La Longines Challenge Cup se queda en casa

de deNoticias
7, octubre

El público que llenaba las gradas del Real Club de Polo de Barcelona vibró como nunca con la victoria de España en la Longines FEI Jumping Nations Cup Final-Challenge Cup, la final de consolación de la Copa de Naciones Longines. Alberto Márquez Galobardes (Ucello Masseure), Eduardo Álvarez Aznar (Rokefeller de Pleville Bois Margot), Santiago Núñez Riva (Valentino de Hus Z) y Sergio Álvarez Moya (Jet Run), con Marco Fusté como jefe de equipo fueron los héroes que lograron una victoria histórica para la hípica española. Tras haberse quedado fuera de la final de la Copa de Naciones Longines por sólo 45 centésimas de segundo, el conjunto español completó una Challenge Cup espectacular. Los cuatro puntos de Alberto Márquez Galobardes en la primera ronda fueron los únicos que sumó España, ya que Eduardo Álvarez Aznar completó un recorrido sin penalización y los doce puntos de Santiago Núñez Riva fueron descartados como el peor de los cuatro recorridos. Quedaba sólo Sergio Álvarez Moya, que salió el último consciente que con un cero otorgaba el triunfo a España. Un silencio sepulcral invadió las gradas durante el perfecto recorrido del asturiano, que explotó de júbilo al completar su actuación sin penalización. El equipo de Holanda fue segundo, con ocho puntos totales, y Brasil acabó tercero con doce. La Longines Challenge Cup se disputó coincidiendo con la segunda cena de gala del CSIO Barcelona y contó con la destacada presencia del embajador de la elegancia de Longines, Simon Baker. El actor australiano, conocido por la serie El Mentalista, fue uno de los encargados de entregar los premios a los ganadores, junto con las autoridades y máximos responsables del CSIO Barcelona.