El nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos exige a las empresas la destrucción de documentación

22, septiembre

BYFILE, empresa especializada en destrucción certificada de documentación, rebaja sus condiciones de inversión inicial para abrir una delegación

Existe un gran número de empresas y organismos públicos, que en su actividad diaria trabajan o generan un gran número de documentos que el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos califica como sensible. Esta documentación sensible son escritos tan habituales como presupuestos enviados a clientes, currículum de trabajadores, nóminas, documentos fiscales, emailings escritos con información sobre salud, créditos, situaciones personales y un largo etcétera que obliga a la mayoría de las empresas grandes y pequeñas del país a tratar el tema con un cierto cuidado puesto que las sanciones no son pequeñas.

Hasta hace poco, muchas empresas recurrían a la destrucción a través de medios propios y en muchos casos rudimentarios, que han provocado situaciones comprometidas para dichas empresas con el consiguiente prejuicio de imagen y confianza.

Poco a poco en España, se ha tomado conciencia de esta situación y esta labor se deriva a empresas dedicadas a la destrucción de documentación acorde con la legislación vigente y que evita riesgos innecesarios a las empresas, profesionales y organismos públicos.

BYEFILE, empresa dedicada a la destrucción certificada de documentación, lleva más de 10 años dedicada a esta labor y cuenta con más de 4.000 clientes grandes y pequeños que confían este proceso de destrucción a BYEFILE, ahorrándoles espacio, tiempo, dinero y posibles problemas de sanciones administrativas.

BYEFILE quiere extender su Red de Delegaciones a lo largo de toda España, haciendo una selección de personas y/o empresas para que, de manera conjunta, puedan extender su red comercial y de servicios a todas las ciudades españolas.

Para dar mayor confianza, BYEFILE creará una sociedad conjunta con cada delegación para involucrarse de manera directa y escrupulosa con los procesos llevados a cabo en esta delegación, asegurando un servicio de primera línea y por tanto, una fidelización de los clientes que permitirá el éxito empresarial de todas y cada una de las delegaciones de BYEFILE.

La inversión inicial total es de 7.500€ + IVA, de los cuales 30.000 € serán destinados a constituir el capital social de cada nueva delegación.