Hugo Morán preside las reuniones de las comisiones de seguimiento de las actuaciones en la Bahía de Santander y de conservación de cauces en Cantabria

de deNoticias
11, octubre

• El objetivo del grupo de trabajo de la Bahía de Santander es colaborar en la gestión integral de este espacio garantizando los usos actuales y tomando en consideración las dinámicas naturales actuales y el contexto de cambio climático

• La Comisión de seguimiento de las actuaciones de conservación y restauración de cauces en Cantabria busca la coordinación de todas las administraciones implicadas

El secretario de Estado de Medio Ambiente en funciones, Hugo Morán, ha presidido hoy en Santander las dos primeras reuniones de la Comisión de seguimiento de las actuaciones de la Bahía de Santander y de la de conservación y restauración de cauces en Cantabria.

A la primera de ellas, que se ha celebrado en la sede del Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria, han asistido el delegado del Gobierno en Cantabria, Eduardo Echevarría, representantes del Gobierno cántabro, de los Ayuntamientos con territorio en la Bahía, de la Autoridad Portuaria de Santander; de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) y del Instituto de Hidráulica Ambiental.

Esta Comisión es el resultado del protocolo que se firmó el pasado 6 de mayo con el fin de establecer el marco de colaboración de las distintas instancias concernidas e interesadas por las circunstancias que afectan a la Bahía de Santander. En esta primera reunión se ha decidido el régimen de funcionamiento de la comisión, que se reunirá en sesiones ordinarias cada 6 meses y está constituida por un representante de cada una de las administraciones antes citadas, actuando como coordinador la Universidad de Cantabria.

El objetivo último de esta comisión que ahora empieza a trabajar es colaborar en la gestión integral de la Bahía de Santander para garantizar el cumplimiento de los objetivos económicos, medioambientales, sociales, culturales y recreativos de la Bahía de Santander tomando en consideración las dinámicas naturales actuales y el contexto de cambio climático.

En este sentido, el MITECO ha repasado las actuaciones realizadas en los últimos meses. Así, se han analizado las conclusiones del informe elaborado en colaboración con el CEDEX del sistema de playas Magdalena-Peligros tras la paralización de las obras de estabilización. Dicho trabajo ya fue presentado al Ayuntamiento de Santander y al Gobierno cántabro en una reunión mantenida el pasado mes de febrero.

ESTABILIZAR EL SISTEMA MAGDALENA-PELIGROS

Este informe concluyó que la única posibilidad para estabilizar el sistema de playas es evitar las pérdidas de sedimento por el oeste, para lo cual es preciso finalizar la obra proyectada, y que en caso de no finalizarse sería preciso desmantelar el espigón ya construido para evitar posibles riesgos en la zona del Balneario y el muro del Campo de Polo. En ese caso, sólo podrían mantenerse los mismos anchos de las playas de los últimos 20-30 años retomando las actuaciones de aportación de arena que se hacían dos veces al año (antes de Semana Santa y antes del verano), una opción que no es sostenible económica ni físicamente, pues la arena es un bien finito y no se recupera toda la que se pierde en el canal de acceso al puerto de Santander.

En este sentido, el secretario de Estado de Medio Ambiente en funciones ha señalado que espera que antes de fin de año haya podido adoptarse una solución definitiva para la estabilización del sistema de playas Magdalena-Peligros.

La Comisión de seguimiento del protocolo está compuesta por la Delegación del Gobierno en Cantabria; la dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar; Autoridad Portuaria de Santander; Comunidad Autónoma de Cantabria, los ayuntamientos de Santander, Camargo, El Astillero, Cudeyo, Ribamontán al Mar y la Universidad de Cantabria.

Posteriormente, Hugo Morán se ha trasladado a la sede de la Delegación del Gobierno en Cantabria donde ha presidido la constitución de la Comisión de seguimiento de las actuaciones de conservación y restauración de cauces en Cantabria, con participación de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, del Gobierno de Cantabria y de la Federación de Municipios de Cantabria. Este grupo de trabajo ha quedado constituido para solucionar, de forma coordinada, los problemas de mantenimiento, limpieza y defensa de inundaciones de los cauces de los ríos de Cantabria.

UN MILLÓN DE EUROS ANUALES PARA CONSERVACIÓN DE CAUCES

En este sentido, Morán ha recordado el compromiso de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para llevar a cabo labores de conservación y limpieza de forma permanente con una inversión prevista de al menos 1 millón de euros al año, con independencia de proyectos específicos de gran alcance que requieren actuar con un presupuesto concreto. Estas labores de conservación en los cauces de los ríos deberán en coordinación con todas las administraciones implicadas.

Durante el encuentro, se pusieron de relieve las labores de limpieza y conservación de cauces llevadas a cabo desde finales del 2018 y hasta la fecha en los ríos de Cantabria, y que supondrá actuar en más de 70 zonas –las más necesitadas—con una inversión aproximada de 1,3 millones de euros, que se completará con otros 850.000 euros hasta final de año para tres proyectos de restauración de márgenes de ríos que serán licitados próximamente. En concreto, estas actuaciones se localizan en el río Saja, en las proximidades de Renedo y Terán de Cabuérniga, en el municipio de Cabuérniga; en el río Quivierda, en el entorno de Carmona, en el municipio de Cabuérniga, y en el río Besaya, a su paso por los alrededores de San Cruz y Arena de Iguña, en los municipios de Molledo y Arenas de Iguña, respectivamente.