Cryosense considera que el control de temperaturas será clave para una vuelta segura a las oficinas

24, septiembre

Para lograr una vuelta al trabajo segura, Cryosense considera fundamental que se impongan medidas de control sanitarias realmente eficaces, como es el caso del control de temperaturas a través de su Cov Cam

Muchas empresas, especialmente las más grandes, han vuelto a poner en marcha sus oficinas para acabar con la etapa de teletrabajo tan necesaria para contener la pandemia de coronavirus, recibiendo a sus trabajadores en sus instalaciones para retomar el día a día en sus instalaciones.

La denominada nueva normalidad marcará un antes y un después en los puestos de trabajo, con numerosas medidas de restricción para controlar la pandemia que está afectando a todo el planeta, entre las que se encuentra la nueva apuesta de Cryosense, su Cov Cam, con la que se muestra en tiempo real la temperatura corporal de aquellas personas que se sitúan frente a ella.

Como la fiebre es uno de los síntomas más comunes en las personas que padecen COVID-19, la detección de estos niveles es muy importante, ya que de esta forma se puede limitar el acceso a un mismo recinto de un empleado que podría comprometer la salud de sus compañeros y ser el origen de un nuevo rebrote,

En qué consiste la Cov Cam Esta herramienta cuenta con componentes que propician los resultados a los que deben atender los responsables de la empresa.

El mecanismo de detección térmica que incorpora su cámara termográfica es el que mide la temperatura corporal de los sujetos y transmite esa información a la pantalla gráfica inteligente para que la muestre instantáneamente.

No está indicado sólo para oficinas Las oficinas no son los únicos entornos que recurren a este dispositivo tan valorado en estos tiempos, ya que numerosos establecimientos dedicados a diferentes sectores han apostado ya por él con grandes resultados de afluencia, gracias a la seguridad que transmite a sus clientes, como es el caso de bares, restaurantes, farmacias, tiendas, centros comerciales, etc.

Así, se trata de un instrumento de marketing más para la atracción y fidelización de clientes, por lo que cada mes que transcurre desde el inicio de la pandemia marca un nuevo récord de ventas, constatando la gran utilidad que tiene para todo tipo de instalaciones, en busca de garantizar un entorno totalmente seguro.

Cryosense, de esta forma, apuesta por un nuevo producto después de arrasar en el sector de las cabinas de criosauna y aplica todos sus conocimientos tecnológicos en la búsqueda de un dispositivo que aporte su granito de arena para controlar esta alerta sanitaria.