La crioterapia, alternativa estrella para combatir el dolor crónico, apunta Cryosense

de deNoticias
23, septiembre

Los datos de quienes se someten a sesiones de crioterapia en Madrid hablan por sí solos: un alto porcentaje de aquellos que recurren a esta técnica tan revolucionaria lo hacen para intentar paliar distintos tipos de dolores crónicos. Muchos de ellos transmiten su satisfacción poco tiempo después de pasar por estas máquinas ya que, afirman, minimiza en gran medida los dolores que padecen. Esto es así gracias a la capacidad de la crioterapia de aumentar el umbral de la presión del dolor, lo que incide en una reducción o, incluso, eliminación del mismo en un periodo que va desde los tres meses hasta una duración que puede ser aún mayor. La crioterapia de cuerpo entero es efectiva también en los casos del conocido como dolor fantasma, una sensación de dolor neuropático que es muy difícil de tratar con otras técnicas. La aplicación de frío extremo es muy positiva a diferentes niveles que van desencadenados por esta intensa molestia. Como el dolor crónico es considerado una enfermedad, en respuesta a otra patología o, incluso, en ausencia de ella, en muchas ocasiones, es el origen de otros asociados como la ansiedad, el miedo, la depresión, la restricción de movimientos, el síndrome por inactividad, el insomnio o la incapacidad física y mental. La respuesta está en la crioterapia El funcionamiento de la crioterapia para acabar con el dolor crónico consiste en que las señales de molestias viajan al cerebro por la médula espinal utilizando las mismas vías por las que lo hacen las de temperatura, por lo que se genera una especie de competición por la transmisión del impulso a este órgano. En una sesión de crioterapia, como es tan brusca la caída de temperatura, se consigue que el cuerpo perciba más urgente la señal del frío que la del dolor, por lo que se palia de esta forma esta molestia que puede perseguir a los pacientes durante largas temporadas pero que, a través de esta técnica, se consigue minimizar. Cryosense es una compañía líder en servicios de crioterapia, ofreciendo las cabinas de última generación que desempeñan con gran calidad y seguridad todos sus tratamientos en busca de los beneficios de sus usuarios, tanto a nivel de salud, como deportivo, de estética y de bienestar.