018. En cambio, en Las Palmas de Gran Canaria las noches de hotel y apartamento acumuladas suman 1.103.063 (con un aumento del 2,19% respecto al mismo periodo del año anterior) y el dato de viajeros alojados es de 334.946, con un aumento del 1,73%.

La tasa de ocupación también se eleva ligeramente en la ciudad (un 71,71, un 1,99% más que en 2018 a estas alturas de año) y la estancia media prácticamente se mantiene en las tres noches y media.

Cautela para un destino singular

El concejal de Turismo de Las Palmas de Gran Canaria, Pedro Quevedo, recibió con "cautela" los números emitidos por el ISTAC en septiembre, apuntando que "debemos ser conscientes de que estamos en un momento en el que quizás los augurios no sean los mejores para los meses sucesivos". Con todo, Quevedo apuntó que "sí que es positivo que la estadística nos refuerce en las líneas de promoción y defensa del destino Las Palmas de Gran Canaria que hemos adoptado en estos últimos años: tampoco podemos negar los datos, que están ahí".

El concejal de Turismo recalcó que "lo que sí es ya indiscutible es que la ciudad se ha posicionado como un destino diferente, singular y que se rige con sus propias pautas dentro de Canarias. Somos el principal destino urbano de las Islas, con un entorno y unos condicionantes propios, algo que nunca debemos olvidar a la hora de abordar el sector en la capital grancanaria".

"Por nuestra parte", concluyó Quevedo, "insistiremos en reforzar lo recogido en nuestro Plan de Marketing Turístico, trabajando día a día para potenciar nuestra singularidad como destino. Cada año intentamos mejorar, y añadir valor a la ciudad: ahí está el nuevo punto de información turística en el Puerto, la renovación del Pueblo Canario, la reapertura del Hotel Santa Catalina, que hemos impulsado desde la sociedad municipal Hotel Santa Catalina, el apoyo a eventos importantes para la ciudad, la gestión del entorno de Las Canteras o nuestro compromiso con grandes citas náuticas como la Mini - Transat o la ARC".

La ciudad, definida como el principal destino urbano en Canarias, ha acompañado en los años precedentes la pujanza del sector en la región... y mantiene ahora su vigencia en una coyuntura de descenso general de las cifras turísticas en el Archipiélago y la Isla. Así, según los datos emitidos por el Instituto Canario de Estadística, y monitorizadas por el Observatorio Turístico de la ciudad.

Las Palmas de Gran Canaria incluso ha incrementado sus números de viajeros alojados y pernoctaciones en el mes de septiembre. Esto es, en pleno cierre de la temporada baja, en el final del verano, la urbe continúa prolongando su tendencia.

La peculiaridad de Las Palmas de Gran Canaria

Por encima de las tendencias, la estadística confirma la singularidad de Las Palmas de Gran Canaria como destino urbano en Canarias. Con un aforo más reducido que los grandes centros turísticos de masas en las Islas, la ciudad acoge a un perfil heterogéneo de turista: desde el tradicional visitante que llega en pareja o en familia para disfrutar del buen clima y la oferta cultural y de ocio de la urbe hasta los contemporáneos nómadas digitales, los deportistas (con especial mención a la Náutica) o los viajeros de negocios.

La renovación de la planta hotelera en la ciudad se ha producido de manera acompasada a la llegada de este público diverso, con la aparición de hoteles boutique o pequeños hoteles con encanto, que se han sumado a los ya relevantes hoteles tradicionales y con prestigio existentes. De cualquier forma, el Área de Turismo de Las Palmas de Gran Canaria ha orientado su política de promoción exterior en los últimos años a posicionar a la ciudad como un destino urbano singular, atendiendo a las directrices establecidas en su Plan de Marketing Turístico, subrayando como atractivos para el turista la Cultura y la Historia de la urbe, su oferta de ocio o su condición de ciudad cosmopolita, abierta y joven, además de su bien clima y sus playas.