España valora el proyecto para la reubicación de migrantes porque supone que la política migratoria europea se rija por el principio de solidaridad

de deNoticias
9, octubre

Grande-Marlaska ha señalado que España valora el proyecto de acuerdo para la reubicación de migrantes entre países de la Unión Europea porque en él "empieza a latir los principios de solidaridad" que deben marca la política común en materia migratoria.

"Apoyamos la filosofía que late en el acuerdo. Es un proyecto piloto que va a permitir que la política europea trascurra ya por un camino más acorde con los principios inspiradores de la Unión Europea", ha señalado el ministro español antes de hacer referencia en este sentido al artículo 80 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que proclama el principio de "solidaridad y de reparto equitativo de la responsabilidad entre los Estados miembro".

Grande-Marlaska ha explicado que este proyecto de acuerdo "empieza en el Mediterráneo central pero no pierde la perspectiva de que la política migratoria tiene que ser única y de que el Mediterráneo es único".

En este sentido, ha defendido ante sus homólogos europeos que se debe "aspirar a una verdadera política común, global y estructural en materia de migración, fronteras y asilo", es decir, una política que "implique a todos los estados miembro", que se aplique "a todo el Mediterráneo y a la fachada atlántica africana" y que se proyecte "a medio y largo plazo".

El ministro del Interior en funciones ha explicado que el principio de acuerdo para la reubicación de migrantes que se ha debatido en la reunión excluye de los mecanismos de reparto a los países de primera entrada como España, Grecia, Italia, Chipre o Malta.

"Se entiende perfectamente que España no asuma reubicaciones", ha dicho Grande-Marlaska, quien ha destacado en la reunión que "España ya ha demostrado ser solidaria" a la vez que ha demostrado también ser "responsable" al encargarse de los rescates y desembarcos en la fachada atlántica africana y en el Mediterráneo occidental, del control de las fronteras de Ceuta y Melilla y del refuerzo de la cooperación con los países de origen y tránsito.

Cooperación con África

El ministro español ha dicho además que "no se debe descuidar la dimensión exterior" en el fenómeno de la inmigración, y ha destacado, como en anteriores reuniones con sus homólogos europeos, la necesidad y buenos resultados de promover la cooperación con los países de origen y tránsito. Ha señalado en este sentido el ejemplo de España a la hora de trabajar en favor de la cooperación con países como Marruecos, Argelia, Mauritania o Senegal.

"Debemos invertir más en este ámbito y coordinarnos mejor y de manera más positiva con los países de origen y tránsito", ha indicado Grande-Marlaska.

En la reunión del Consejo de Ministros y Asuntos de Interior de la Unión Europea también se han abordado otros asuntos como la seguridad y estabilidad en la zona de El Sahel o la mejora en la lucha contra el abuso y explotación sexual infantil, un ámbito en el que Grande-Marlaska ha hecho hincapié en la necesidad de "dar prioridad internacional a la búsqueda de los productores de los materiales, debido a la gravedad de sus delitos y al daño que pueden causar".

Los ministros europeos también han debatido sobre las nuevas tecnologías y su impacto en la seguridad interior. El ministro del Interior en funciones ha reclamado en este sentido "un enfoque coordinado entre los países de la Unión Europea" y ha señalado que España apoya la creación de un laboratorio de innovación en el seno de Europol "para posicionar a la agencia como centro de vanguardia e innovación en materia de seguridad" en relación con los retos y desafíos que plantean las nuevas tecnologías en este ámbito.