Emprender: cómo afrontar la crisis económica del 2020 con una franquicia

8, octubre

Dentro de la crisis económica y sanitaria que azota este 2020, muchos son los que se deciden a emprender. Dentro del sector moda, la franquicia Low cost Atico30 se postula como una de las mejores opciones de negocio en las que invertir y con mayor garantía de éxito

Se viven tiempos de incertidumbre, de crisis económica, además de sanitaria, y de no saber hacia dónde se dirige todo.

Una de las consecuencias más directas de la pandemia a nivel mundial provocada por el Covid-19 se ha visto reflejada en el sector empleo, que se ha visto fuertemente afectado. Las empresas privadas no pueden sostener a toda su plantilla de trabajadores, y los que no están siendo afectados por un ERTE están siendo despedidos. Aunque para la mayoría de la población, vivir una crisis económica no es algo desconocido, ya que aún no se había recuperado de la crisis anterior, en el 2008, el desconocimiento de lo que sucederá, está afectando de manera muy negativa.

El resultado de ello es que la búsqueda de empleo se torna complicada, y surgen iniciativas diferentes que llevan dudas asociadas: ¿Emprender o no emprender? ¿Es buena idea invertir en plena crisis económica? ¿Qué negocio es el adecuado? ¿Las franquicias de moda son una salida?

La respuesta es sí, con matices. Es necesario valorar los diferentes sectores e introducirse en un campo que tenga salida fija.

Uno de los factores que destacan a la hora de animarse a invertir en este 2020, son los precios de los alquileres de los locales. La pandemia ha forzado a la mayoría de arrendatarios a bajar los alquileres por primera vez en años después de la crisis económica del ladrillo. Echando un vistazo a los portales inmobiliarios se puede comprobar que la bajada de los precios ha sido muy pronunciada, y es que, al estar el comercio parado durante los 3 meses de la cuarentena, los propietarios de locales comerciales los han ido acumulando sin darles ninguna salida. ¿Qué significa esto? Que en estos momentos alquilar o comprar un local para destinarlo a abrir un negocio propio será mucho más económico de lo que lo sería hace unos meses, o de lo que será en el momento en que se comience a abandonar la incertidumbre de la situación que atraviesa el país.

Otros de los términos a valorar son los sectores que se están viendo fortalecidos en esta crisis económica. Sin duda alguna, el sector de la moda es una decisión acertada y una de las mejores opciones low-cost para emprender en este 2020, y es que la fuerte demanda de este género tiene que ser abastecida. La sociedad es consumista por naturaleza y añadido al uso masivo de internet y las RRSS, los influencers y bloggers están haciendo de la moda uno de los mercados que más dinero factura en todo el mundo. Además, el segmento denominado “Low-cost” se está haciendo cada vez más fuerte, y muchos emprendedores están apostando fuerte por él. Por todo ello, la primera opción con inversiones low cost y mayor garantía de éxito es el mundo de la moda.

Lo siguiente a valorar es el modelo de negocio que elegir: ¿Emprender bajo franquicia o montar una tienda independiente?

Tratándose de negocios contrastados, con una marca conocida que ya lo avala, las franquicias de moda 2020 apenas se están viendo afectadas por la crisis económica sufrida a consecuencia del Covid-19, al contrario, se están reforzando aún más. El pequeño comercio está obteniendo muy buenos resultados, y es que ahora mismo la movilidad hacia las grandes superficies se está reduciendo al máximo.

La facturación de las franquicias de moda sigue siendo bastante elevada hasta el momento, y muchos emprendedores están decidiendo invertir en negocios interesantes y llamativos, dentro de este mercado.

Para mostrar un ejemplo, en el caso de la cadena de franquicias de moda Atico30, esta está obteniendo una gran repercusión entre las personas que desean buscar una salida económica a su situación actual, invirtiendo en un negocio destacado y con altas perspectivas de futuro.

Varios son los motivos por los que este sector sigue creciendo en plena crisis del 2020 y, en concreto, la franquicia Atico30 lo hace a pasos agigantados, contando con varias aperturas pendientes para antes de fin de año de la mano de emprendedores que han apostado por ellos:

- Es un modelo de negocio más seguro. Por supuesto, esto no quiere decir que la garantía de éxito sea del 100%, pero las probabilidades de que un negocio Atico30 funcione son mucho más elevadas.

- La franquicia de moda Atico30 se encarga de todo lo necesario para la puesta en marcha de la tienda.

- La exclusividad territorial. Gracias a ello, se tiene la certeza de que la marca no abrirá en ningún momento otra tienda de su marca cerca, que pueda hacer competencia.

- El “Know-how” o “saber hacer”, la parte más importante de una franquicia. Muestra las técnicas, formas de trabajar y estrategias específicas y de gran utilidad para la profesión que la mayoría de trabajadores por cuenta propia desconocen. Atico30, además, explica el porqué de cada metodología, pues si se definen de cierta manera es porque, después de haber hecho sus estudios pertinentes, es esa la manera en la que la franquicia ha comprobado que mejor funciona.

- Precios. Otro punto que es especialmente interesante. Cada euro cuenta cuando se habla de ventas. Con Atico30 se puede tener la certeza de comprar a precios más económicos gracias a sus volúmenes de compra, aspecto a tener en cuenta mucho más cuando el país se encuentra en esta crisis económica.

- La imagen. No solo una fachada bonita o un interior atractivo. La imagen que tiene la marca Atico30 ofrece una mejor imagen tanto en el sentido literal, como de cara a necesitar financiación.

- Redes sociales. Hoy en día el mayor escaparate de cualquier negocio: la vía de entrada del cliente que no pasa directamente por delante de la tienda. La franquicia Atico30 ya dispone de una imagen en redes de la que el franquiciado puede aprovecharse para ayudar a hacer crecer su negocio, una vez ha decidido emprender.

- El apoyo de la marca. La central de Atico30 es la primera interesada en que todas las tiendas de su red funcionen correctamente, por lo que estarán pendientes de que las tiendas facturen y se ocuparán de solventar cualquier problema que pudiera surgir.

Como conclusiones, destacar que, esta crisis económica, ésta no afecta a todos los sectores por igual y las franquicias siguen trabajando a pleno rendimiento. Atico30 se postula desde hace tiempo como una de las mejores soluciones a la incertidumbre laboral, ya que, con una pequeña inversión, da posibilidades de crecer económicamente y hacerlo con ayuda. En su página web explican con detalle todo lo necesario para dar el paso y el procedimiento a seguir para comenzar el camino hacia el éxito.