25 Aniversario de Los Reyes de León

de Francisco Fernández
21, mayo

Bodegas Gordonzello nace de la intención de los habitantes del pueblo de Gordoncillo de recuperar un viñedo que en sus años de esplendor llegó a tener más de 1.000 hectáreas y que en aquellos momentos no contaba con más de una docena de parcelas cultivadas para uso doméstico. El 22 de abril de 1995 se da forma a esa idea y, con la aportación 550 fincas de los vecinos del pueblo, se concentran 305 hectáreas de terreno y se decide por votación que el propietario de toda esa tierra sea Gordonzello, dándole a cada vecino participaciones de la empresa a cambio de su terreno. También en esa votación se decide darle a la empresa el nombre medieval de Gordoncillo. En 1996 se planta la primera vid y se comienzan los trabajos del campo, que en aquel momento eran realizados mayoritariamente por mujeres. Tres años después nacía el primer vino de la empresa al que se denominó Inicio y fue un Prieto Picudo Rosado del que se elaboraron 20.000 botellas. En el año 2002 se coloca la primera piedra de la construcción de la actual bodega y así poder elaborar sus vinos en sus propias instalaciones y con el ánimo de crecer tanto en cantidad como en calidad. En 2007 los vinos contaron ya con la calificación de “Denominación de Origen Tierra de León” (actualmente “D.O. León”). A día de hoy Bodegas Gordonzello está terminando su última y más ambiciosa ampliación donde apuesta por las instalaciones y tecnología más modernas, incluyendo un mirador con vistas al Museo de las Variedades, al viñedo y al pueblo de Gordoncillo. Se cumple así, 25 años después, un sueño de unos vecinos que apostaron por la tierra y su pasión por ella para convertirse en un referente vitivinícola de la región.